0.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

Juventud: seis meses después

Más Leídas

- Publicidad -

Por: E. ANDREA ROBLES G. •

Ser joven y no ser revolucionario es una
contracción hasta biológica.
Salvador Allende

- Publicidad -

Las políticas públicas de prevención e incidencia directa en favor de las juventudes, a través de las administraciones han sido diversas y prioritarias en rubros distintos.

El tema deportivo y emprendedor han sido una base histórica para estas oficinas, a pesar de que los ejes, en este sentido, deberían ser horizontales y no frontales.

Las juventudes, así en plural, forman parte importante de la agenda pública al componer casi el 40% de la población y al confirmar el grupo etario más grande en México. A ello, habría que sumar condiciones de diversidad y -lamentablemente- de desigualdad entre jóvenes que por situaciones económicas, sociales, políticas, étnicas, geográficas, de género, de identidad, de orientación, educativas, y demás variables, corrompen el espíritu igualitario que busca generar un piso parejo mínimo.

Y aunque en un esfuerzo lingüístico se hable en el discurso oficialista -y en el extraoficialista por medio de los voceros no reconocidos en el organigrama pero sí en la nómina- se hable de <<las y los jóvenes>> como si el uso de ambos géneros fuera la bandera de la inclusión, en la realidad, la administración que se tardó medio año en ponerle gasolina al edificio H de Ciudad Administrativa, se encontrará a partir del lunes a las 8:00 am (además del polvo acumulado en los escritorios) con que la diversidad de las juventudes no sólo se refiere al artículo como categoría gramatical para que indicar género y número.

La burocracia que se integra al sótano del mencionado edificio, se encontrará con juventudes intelectuales, con tribus urbanas, con grupos de prevención social del delito, con agrupaciones artísticas, con académicos, con ambientalistas y con una serie de individuos y agrupaciones con intenciones y metas diferentes.

Y la diversidad no sólo es una palabra para incluir en los discursos progresistas, sino para entablar puntos dentro de la agenda gubernamental. Las prioridades de las juventudes son múltiples, diversas y contra sistémicas en muchas ocasiones.

Para los que se incorporan seis meses después a la administración pública, sólo les queda el camino de la construcción ciudadana; es decir, trabajar no sólo desde la oficina, sino desde la calle, desde las colonias, desde los espacios públicos, desde los sitios académicos y por los cincuenta y ocho municipios del Estado, siempre con la batuta de las juventudes, aun cuando eso implique cuestionar y confrontar los estatus establecidos como verdades incuestionables. La política de juventud tiene una sola intención genérica: trabajar por y para todas, todos y todes quienes conforman este grupo etario.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img