10.2 C
Zacatecas
lunes, 6 diciembre, 2021

Urge un sistema educativo emergente

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAMIRO ESPINO DE LARA •

No es posible democratizar la enseñanza de un país
sin democratizar la economía, y sin democratizar, por ende,
su superestructura política.
José Carlos Mariátegui
Escritor, periodista, político y filósofo peruano.

- Publicidad -

El sistema educativo mexicano de siempre se ha visto necesitado de algo, se dice que la educación es un proyecto de nación, esto es solo discurso de poca importancia y significado. Lamentablemente, el Estado Nación se asume como rector de la educación, esto, por supuesto, hace que el sistema educativo se someta a la voluntad de las élites en el poder, mismas que, a través de los años han demostrado que lejos de servir a la educación, se sirven de ella; ante tal situación, es necesario que los docentes se empoderen, que dejen de ser fieles servidores de las élites para convertirse en verdaderos críticos y constructores de una sociedad más democrática.

Es así como debemos entender lo que es urgente para el sistema educativo, si esto se comprende, entonces, de manera emergente habrá que promover, incluso, radicalmente, una transformación casi total. Una urgencia debe ser solucionada con rapidez, corregirla y referirla a acciones o efectos de emergencia; pueden presentarse en todo esto, sucesos imprevistos o situaciones que puedan poner en riesgo al propio sistema educativo. No podemos negar que nuestro sistema educativo se encuentra rebasado con mucho por la urgencia, esto significa que, ya no es suficiente una reforma a dicho sistema, ni siquiera una transformación; se requiere que emerja un nuevo modelo educativo, mismo que dé pauta a la construcción de proyectos a los que se les puede denominar innovadores o novedosos.

Para que emerja un sistema educativo novedoso, se debe generar un debate sobre cómo construirlo, sin embargo lo sustancial de todo esto, es que debe ser demandado por parte de todos los actores de la sociedad, el trabajo institucional por lo general entorpecería la creación y construcción de un modelo de amplio impacto; en consecuencia, el debate debería abordarse sobre hasta dónde se pueden utilizar las instituciones oficiales para transformar la educación, y hasta dónde es mejor caminar al margen de ellas. En ningún proyecto de gobierno existe explícitamente la manera de cómo se puede transformar la educación, incluso, a la cuarta transformación del actual gobierno, la educación le tiene sin cuidado.

En definitiva, el sistema educativo mexicano no ha sido prioridad para los gobernantes, lo han utilizado para enriquecerse, como pasarela política y, lo que es peor, como medio de control de una sociedad que se encuentra harta de tanta injusticia. Enlistaré algunos factores por los cuales se demuestra que a la educación no la ven como prioridad:

La corrupción ha sido el principal factor, esta ha provocado que tanto políticos como autoridades de diferentes rangos, todavía hoy, siguen saqueando al país, esto ocasiona la no asignación adecuada a la educación del porcentaje de lo que es el Producto Interno Bruto (PIB). Esto conlleva a un nivel muy elevado de atraso dado que la población paulatinamente se va empobreciendo a grado tal que, la educación tampoco es prioridad para las familias puesto que no pueden solventar los gastos que ello implica.

La actual Secretaria de Educación Pública (SEP) no se muestra interesada en promover una educación que realmente impacte a la sociedad, su gestión es irrelevante y no da visos de promover un proceso de transformación educativa. Con estas evidencias, puedo aseverar que la educación en México ha sufrido graves retrocesos, por tal motivo, se hace urgente que de manera emergente se establezca un nuevo modelo educativo, en él, debe verse reflejada una verdadera revolución pedagógica, si esto no sucede así, lo que podría venir es una simple reforma educativa, misma que para lo único que serviría sería para seguir dominando y enajenando a la comunicad educativa.

Otro grave error es el de asociarse con organismos internacionales para que el sistema educativo solo sirva de escarnio, el ejemplo más palpable es el de someter a los alumnos a exámenes humillantes, sin sentido ni significado alguno. Más bien lo que se requiere es que de manera urgente se diseñen estrategias educativas que subsanen el atroz retroceso que han ocasionado los gobiernos recientes.

De algo sí estoy seguro, de que existen un gran número de docentes que ejercen su profesión con verdadera vocación, no anteponen nada ya que están convencidos de que la educación es una actividad humana y eminentemente social; en ella, predominan la calidad y la calidez, lo válido y lo valioso. Son maestros que de siempre han anhelado y luchado por revolucionar tanto el sistema educativo como el social y que han enfrentado toda una serie de resistencias de parte de quienes quieren sacar provecho individual del bien público; el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), se encuentra en este grupo de rapaces que hacen todo en contra de la educación y no velan por los intereses de los trabajadores del magisterio.

Concluyo el presente escrito con un pensamiento que externa el escritor y periodista Luis Hernández Navarro, mismo que a la letra die: “A 41 años de su fundación, en un país repleto de canallas, la lucha de los maestros mexicanos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), es nuestro orgullo”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias