12.8 C
Zacatecas
miércoles, 17 julio, 2024
spot_img

■ Autoridades se niegan a informar si hubo alguna sanción, a seis meses de que se denunciaran los hechos

No se ha atendido caso de maltrato que fue documentado en el Ceciuaz

■ Los padres presentaron el peritaje psicológico en el que el niño resultó positivo a maltrato infantil

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

Después de seis meses de documentarse un caso de maltrato infantil en el Centro Educativo de Cuidado Infantil de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Ceciuaz), las autoridades universitarias continúan sin dar a conocer una sanción a la asistente responsable y, por el contrario, explícitamente se han negado a hacerlo.

- Publicidad -

En septiembre del año pasado, los padres del menor, trabajadores de la máxima casa de estudios de la entidad, notaron heridas y sangre en la espalda de su hijo y comportamientos inusuales.

Ante la inconformidad y cuestionamientos de parte de la madre de familia involucrada, el coordinador del centro, Sergio Jiménez Flores, ofreció cambiar al niño de grupo o a la asistente, pero no se aceptó porque la asistente podría recurrir en prácticas de violencia con otros niños.

Asimismo, la postura pública que ha asumido el coordinador es que no ocurrió tal caso de maltrato infantil y que no había evidencia de ello, pero extraoficialmente se dice que declaró a la Procuraduría del Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (SEDIF) que los golpes del niño habían sido provocados por los juegos que hay en el plantel.

Sin embargo, en el peritaje se confirmó que las marcas de las agresiones al niño no coinciden con los juegos, además de que estos son de plástico y no tienen tornillos que generen esos daños.

De acuerdo con el testimonio de la madre del menor afectado, la queja llegó a la Rectoría y Rubén Ibarra Reyes respondió que solamente podía instalar cámaras y enviar a un pediatra, pero no podía rescindir a la asistente responsable con el argumento de que cualquier persona podría presionarlo para poner o quitar trabajadores, además de que debía respetar sus derechos laborales.

Durante estos seis meses, los padres presentaron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ) y una denuncia ante el SEDIF, instancias a las que se entregó el resultado de un peritaje psicológico en el que el niño resultó positivo por maltrato infantil.

En el Ceciuaz por su parte, se suspendió temporalmente a la asistente responsable de maltrato infantil, aparentemente mientras concluye la investigación, pero al interior de la universidad realmente no se ha atendido a pesar de que el problema ha sido expuesto a varios funcionarios de la administración central en ocasiones informales.

Según la madre de familia, la Rectoría no le ha dado la importancia debida a esta situación y se espera que haya una postura formal de Ibarra Reyes, de Jiménez Flores y de la agresora a la Comisión de Derechos Humanos.

Aunado a ello, indicó que el rector se comprometió a que la Fiscalía General de Justicia del Estado de Zacatecas (FGJEZ) aplicase la prueba “Cuida” a la agresora, pero hasta el momento no se ha constatado que sea apta para trabajar con niños.

La madre de familia detalló que las agresiones de la asistente generaron en el niño traumas que se reflejaron en palabras, acciones, gestos y comportamientos que replicó de su agresora, por lo que la exigencia es que se remueva a esa persona a un espacio de la universidad donde no trabaje con niños.

Al respecto, detalló que la solicitud ni siquiera fue que se rescindiera a la implicada, sino que solamente se le cambiara a algún lugar dentro de la BUAZ donde no tuviera contacto con niños, pero el rector mostró una actitud “inhumana”.

Por último, informó que el Ceciuaz dio a conocer mediante redes sociales que los alumnos de preescolar solo podrán ser recogidos en el filtro del acceso, cuando antes los padres podían ingresar hasta los salones.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -