13.8 C
Zacatecas
jueves, 18 agosto, 2022
spot_img

Jesús Reyes Cordero, loco de atar

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR • Admin •

■ Historia y Poder

- Publicidad -

Es uno de los artistas plásticos más famosos de Zacatecas, es quizá, junto a Emilio Carrasco e Ivan Leaños, la triada que le da resplandor al mundo de la pintura contemporánea.

Sus obras son parte del imaginario colectivo. Bohemio, socarrón, tiene elevación y declive, altura de miras y al mismo tiempo, creatividad desbordante. Es proclive al renombre y al éxito económico. Generoso, amigable, solícito, de personalidad magnética pero carente de fuerza, es como el hermano de todos, romántico, encantador, simpático.

¿Será?

Pero tendrá contrariedades, luchas obstáculos y poseerá una gran percepción psíquica que lo rescatará, es un natalicio maestro el suyo: 29 de noviembre de 1956, si se le dirige acertadamente puede ser próspero, Jesús suele variar a los extremos: júbilo o depresión.

Permanece absorto en sueños idealizados que lo llenan de ansiedades y le impiden concretar lo propio y mucho menos tomar en consideración a los demás, prefiere muchos amigos casuales a algunos íntimos, le conviene tener un trasfondo hogareño pero les difícil permanecer en él.

Fanfarrón profesional, gastador ostentoso, desarreglado, por la mala es vengativo, obsesivo, no es detallista, tiene poco buen gusto, autodestructivo, le importa el qué dirán, le gusta dar órdenes, busca llevar una vida fácil y tiene suerte, también sería noble, bondadoso, humanitario, difícil de atrapar, muchos de su encomio jamás se casan, impaciente, nunca supo escuchar a su pareja si es que la tuvo, suertudo, extravagante, llama la atención a donde va, adaptable, sociable, franco, divertido, controla todo aquello en lo que interviene.

Es Jesús Reyes Cordero, emblemático ya en la ciudad de Zacatecas y en su estudio siempre altivo en las instalaciones centenarias del Instituto de Cultura, viajero y viejero entre ciudades, sorprendente en sus cualidades como artista, con casi cuatro décadas de intervenir con éxito en su tarea de ser pintor y hacerlo bien.

Que sea para bien. ■

- Publicidad -
Artículo anteriorElogio de la Traición
Artículo siguienteDe Telladas y Morenadas
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias