18.6 C
Zacatecas
viernes, 27 mayo, 2022
spot_img

A propósito del amor

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 514

- Publicidad -

San Valentín fue un sacerdote italiano nacido en el año 175; fue ejecutado cuando estaba a punto de cumplir 100 años un 14 de febrero, justo a mediados del invierno, en Roma. Con el paso de los años, la conmemoración de la fecha de su fallecimiento se convirtió, por distintas razones, en el día en el que se celebra el amor.

La tradición de celebrar a San Valentín ha ido adoptando distintas peculiaridades dependiendo de la región. En México se “celebra el amor” este día con flores, chocolates, y muchos “te quiero”; antes también se acostumbraban las serenatas, ya no tanto. En Zacatecas, de unos años para acá, comenzaron a realizarse bodas colectivas este día, en grupos bastante nutridos se reúnen para decir “Sí, acepto”, parejas ilusionadas que llegan a los recintos designados por los Ayuntamientos para firmar el respectivo contrato matrimonial de carácter civil. Llegan, firman y se van… a la fiesta por el casorio algunos, al peso de la cotidianidad los demás (pero ya matrimoniados); luego, el tiempo dirá si la firma en el papel coincide con la permanencia del amor o no, pero esa es ya otra historia.

Como la celebración del Día del Amor y la Amistad (porque ya luego le agregaron este último término) coincide con el lunes este año, y los lunes sale La Gualdra, quisimos compartir con ustedes en la portada de esta edición una obra del artista zacatecano Juan Manuel de la Rosa (1945-2021), se trata de Montaña de tierra roja, una pieza trabajada con grana cochinilla y temple de metilcelulosa sobre papel hecha en 2017 y exhibida en el Museo Francisco Goitia dos años antes de su muerte. 

Recuerdo ahora cuando al hacer el recorrido por su exposición Diáspora personal, nos decía que esa pieza le recordaba a Sierra Hermosa, un lugar en el semidesierto zacatecano en donde había dejado, además de su ombligo enterrado, su máximo legado de amor: un proyecto cultural comunitario para beneficio y goce de sus habitantes. El amor por la tierra suele ser más duradero que otros tipos de cariño… a la tierra se le quiere pese a las dificultades, las sequías, la pobreza, las carencias, porque siempre, aun en el más desolado paisaje, coexisten vida y belleza. Y si hay vida y belleza entonces habrá poesía, aunque duela.

Tomás Méndez, compositor fresnillense, decía que “Cuando el hombre es romántico y contempla el paisaje y a la vez el cielo azul, siente nostalgia por su patria chica y empieza a hacer versos; y cuando menos lo espera tienen música”, a esto atribuía el origen de todas sus canciones, a ese constante recuerdo de los colores del cielo de su tierra que siempre estuvo presente, aunque él estuviera lejos de ella. Las letras de Tomás Méndez también son un tributo al amor, sobre todo al que duele; casi todas sus canciones son de una melancolía constante, “Uno que es provinciano tiene el carácter triste…», decía también. Yo no sé si todos quienes vivimos en provincia tenemos el carácter triste, pero sí sé que acá, en Zacatecas, cuando oímos “Cucurrucucú, paloma, cucurrucucú, no llores… las piedras jamás, paloma, ¿qué van a saber de amores?”, solemos cantarla con emoción.

Para concluir este comentario editorial comparto con ustedes un texto de Jaime Sabines que me gusta mucho. A propósito del amor:

 

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana?

No es mucho, ni es poco, es bastante.

En una semana se puede reunir todas las palabras de amor

que se han pronunciado sobre la tierra 

y se les puede prender fuego.

Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado.

Y también el silencio. Porque las mejores palabras de amor

están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral

y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero

cuando digo: “qué calor hace”, “dame agua”,

“¿sabes manejar?”, “se hizo de noche”.

Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías,

te he dicho “ya es tarde”, y tú sabías que decía “te quiero”).

Que viva el amor. Y que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-514

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias