6.8 C
Zacatecas
domingo, 4 diciembre, 2022
spot_img

■ Dos colectivos invitaron a 30 artistas para trabajar en brigadas en el espacio y conectarse con él

La Policlínica de Zacatecas reabre sus puertas para curar, pero ahora con arte

■ Buscan crear un nuevo paradigma y comunicar que existen otros lenguajes y formas artísticas

■ Por la pandemia del Covid, el proyecto se detuvo, pero este 2022 se iniciaron ya las actividades

■ Preparan dos exposiciones más para el resto del año y una serie de visitas guiadas durante abril

LA POLICLÍNICA

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

La Policlínica de Zacatecas ha vuelto a abrir sus puertas para volver a curar. La diferencia en esta ocasión es que no será con la medicina, sino con el arte en sus diversas manifestaciones: fotografía, pintura, instalación, arte objeto, arte conceptual y la intervención en general del espacio, gracias al colectivo Policlínica y Labcur Mx, quienes desde el pasado 26 de febrero exponen para el público zacatecano la obra íntima de 30 artistas en un viaje que va desde el interior de un tumor hasta la locura descabellada.

- Publicidad -

La iniciativa del rescate del espacio, ubicado en la colonia Sierra de Álica en la capital zacatecana, explica una de las curadoras y expositoras, Tamara Soto, vino de parte de los propios doctores socios de la Policlínica, quienes querían lograr algo similar a lo realizado por el artista Francisco Toledo en Oaxaca.

Partiendo de esto, continúa Soto, es que se formó el colectivo cuyo nombre ahora es La Policlínica, el cual se conforma por varios artistas que comenzaron a planear la forma en que el espacio podía resurgir; no obstante, la pandemia por Covid-19 detuvo dos años los planes, pero este 2022 el comienzo del proyecto ha sido posible.

La iniciativa del
rescate del espacio
vino de parte de los
propios doctores
socios de la Policlínica

Al principio, explica la artista, la idea fue realizar un proyecto de arte experimental, por lo que se invitó a 30 artistas para trabajar en brigadas en el espacio y a partir de ahí comenzar a conectarse con él y atravesarlo con su discurso artístico propio, acción que se vio reforzada con la llegada del fotógrafo y curador zacatecano Joaquín Trujillo, con quien, a decir de Tamara Soto, se comenzó a construir este acto que busca abrir un nuevo paradigma en Zacatecas y comunicar que existen otros lenguajes y otras búsquedas artísticas.

Labcur Mx: una plataforma para difundir el arte de Zacatecas

Joaquín Trujillo, fotógrafo nacido en Jerez, Zacatecas, pero con años de residencia en Nueva York, confiesa que no sabía nada de la Policlínica, por lo que al llegar al lugar se sintió como parte de una escena del filme Grandes esperanzas (Alfonso Cuarón, 1995), en el que una mansión abandonada sirve para escondite y juego de niños, y al saber que serían 30 los artistas que iban a participar en la intervención del espacio, quedó “enganchado con la invitación” de Tamara.

Esta mancuerna: Soto-Trujillo es la que da vida a Labcur Mx, un proyecto curatorial de arte y de hacerse cargo de artistas y sus obras, que se enfrenta a un primer reto que es la Policlínica, “un monstruo muy grande”, a decir de Joaquín Trujillo, para el que se necesita la colaboración y ayuda de la comunidad.

“Labcur va a ser una plataforma para difundir el arte de Zacatecas a nivel nacional e internacional. Eso es lo que Tamara y yo estamos proponiendo”, informa Joaquín Trujillo, quien agregó que al momento de que se puso el sombrero de curador tuvo que ver a la Policlínica como un espacio diferente.

“Yo amo los hospitales. He tenido muchas enfermedades y me han curado. Sigo aquí por los doctores y por la medicina”, dice Trujillo, pues pensó en un primer momento partir de una frase “mejórate pronto” para hacer una oda al espacio pero no funcionó, por lo que consideraron platicar con los artistas para que manifestaran sus emociones y diferentes ideas en su relación con el espacio.

“Comenzamos a hablar de lo que quería hacer cada quién, a hablar con la Policlínica, con músicos que hicieron música inspirada en el espacio. Fue increíble ponerme mi gorra de curador y no decir haz esto, sino cómo ayudarle al artista a llegar a dónde quería. El rol del curador es editar para poder llegar a lo que cada artista quiere en el espacio”, dice Trujillo, quien especifica además que 90 por ciento de lo expuesto se creó con objetos que fueron encontrados en el espacio y el 10 por ciento restante lo puso cada artista.

De acuerdo con Tamara Soto, la intención era homenajear al espacio y atravesarlo con la obra de los artistas: identificar la relación de los expositores con la Policlínica, con los objetos ahí encontrados y lograr una sinergia para poder articular cada pieza. Muchos de los expositores, cuentan los curadores, tienen una conexión muy fuerte con el ex hospital, pues fueron pacientes en el lugar e incluso unos nacieron ahí, por lo que la memoria fue importante para crear.

El 90% de lo expuesto
se creó con objetos
encontrados en el espacio
y el 10% restante lo
puso cada artista

Alejandro Alatorre, Ana Luisa González, Arthurs Sins, Bobber, Citlali Córdova, Claudia Córdova, C.P 98833, Dagoz, Dante Ulises, Desert Street, Fernando Candber, Fernando Pámanes, Gala de Agua, Gustavo Villagrana, Ivanko Moses Lee, Joaquín Trujillo, Kao2, Luis Yerenas, Manuel Soriano, Marco Antonio Aguilar, Natalia Álvarez, No future, Persa Esquivel, Pinche Necro, Puppets Cage, Rafael Flores, Tamara Soto y Valeria Rante son algunos de los artistas que participan en la exposición, quienes a través de su propio diálogo y una conexión muy íntima intervinieron varias salas de la Policlínica.

La majestuosa casona, víctima del descuido y el saqueo, tatuada por grafitis y carcomida por las goteras que encharcan las salas, se convirtió en un espacio para albergar el arte, con lo que ahora se siente menos sola, menos abandonada, en vísperas de que la cinta se rebobine y su apocalipsis propio desaparezca ante un nuevo florecimiento. En la Policlínica la curación ahora es mediante el arte.

Instalaciones con cristales rotos, sobre las camas de Rayos X, con jeringas, blocks de notas; libros objeto con base en enciclopedias médicas, esculturas y dibujos sobre la maternidad, caminos frágiles de cristal, como si fuera la mente, y diminutos cuartos que nos hacen sentir cómo sería vivir dentro de un tumor, es sólo algo de lo que se puede apreciar en esta interesante iniciativa de Labcur Mx, quienes preparan ya dos exposiciones más para el resto del año y una serie de visitas guiadas durante el mes de abril, también en el marco del Festival Cultural Zacatecas 2022.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img