13.8 C
Zacatecas
miércoles, 5 octubre, 2022
spot_img

Crimes of the future, de David Cronenberg

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 538 / Cine

- Publicidad -

El nuevo filme del extravagante cineasta David Cronenberg se siente como la suma de todos los elementos que vuelven tan singular a su obra. Crimes of the future (2022) es una película que reúne y resignifica las temáticas que han obsesionado al maestro del body horror, con el control de los cuerpos, nuevos y viejos, como dilema central. 

La cinta toma lugar en un futuro distópico donde la especie humana, como resultado de un medio ambiente cada vez más industrializado, ha comenzado a mutar y a generar nuevos órganos internos. Saul Tenser (Viggo Mortensen) es un artista conceptual que genera nuevos y extraños órganos, los cuales remueve ante un público a manera de performance quirúrgica, con ayuda de su compañera Caprice (Léa Seydoux). 

A dichas exhibiciones asiste una extraña joven llamada Timlin (Kristen Stewart), quien trabaja en un departamento del gobierno dedicado a analizar y registrar esos nuevos órganos, y que está obsesionada con el trabajo de Tenser. A su vez, el peculiar protagonista es contactado por un grupo de personas lideradas por Lang (Scott Speedman), quienes han desarrollado un nuevo sistema digestivo y que buscan obtener notoriedad con la ayuda del artista.

Cronenberg crea una narrativa repleta de alegorías donde aborda a la cirugía como el nuevo sexo, la ecología en contra posición con la polución humana. Además, reflexiona sobre una cultura que transforma el dolor en espectáculo y en una sociedad que se adapta a los cambios del medio donde se desarrolla, entre muchos otros temas. 

El director subvierte las reglas del género de horror y fantasía en su formato más tradicional, y apuesta por un tono más enigmático con claras conexiones al cine neo-noir, a medio camino entre el género de ciencia ficción, un misterio de detectives y un relato sobre conspiraciones. 

La cinta se logra percibir como una reflexión metafílmica de la propia obra de Cronenberg, ligada de manera inevitable a sus películas más emblemáticas como Crash (1996), The fly (1986), Naked lunch (1992) y Videodrome (1983), por mencionar algunas. 

Uno de los temas principales en el cine del realizador canadiense ha sido las modificaciones al cuerpo en función de los tiempos y hábitos que hay dentro de una sociedad. En ese sentido, el filme bien se puede interpretar como una representación hiperbolizada del mundo actual, en una época donde las personas buscan nuevos medios para decidir sobre sus propios cuerpos y donde las instituciones con creencias anticuadas desean controlarlos a como dé lugar.

Crimes of the future es una de las películas más autoconscientes, reflexivas y urgentes del director. Se trata de una obra inteligente, estimulante y llena de significados que serán develados en más de una revisión. Una vez más, el legendario David Cronenberg vuelve a examinar los mismos órganos de siempre, pero que en esta ocasión dejan ver un universo nuevo en su interior.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/lagualdra538

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias