16.9 C
Zacatecas
domingo, 5 diciembre, 2021

Informe Mundial Sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2019

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÁLVARO GARCÍA HERNÁNDEZ •

Para Mirian García Hernández,
felicidad y larga vida para ti hermana

- Publicidad -

En la edición del presente año del Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos que presenta la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (UNESCO), se contempla como lema: no dejar a nadie atrás, también utilizado en otras campañas globales como el Día Mundial del Síndrome de Down; dicho eslogan, se centra en garantizar a los habitantes del planeta el derecho humano al agua reconocido por la Asamblea General de la ONU, el 28 de julio de 2010, como esencial para la realización de todos los derechos humanos. En este contexto, el citado informe plantea importantes aspectos a saber: de inicio se reitera que el cumplimiento de los derechos humanos al acceso al agua potable y el saneamiento para todos, también puede contribuir al logro de las buenas intenciones plasmadas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, tomando como base la seguridad alimentaria y energética hasta el desarrollo económico y la sostenibilidad ambiental. En el caso de México, será impostergable construir una Agenda Hídrica Nacional en la que se plasme un diagnóstico actualizado del agua, nuestros principales retos y las posibilidades de actuación efectiva, no soñadora para garantizar el recurso a las presentes y futuras generaciones. En el ámbito mundial, el informe establece que casi un tercio de la población mundial no tiene acceso a servicios de agua potable administrados de manera segura, esto significa, que solo dos tercios de la población mundial tienen acceso a estos servicios, lo cual constituye un grave problema aunado según la UNESCO, a la intensificación de la degradación ambiental, el cambio climático, el crecimiento demográfico y la rápida urbanización, entre otros factores, también plantean desafíos considerables para la seguridad hídrica. De igual forma, se reconoce que en un mundo cada vez más globalizado, el impacto de las decisiones relacionadas con el agua traspasa las fronteras y afecta a todos. Además, se concluye que estos objetivos son totalmente alcanzables, siempre y cuando exista una voluntad colectiva para hacerlo, lo que implica nuevos esfuerzos para incluir a aquellos “que se quedan atrás” en los procesos de toma de decisiones. En relación con lo anterior, se contempla que si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a los recursos productivos, incluida la tierra y el agua, podrían aumentar los rendimientos de sus fincas entre un 20 y un 30%, elevando la producción agrícola total de estos países de un 2.5 a un 4%, lo cual, podría reducir la hambruna en el mundo entre el 12 y el 17%, sin embargo, sabemos que la desigualdad de género persistente en el tema de los recursos hídricos imposibilita dicha aspiración, de antemano sabemos que la carga de resolver el problema del desabasto del agua recae en las mujeres y niñas, mismas que tienen que trasladarse por varios kilómetros para abastecer en sus hogares, los requerimientos básicos del vital líquido, tal como sucede en algunas comunidades indígenas. De igual forma, se describe por la UNESCO el riesgo general de ser desplazado por desastres naturales, circunstancia que se ha duplicado desde la década de 1970, reconociendo que precisamente el agotamiento del agua y otros recursos naturales constituyen un factor predominante en este tipo de movilizaciones humanas que desencadena la migración local e internacional; en nuestro Zacatecas, este fenómeno lo hemos descrito como ecomigración, partiendo de que el agua es el origen y el fin de las civilizaciones y, detonador del éxodo poblacional que busca la satisfacción de sus necesidades básicas, lo cual, representa un caos si tomamos en cuenta que la demanda mundial de agua se espera que siga aumentando de manera acelerada hasta el 2050, lo que representa, según la UNESCO, un incremento del 20 al 30% por sobre el nivel actual de uso del agua, debido principalmente al aumento de la demanda en los sectores industrial y doméstico. Finalmente, el multicitado informe señala que más de 2.000 millones de personas viven en países que sufren una fuerte escasez de agua, y aproximadamente 4.000 millones de personas padecen una grave escasez de agua durante al menos un mes al año. Sin duda, en materia de recursos hídricos las señales no son nada halagüeñas pues se avizora que los niveles de escasez seguirán aumentando a medida que crezca la demanda de agua y se intensifiquen los efectos del cambio climático por lo que la estrategia ambiental debe enfocarse multidimensionalmente para dar respuesta a nuestros grandes retos comunes so pena de que las futuras generaciones nos demanden a las presentes por tanta simulación, indiferencia y complicidad en materia de agua y derechos humanos. ■

*Integrante del Consejo Mundial para la
Defensa de los Derechos Humanos
[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias