19.7 C
Zacatecas
viernes, 20 mayo, 2022
spot_img

Un año, una noche, y la noche de Bataclan, por Isaki Lacuesta

BERLINALE 2022/ EDICIÓN 72

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS BELMONTE GREY/ ENVIADO ESPECIAL •

Una de las películas más esperadas de la Competencia de La Berlinale 2022 fue la franco-española Un año, una noche, dirigida por el catalán Isaki Lacuesta.

- Publicidad -

Una historia adaptada del libro de Ramón González, que cuenta su dramática experiencia de los ataques al Bataclan la noche del 13 de noviembre de 2015.

Esta es la primera película que se atreve, en gran formato, a abordar el delicado tema del terrorismo de esa noche, no sólo por lo traumático de la noche sino por lo complicado de acercarse a los relatos de memoria que pueden ser muy sesgados, muy heroicos o muy distantes.

En este caso, Lacuesta, quien no está acostumbrado a trabajar textos que no sean de su autoría y no muy habituado tampoco a los guiones, dijo: “quedé enganchado cuando Ramón me presentó el texto, quise hacerlo…. Aunque tenía ciertas incomodidades porque no sabía si en Francia lo verían como muy intrusivo, que un español viniera a filmar un asunto francés”. Pero hasta el momento la crítica ha sido buena.

El director catalán, Isaki Lacuesta FOTOS: CARLOS BELMONTE GREY

La cinta está estelarizada por Nahuel Pérez Biscayart y Noémie Merlant. El primero vuelve a hacer gala de sus habilidades de actor y de poliglota sin acentos “los idiomas los tengo gracias a mucho trabajo. Aprendí inglés a los 20 años, me gustó y luego seguí con el francés. Mucho trabajo. Además, me he dado cuenta que cuanto actúo en otra lengua que no sea el español (él es argentino y de una sola lengua materna) es más fácil tener las sensaciones del personaje, porque en mi idioma no tengo que estudiar los tiempos, sino que solo lo hago. Mientras que en otro idioma tengo que trabajar todo para entenderlo también. Al final, un idioma te das cuenta que es una gimnasia, es un músculo a ejercitar”, comentó cómodamente sentado en una suite del hotel Hyatt del festival.

Noémie, por su parte, cambió de registro de personajes, hace dos años con Jumbo le hacía el amor a un juego mecánico, y hace tres años en Portrait de la jeune fille en feu era ella una pintora que se enamoraba de su musa, “me gustó cambiar de registro. Y es verdad, en esa película de pintura se establecía una relación horizontal de amor, de pasión y de deseo. No tenía que haber una situación de poder”, comentó sentada al lado de Nahuel al preguntarle sobre el análisis que hizo la directora Nina Menkes en su filme presentado también en La Berlinale 2022 Brainwashed: Sex-Camera-Power (que comentaremos más adelante), donde se considera que esa cinta es la obra contemporánea que ofrece una mirada de sujeto-sujeto y no objeto-sujeto sobre la mujer, por tanto no hay objetización.

La cinta de Lacuesta es la adaptación de cómo vivieron algunas personas después de los asesinatos. El testimonio de González y su pareja francesa, dan muestra de cómo la memoria puede dar vuelcos y lagunas a los acontecimientos, y de cómo culturalmente recibimos de forma diferente esas situaciones.

Uno de los detalles de la filmación fue la cuestión de qué tan explicita debería ser la violencia de los asesinatos y qué tanto acercarse a los lugares reales: para lo primero Lacuesta confesó que en un principio él no quería mostrar nada de violencia, sino que todo fuera sobrentendido, pero eso sería traicionar la obra original y por tanto había que pasar por ahí. Sin embargo, para lo segundo, decidieron no filmar en la sala del Bataclan, sino en buscar una fachada entre los bares parisinos que fuera muy similar y luego buscar una sala de interior en Barcelona, también muy parecida.

Definitivamente los temas de violencia y matanzas en algunos lugares son en acontecimiento, en otros ya es cosa de todos los días.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias