5.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

Zacatecas: los sucesos duros de la historia

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL ÁNGEL AGUILAR •

  • Historia y poder

Muy cerca siempre los sucesos en donde el ultraje fue la advertencia a quienes osaren protestar o levantarse en armas para cambiar el rumbo de la vida cotidiana y a cambio hubo de todo: desde el aumento de la violencia a las agrupaciones legítimas de mineros o campesinos, la cárcel a sus líderes, el asesinato o la galera y el destierro y la amenaza a los estudiantes y profesores de la avanzada liberal radicalizada.

- Publicidad -

Un ejemplo  fue lo que señala nuestro gran don Elías Amador que en 1811 en el municipio de San Francisco de los Adamen (hoy Luis Moya) en que el ejército realista asestó un duro golpe a las fuerzas independentistas comandadas por José María Calvillo y ocasionando más de 300 muertos e igual número de heridos y como escarmiento, en un hecho insólito de “vileza y vejación”, se ordenó el corte a rape de  cabezas y cejas a más de 400 mujeres y niños zacatecanos.

Nombre de un escenario por demás ultrajante y humillante y sobre todo, de advertencia: cumplir con las órdenes de una corona insaciable en el desprecio, el saqueo y de la siembra de la intriga para que las camarillas consiguieran prolongar los latrocinios, la dominación a las muchedumbres, el dolor como eco y ejemplo para los otros sublevados en masa.

Aún así se triunfó y bajo la tutela y honor de otros zacatecanos valientes como Víctor Rosales, Ángel Abella y de José María de Cos y quienes lograron concebir, como dice nuestro cronista Don Manuel por vez primera en todo el continente a “la América mexicana” y queda en nuestra memoria los episodios en que el corrido musical más antiguo de que se tenga memoria fue el que se le hizo al padre Hidalgo en nuestra ciudad, también su estancia en vida en el municipio de Guadalupe, además de la valiente presencia de Allende en nuestra ciudad.

Luego vendrían en una procesión fúnebre para el pueblo y de castigo, el peregrinar de sus cabezas  -héroes y mártires- rumbo a la Alhóndiga de Granaditas, donde estuvieron por espacio de 10 años como advertencia para los sublevados, en sus cuatro costados y vendrían también muchas buenas nuevas para los pueblos zacatecanos que no le temieron a su propia osadía  de que de una vez por todas se les mandara al carajo a los déspotas españoles  que aprovecharon las confusiones para huir y ni siquiera pagar “la raya” a mineros y empleados, lo que provocó saqueos a propiedades y más tumultos.

Levantarse en armas y ser ejecutados y ser ejemplo de valentía y lograr mejores condiciones para los pueblos más humildes fue una realidad y también lo fue que los curros y señoritos zacatecanos de la alcurnia aprovecharon para ser los nuevos amos bajo otra tutela de espionajes y traiciones.

Racismos y atropellos. Agravios aun latentes en el suelo zacatecano.

Memoria  y arribo de las conmemoraciones que nos dan fuerza y ejemplo, altivez y orgullo. Recordatorio. ■

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img