12.8 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

El folklore brasileiro en Heitor Villa-Lobos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SAMUEL CALEB CHÁVEZ ACUÑA* •

La Gualdra 602 / Música

- Publicidad -

 

 

Heitor Villa-Lobos nace en Río de Janeiro el 5 de marzo de 1887. Autor de cerca de dos mil piezas de todos los géneros, recibió sus primeras lecciones de música de su padre, Raúl Villa-Lobos de origen español, y quien fuera profesor, funcionario de la Biblioteca Nacional de Río, autor de algunos libros de historia y de cosmografía y también tocaba el violoncelo. Gracias a él, Heitor se internó en el mundo de la música realizando algunos viajes al interior de su país, en donde conoció los cantos tradicionales de los indios de la selva amazónica, que ejercerían una influencia decisiva en la conformación de su estilo. A los siete años improvisaba melodías simples inspiradas en rondós que cantaba con sus camaradas. A edad temprana conoció la música de Bach y la música caipira. Recibió también influencia de su tía Zizinha, que era una buena pianista y gran admiradora del clavecín bien temperado. Obtuvo una beca a París y a su regreso ejerció la enseñanza en distintos centros.

Resulta muy importante exaltar el arte rural en la obra de Villa-Lobos, pues la música sertraneja proviene de su contacto con el campo nordestino. Durante su juventud y a consecuencia de un tipo de censura posterior a la publicación que hiciera el padre de Heitor Villa-Lobos criticando a un político, la familia de Villa-Lobos migró a Minas Gerais, donde Heitor obtuvo aun más contactos con la música rural de Brasil.

El primer viaje de Heitor Villa-Lobos al norte de Brasil lo hizo a los dieciocho años, donde escuchó la música de diversos distritos. Algunas de sus canciones y piezas para guitarra datan de este periodo. Posterior a su deserción del Instituto Nacional de Música, Villa-Lobos volvió a Bahía y viajó por tres años por todas las partes septentrionales de Brasil, anotando más de mil melodías de la música rural; para 1913 había escrito cerca de 55 composiciones con materiales temáticos basados en música folclórica, entre las que destaca la Suite de Canticos Sertranejos de 1910.

Recibió fuertes críticas de sus contemporáneos a su prolífica producción pues es claro que había un desfase entre lo que la estética musical consideraba bello en esa época, ya que Heitor dio paso a la experimentación de nuevas armonías y sonoridades extraídas de lo más puro del folklore brasileño, y no es simplemente el gusto por la falta de refinamiento, sino que, una crítica tan fuerte significaba la capacidad de provocar que tiene la música de Villa-Lobos.

Las Bachianas Brasileiras son un conjunto de obras inspiradas en la atmósfera musical de Brasil, y representan una yuxtaposición de ciertos ambientes armónicos contrapuntísticos de algunas regiones del Brasil al estilo de Bach. La Bachiana Brasileira 4 es la única en la que se emplean melodías populares, pertenecientes al nordeste de Brasil. Es tal la belleza del segundo movimiento que se ha considerado un poema coral, sereno y casi religioso.

 

* CAC-UAZ-172 Teoría, historia e interpretación del arte.

 

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_602

 

 

 

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -