14.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

Resistencia en la periferia

Más Leídas

- Publicidad -

Por: COLECTIVO FEMINISTA COLOTLÁN, JALISCO •

La Gualdra 517 / #8M

- Publicidad -

Inseguridad, injusticias, acoso callejero, laboral, educativo y cientos de feminicidios en México y en nuestro entorno inmediato, son solo algunos de los motivos que nos impulsaron a crear el Colectivo Feminista en Colotlán, Jalisco. Un espacio pensado por y para mujeres, resiliendo desde la periferia. Nació hace dos años con nuestra primera marcha de lucha, el día ocho de marzo del 2020, salimos a las calles a gritar lo que hemos callado por años.

Este colectivo está formado aproximadamente por 60 mujeres de diferentes edades, profesiones, ocupaciones y diversas posturas feministas, pero, que compartimos el objetivo común de ser libres. 

Somos un colectivo apolítico, sin fines lucro, sin líderes y no estamos incorporadas a ninguna institución gubernamental o educativa, ya que nuestro propósito es establecer lazos de amistad que cimenten las bases de la sororidad. 

Nuestro grupo tiene la finalidad de tejer redes de apoyo entre las mujeres que residimos en el municipio de Colotlán, creando un espacio donde sentirnos seguras, informarnos y aprender sobre diferentes temas que nos competen, tales como aborto legal, violencia de género, educación sexual, etc. 

Colotlán es un pequeño pueblo, ubicado entre el norte de Jalisco y sur de Zacatecas, con aproximadamente 19 mil habitantes, en su mayoría católicos, donde parece ser que muchas de sus costumbres se enraizan en los ciudadanos y fungen como la principal razón desencadenadora del machismo en sus diferentes versiones, las cuales parecen latentes en el imaginario de los colotlenses. 

Dichas estructuras tradicionalistas impiden romper con los esquemas sexistas y misóginos ya establecidos y regidos (persistentemente) por el “¿qué dirán?”: dificultad que invade a hombres y mujeres sin dar lugar a las preguntas de introspección que nos hacen reflexionar para poder romper con esos esquemas. 

Colotlán, es un pueblo que parece crecer en población, economía y turismo, pero que se sigue enfrentado a dinámicas donde se marcan los roles de género, donde existe un código no escrito de vestimenta para las mujeres; donde nuestros funcionarios públicos no están capacitados para informar y hacer valer los derechos a nuestros ciudadanos transexuales, no binarios, homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero. 

Un lugar donde aún existen desigualdades laborales entre hombres y mujeres, donde los puestos políticos son ocupados en su mayoría por hombres y donde se habla de la mujer desde la postura del hombre. Desde este lugar decidimos resilir porque vivimos a diario, y desde la infancia, infinidad de acosos y situaciones donde somos culpabilizadas por querer educarnos, por vivir nuestra sexualidad, por aprender, por amar nuestro cuerpo tal y como es. 

Elegimos resistir y aceptar nuestro proceso de deconstrucción, y aunque por el momento la respuesta sea pequeña en menor cantidad por los habitantes del pueblo, no significa que este no sea un paso importante para formar redes más sólidas entre nosotras, para cambiar las reglas, para concientizar a la población, para mejorar las condiciones de las mujeres, y, sobre todo, para ser más libres. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-517

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img