24.8 C
Zacatecas
martes, 18 junio, 2024
spot_img

Peña Nieto toca la lira… mientras México se incendia

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SAÚL MONREAL ÁVILA • Araceli Rodarte •

En algunos medios no oficialistas de nuestro país, y en las redes de Internet, se destaca la situación del estado de Tamaulipas, donde según el diario británico The Guardian, en reportaje publicado este pasado viernes aborda la violencia en la entidad. Donde consigna que para sus ciudadanos, Tamaulipas es un “estado fallido, sin ley y si autoridad”, destacando que “una ola de violencia extrema en el estado de Tamaulipas, al noreste de México, ha puesto fin a la relativa calma en la región donde se inició la guerra contra las drogas en el país”, según señala el reportaje.

- Publicidad -

Esto sucede en un contexto nacional donde la situación del estado de Michoacán ha seguido siendo noticia nacional, por la guerra que se libra en esta entidad entre grupos de delincuencia organizada y fuerzas de seguridad, con el agravante de la situación de las autodefensas, que por si mismas amenazan en convertirse en otro más de los conflictos que aquejan a nuestro país, que junto con la situación de Morelos, de Guerrero, del Estado de México, ya son una situación de seguridad nacional, que debería tener los focos rojos en los bunkers de Los Pinos y la Secretaría de Gobernación, la situación del país en cuestión de seguridad es insostenible, y ya en los límites de estado fallido.

Otro foco rojo, entre los que deberían estar encendidos, es el de la economía, el año pasado ésta creció solamente 1.06%, de los poco menos de 4% que se habían pronosticado triunfalmente por el régimen priísta de Peña Nieto, cifra muy por debajo de la tasa de incremento demográfico, de alrededor de 3.12% anual, en tanto este año, especialistas en economía del sector privado, bajaron su estimación de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el año en curso de 3.09 por ciento de marzo previo a 3.01 por ciento, es decir, desde el inicio de la administración priísta de Enrique Peña Nieto, la realidad ha bajado siempre las expectativas de crecimiento económico, desde el optimismo gubernamental, hasta la realidad económica, con todo y sus reformas estructurales.

El problema en lo económico es la desigualdad económica entre los diferentes sectores de la población, estos índices de crecimiento económico son promedios, lo que significa que algunos sectores privilegiados se expandirán a tasas cercanas a 10 por ciento, mientras que otras de carácter tradicional seguirán retrocediendo (tasas negativas). Por lo que podemos ver que las grandes corporaciones crecerán mucho más que ese 3%, las pequeñas y medianas muy por debajo y algunas incluso desaparecerán. Y como siempre los afectados son los más pobres, los grupos de ingresos mayores concentrarán un mayor porcentaje de la riqueza; los pobres perderán poder adquisitivo. Es evidente y de todos conocido, que el ingreso de las clases populares cada año retrocede respecto alvalor de la canasta básica. Es decir, sin importar si el país crece 0% o 10%, los pobres seguirán empobreciéndose, ese es el efecto de la desigualdad y los índices de crecimiento disfrazando la situación al promediar cifras de los diferentes sectores, el modelo económico del país está diseñado para enriquecer a un grupo privilegiado, no a abatir desigualdades y rezagos.

Y en tanto la situación de la nación está cada día más difícil y con más problemas para la supervivencia de la gente por la situación económica y la inseguridad, Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda, está muy ocupado propagando sus buenas noticias ufanándose y copando los espacios mediáticos para proclamar que no estamos en recesión y que nuestro crecimiento económico es sólido y constante, a despecho de lo que el Banco de México, el Inegi y analistas privados digan, así sea lo contrario y cada día ajusten a la baja los indicadores relativos a la economía mexicana, como excelente seguidor de la escuela nazi de propaganda repitiendo mentiras por todos los medios para convertirla en una verdad.

Un reportero le preguntó el pasado jueves 8 a Videgaray, “¿La economía está en recesión, secretario?”, al día siguiente que el Inegi difundió datos mostrando que la economía llevaba ya nueve meses en recesión, lo que negó categóricamente afirmando que estaba creciendo, aunque sin señalar datos concretos, reiterando que: “En la economía mexicana se estaban generando empleos gracias a las exportaciones, y un ejercicio mucho más dinámico del gasto público”, según aseguró.

Después de desestimar los datos del Inegi, de expertos, de organismos privados nacionales e internacionales, cuando todo mundo dice que la economía mexicana difícilmente podría crecer más de 3% en 2014, Videgaray se sostiene y no cambia su pronóstico de 3.9%, que ha mantenido desde finales del año pasado, ¿necedad o instrucciones de su jefe?

El país está en franco declive, en el despeñadero, con la economía en un estado desastroso, a la baja todos los indicadores económicos, de pobreza, de desigualdad, en tanto la nación es un ícono de inseguridad, un ejemplo de lo que está mal ante los demás países del mundo, y a todo ello, ¿qué está haciendo Enrique Peña Nieto quien se supone tiene los instrumentos, las riendas del gobierno para resolver la situación? No lo vemos en el caso de Tamaulipas y la ola de violencia que azota la entidad, ni en el caso de Michoacán, ni planteando alguna postura en el caso de las autodefensas, no lo vemos dando la cara a la sociedad a pesar de la necia posición de su esbirro Videgaray intentando tergiversar la situación económica del país, algo extremadamente delicado, a pesar de no ocupar tanto espacio en los medios, solo lo vemos, peinado, tranquilo, viendo arder a Mexico desde el castillo de Los Pinos, tocando su lira, tomándose selfies y observando plácidamente las llamas consumiendo todo, cual Nerón incendiando Roma, ¿esto es lo que merece Mexico? ■

 

*Coordinador de la Comisión Operativa

de Movimiento Ciudadano en Zacatecas

[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -