11.8 C
Zacatecas
sábado, 13 julio, 2024
spot_img

Ayotzinapa, aún en la terca memoria

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LUCÍA MEDINA SUÁREZ DEL REAL •

A casi veinte días del asesinato de seis personas entre ellos tres normalistas, y la desaparición de otros 43, la apuesta por la desmemoria va perdiendo. En el sentir popular, en las páginas de opinión, en los titulares y en las charlas de café, sigue siendo el tema más comentado.

- Publicidad -

Ciertamente han salido otros asuntos a la palestra, pero casi inevitablemente desembocan o se relacionan de alguna manera con lo ocurrido en Iguala. Así, Tlatlaya por ejemplo, y las presumibles ejecuciones que ahí se vivieron explican al mundo por qué los mexicanos con frecuencia nos cuidamos tanto de quiénes supuestamente nos cuidan.

La participación de nuestro país en los cascos azules ha pasado a segundo plano, porque Ayotzinapa confirma las críticas de quienes decían que no podíamos ser candil de la calle y oscuridad de la casa.

La inacción de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a cargo de Raúl Plascencia lo sucedido en Guerrero, como en otros asuntos más, vigoriza la recolección de firmas de varios activistas y personalidades para impedir su reelección.

Gracias al tema Ayotzinapa podría por fin, hacerse justicia a Arturo Hernández Cardona, activista del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que según su compañero fue torturado y asesinado por José Luis Abarca, hecho que su momento denunció René Bejarano.

Y por si quedara la impresión de que esta tragedia es un caso aislado, otros hechos recientes dan contexto a lo ocurrido en Guerrero. Por un lado, los cadáveres que parecen haberse descubierto en el Estado de México luego de drenar las aguas negras de un canal, por otro la detención y el “paseo” de veinte estudiantes de Monterrey, Nuevo León, que colocaban mantas contra el gobernador de su entidad. Así como la persecución de diez estudiantes del Tec de Monterrey a manos de la policía ministerial de Guerrero cuando regresaban de un fin de semana en Acapulco, lo que resultó en un joven alemán herido.

En el plano internacional, el mensaje enviado con la creación de la gendarmería nacional y la política de mando único se ha desdibujado ante la tragedia, y producto de ello, Estados Unidos emite una nueva alerta para viajar a México en la que incluye a Guerrero.

Del “Saving México” en revistas extranjeras, Enrique Peña Nieto pasó a los análisis políticos donde se advierte el desmoronamiento de su imagen internacional. Del gran reformador como quiso mostrarse, pasó a ser o bien el presidente de un estado represor, o bien un mandatario incapaz de aclarar en casi un mes la desaparición de varias docenas de estudiantes, y de detener a los responsables, más allá de los 22 policías que muy probablemente seguían instrucciones.

A ello habría que sumar la condena de los hechos de parte de la Organización de Estados Americanos, los llamados del Parlamento Europeo a suspender acuerdos con México, la atención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y el jalón de orejas de Human Rights Watch, y Amnistía Internacional.

Luis Videgaray, por su parte tuvo que admitir que están en riesgo las inversiones extranjeras a partir de que México es el protagonista de las más aterradora noticias internacionales.

Pero si el tema no ha muerto, como probablemente confiaron que sucedería, es en gran medida porque la indignación no lo ha hecho. La semana pasada se tuvo noticia de protestas y manifestaciones en 60 ciudades de México y en más de veinte países del mundo por estos hechos, en ellas participaron personajes de la talla de Daniel Jiménez Cacho, Rubén Albarrán, Adolfo Gilly, e incluso el escritor Umberto Eco.

Los grupos de autodefensas del estado de Guerrero se han unido a la búsqueda de los estudiantes con sus propios medios, resultando cuando menos la aparición de otras cuatro fosas, la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) tomaron tres radiodifusoras para comunicar la situación, exigir la aprehensión de José Luis Abarca y la renuncia de Ángel Aguirre, y la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero impidió el paso a instituciones bancarias y oficinas gubernamentales en Chilpancingo. A ello se suma protestas de estudiantes universitarios de Aguascalientes, de la Escuela Nacional de Antropología, y del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM)

Se espera para hoy, paros en algunas escuelas de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Pedagógica Nacional, en la Autónoma Metropolitana, la de la Ciudad de México, y aquí, en algunas unidades académicas de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

A casi tres semanas la apuesta por la desmemoria va perdiendo, y esperamos así siga. Las autoridades hasta anoche informaban que al menos en las primeras fosas donde se encontraron 28 muertos no estaban los normalistas. Las preguntas continúan y se incrementan, ¿dónde están los 43 estudiantes? Más, ¿quiénes son esos 28 asesinados? ¿Hijos de quién? ¿Padres de quién? ¿Hasta cuándo la justicia? ■

- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -