9.7 C
Zacatecas
lunes, 30 enero, 2023
spot_img

Depresión, factor importante en las tasas de mortalidad

■ Impacta a personas de todas las edades, sin embargo, son los adolescentes y adultos mayores los grupos más afectados, según la Secretaría de Salud federal

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

Este 13 de enero se conmemoró el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión, un trastorno que, según la Secretaría de Salud federal, incide significativamente en las tasas de mortalidad a nivel mundial e impacta a personas de todas las edades, sin embargo, son los adolescentes y personas adultas mayores los grupos más afectados.

- Publicidad -

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es un trastorno mental que afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, es por ello que el objetivo de la conmemoración cada 13 de enero es la de sensibilizar, orientar y prevenir a la población sobre esta enfermedad.

A pesar de que no se conocen las causas exactas que provocan la depresión, existen diversos factores que contribuyen a la aparición de este trastorno, siendo la interacción entre factores sociales, psicológicos y biológicos los principales causantes de esta enfermedad, además de los genes que se heredan de los padres y que influenciados por las experiencias que se tienen en la vida, pueden predisponer a padecerla. 

Entre los principales rasgos que caracterizan a la depresión, de acuerdo con los expertos en salud mental, destacan la tristeza permanente, pérdida de interés o placer en las actividades de la vida cotidiana, aislamiento, trastornos del sueño y del apetito, falta de concentración y sensación de cansancio. Sin embargo, es necesario la intervención médica especializada para un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado.

Asimismo, se ha detectado que existen diversos tipos de depresión, los cuales se diferencian por su duración, evolución y nivel de impacto en el desempeño de actividades rutinarias y relaciones interpersonales, desde el punto de vista emocional, conductual, cognitivo y somático. En ese sentido, de acuerdo con la OMS, los tipos de trastornos más frecuentes son el Trastorno Depresivo Grave o Mayor; el Trastorno Depresivo Persistente; la Depresión Postparto; el Trastorno Efectivo Estacional; la Depresión Psicótica; y la Enfermedad Maniaca Depresiva o Trastorno Bipolar. 

El Trastorno Depresivo Grave o trastorno depresivo mayor es considerado como el más grave, ya que es prolongado en el tiempo y con posibilidad de episodios repetitivos. Afecta las actividades diarias como comer, dormir, así como la concentración y se requiere de tratamiento farmacológico y terapia psicológica.

En tanto, el Trastorno Depresivo Persistente, según la OMS, es un tipo de depresión moderada y con síntomas claramente identificables como la pérdida de interés en las actividades normales, cambios en el sueño, baja autoestima, desesperanza, inapetencia, falta de energía y de concentración. El tratamiento parta este trastorno incluye el uso de medicamentos y la terapia conversacional. 

Por su parte la Depresión Postparto se diagnostica en el primer mes siguiente al nacimiento o alumbramiento. Los principales síntomas son insomnio, irritabilidad, desapego con el bebé, pérdida de apetito. El tratamiento se basa en terapia, antidepresivos y terapia hormonal, mientras que el Trastorno Afectivo Estacional se produce generalmente durante la estación invernal, coincidiendo con la reducción de horas de sol; y como síntomas característicos tiene la desesperanza y retraimiento social.

La Depresión Psicótica, según la OMS, se caracteriza por la presencia de alucinaciones o episodios psicóticos con sentimientos de desesperanza, inutilidad o culpa, fatiga constante, retraimiento social e irritabilidad y en su atención, requiere de un tratamiento farmacológico, conjuntamente con terapias psicológicas. 

Y finalmente, la Enfermedad Maniaco Depresiva, mejor conocido como Trastorno Bipolar, se define como un trastorno permanente que genera cambios cíclicos en el estado de ánimo, con altos emocionales y sentimientos de tristeza o depresión. Para tratarse, debe incluirse medicamentos estabilizantes del humor, así como antipsicóticos, antidepresivos y psicoterapia. 

Para superar estos episodios, según la OMS, se requiere orientación médica especializada y apoyo por parte del entorno afectivo y familia de la persona afectada. Y para prevenirla, se recomienda que los Estados implementen programas que apunten a su reducción y entre las estrategias comunitarias eficaces para lograrlo, se mencionan los programas que promueven un modelo de pensamiento positivo, así como mantener un estilo de vida saludable y el contacto social. 

Además, según su clasificación y teniendo en cuenta el criterio médico, se podrán llevar a cabo tratamientos combinados entre terapias psicológicas y/o tratamientos con psicofármacos. Asimismo, debe considerarse la eficacia de los tratamientos psicosociales y la necesidad de apoyos en el acompañamiento durante el tratamiento, para garantizar la integralidad de las personas.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img