19.8 C
Zacatecas
lunes, 8 agosto, 2022
spot_img

LEA, guerra sucia y represión

■ Comentarios Libres

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

Con 100 años de edad, falleció el sábado 9 del presente mes, Luis Echeverría Álvarez (LEA), Presidente de México de 1970 a 1976. Durante su gobierno nuestro país sufrió represión y la guerra sucia. Egresado como licenciado en derecho por la Escuela de Jurisprudencia, se inició en la política como secretario de Rodolfo Sánchez Taboada, presidente del PRI en 1946. Posteriormente, en diciembre de 1958, fue nombrado Sub Secretario de Gobernación y, de 1963 a 1969, ocupó el cargo de Secretario de Gobernación, siendo ya Presidente Gustavo Díaz Ordaz. Ocupó otros cargos, algunos: en la Marina; Oficial Mayor de la Secretaría de Educación Pública y Oficial mayor del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI.
Haciendo abstracción de lo que realizó en beneficio del país, como el hecho de crear el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT), centraré mis comentarios en lo que realmente caracterizó a su gobierno.
Tres acontecimientos marcaron el sexenio: represión en contra de los guerrilleros de la “Liga 23 de Septiembre”; así como en contra de los movimientos estudiantes y juveniles opositores, que desencadenaron particularmente en la matanza de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco la noche del 2 de octubre de 1968 y finalmente lo que se conoce como el Halconazo, del 10 de junio de 1971, el Jueves de Corpus.
Aunque en 1968 todavía no ocupaba la presidencia, siendo Secretario de Gobernación, fraguó, junto con Díaz Ordaz la masacre del 2 de octubre, así como la desaparición forzada de personas y disidentes en el contexto de la guerra sucia en México.
El movimiento estudiantil que desencadenó en esos trágicos sucesos tuvo su inicio en el mes de julio a raíz de un pleito entre jóvenes estudiantes de la vocacional y de la preparatoria; evolucionó el problema por varios días y dio lugar a la entrada del ejército a aulas de la UNAM, en busca de estudiantes. La noche del 30 de julio de 1968, cuando el movimiento iniciaba, en una conferencia de prensa, siendo Secretario de Gobernación, Luis Echeverría Álvarez intentó deslindar al presidente Gustavo Díaz Ordaz de su responsabilidad, por la intervención del ejército, reprimiendo a los estudiantes y derribando con un proyectil de bazuca la puerta de una preparatoria. En aquella conferencia de prensa Echeverría dijo haber solicitado él mismo, junto con el Jefe del Departamento del Distrito Federal, la intervención del ejército, facultad que estaba reservada para el titular del Ejecutivo, de modo que LEA declaró haber cometido un acto ilegal. La ilegalidad del hecho y el carácter político de la represión, ejercidos por el régimen, fueron señalados en ese momento por el periodista Edmundo Jardón.
A partir de 1970, cuando ya asumió el cargo de Presidente de la República, intentó deslindarse de su responsabilidad en la masacre de Tlatelolco mediante un discurso de apertura hacia los jóvenes estudiantes, principalmente, con los de la UNAM. Durante 1968 y 1971, el presupuesto de la UNAM aumentó considerablemente.
Tratando de congraciarse todavía más con los jóvenes, como ocurrió el 2 de octubre de 1968, en los acontecimientos del 10 de junio de 1971 fueron empleados como burócratas una gran cantidad de egresados universitarios de la UNAM, inclusive un líder del 68 llamado Francisco Javier Alejo como director del Fondo de Cultura Económica.
La represión del Jueves de Corpus tuvo lugar porque una manifestación de estudiantes en la Ciudad de México, en apoyo de los estudiantes de Monterrey, fueron reprimidos por un grupo paramilitar, al servicio del Estado llamado “Halcones”. El presidente ordenó la represión a la misma, aunque públicamente después se deslindó y pidió la renuncia del entonces Jefe del Departamento del Distrito Federal, Alfonso Martínez Domínguez. Estos hechos se conocieron como El Halconazo.
Desde 1972 hasta 1976, ordenó distintos sabotajes al periódico Excélsior, el cual estaba dirigido por Julio Scherer García, y realizaba una labor crítica en contra de su gobierno. LEA ordenó una estrategia para censurar la libertad de expresión, logrando con la crisis de 1976, la salida de Scherer y su equipo.
Realizó la llamada guerra sucia, durante la cual una gran cantidad de personas fueron torturadas y desaparecidas. Durante su gobierno también fueron asesinados los guerrilleros Genaro Vázquez y Lucio Cabañas.
En pleno apogeo de su sexenio, se desató una ola de secuestros y asaltos a bancos por grupos guerrilleros de izquierda. El caso más famoso fue el de Eugenio Garza Sada, así como el secuestro de uno de sus secretarios y el de su suegro, José Guadalupe Zuno. Para 1975, la situación guerrillera había sido neutralizada y se creó un ambiente favorable para una amnistía, para los encarcelados bajo su sucesor.
Sobre la política exterior desarrollada bajo su gobierno: realizó viajes a países de Europa, Asia, Oceanía, África y América Latina. Su gobierno fue muy cercano a los regímenes socialistas de Chile y Cuba. Dio asilo a Hortensia Bussi, esposa del Presidente Chileno Salvador Allende, cuando éste murió el 11 de septiembre de 1973, después de ser derrocado por el golpe de Estado de Augusto Pinochet.
Dio asilo a exiliados de las dictaduras militares.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias