8.6 C
Zacatecas
viernes, 3 diciembre, 2021

Gobierno de AMLO favorece a particulares sin lograr transformar el modelo económico

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ El aparato de Estado se integra por clases distintas a las dominantes para ocultar la realidad

■ Ningún gobierno “progresista” en América Latina ha alcanzado el poder político: Osorio

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha fortalecido al “Estado de clase”, es decir, un gobierno que favorece intereses particulares y empresariales, sin ofrecer ninguna transformación en el modelo económico, afirmó Jaime Osorio, profesor distinguido de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), durante su participación en la Cuarta Semana Nacional de las Ciencias Sociales.

- Publicidad -

En ese sentido, indicó que, en México, “ganar una elección de esta naturaleza, en estas condiciones, no implica que esté a discusión el poder político en la sociedad, sino que está a discusión cuál es el personal que van a ocupar los cargos en el aparato de Estado, es decir, quién va a ser presidente, quiénes los senadores, los diputados, etcétera”.

Bajo esta manera de constituir al Estado, dijo que una característica es que el aparato suele manejarse o conducirse por personajes que integran a clases sociales distintas a las clases dominantes, entre ellos abogados, economistas, líderes sociales, etcétera, quienes han ascendido en la escala dentro de los partidos políticos.

“Los dominados sólo
pataleamos para
que la explotación
no sea tan brutal”

Es decir, explicó que, para ser presidente de la República o secretario no es necesario formar parte de la clase dominante y muestra de ello es que en el caso de México, el que más se acerca es Vicente Fox, pues ya era empresario en ese momento.

“Ernesto Zedillo no era un presidente empresario; Calderón era un abogado exitoso pero no empresario; Peña Nieto que yo sepa no tiene grandes negocios y López Obrador tampoco. Entonces, lo normal es que estos personajes provienen de variadas procedencias sociales”, agregó.

Osorio indicó que este mecanismo sirve para ocultar el carácter de clase del Estado, porque “sería muy feo que tuviéramos como presidente a Germán Larrea; como secretario de Hacienda a Carlos Slim o como secretario de Comunicaciones a los dueños de TV Azteca o Televisa. Sería claramente visible que todo lo que promulgan y todo lo que quieren que se haga es más para allá que para acá”.

Por tanto, señaló que los gobernantes y funcionarios públicos no son parte de la clase dominante, pero sirven para ocultar el hecho de que el gobierno favorece el modelo económico actual.

Reiteró, entonces, que “en una elección no es el poder político lo que está en discusión y entonces ninguno de los gobiernos que se dicen progresistas en América Latina ha alcanzado el poder político, fueron gobiernos que llegaron al aparato de Estado y eso lo que implica es que haya facilidad para sacarlos”.

Mencionó un ejemplo reciente, el de Evo Morales, en donde el Ejército le notificó que debía salir del país y éste decidió irse. Si hubiese conseguido el poder político, “un militar no iría a decirle al oído que se vaya”.

Osorio concluyó que, como consecuencia del Estado de clase, “los dominados, los explotados y los oprimidos no tenemos la mínima claridad sobre qué significa modificar el orden establecido para establecer un nuevo tipo de sociedad, y entonces sólo pataleamos para que la explotación no sea tan brutal”.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias