16.9 C
Zacatecas
domingo, 5 diciembre, 2021

Clase política ha demostrado incapacidad, ignorancia e ingenuidad: Delgado Wise

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS •

■ Con las reformas, este sector entregó a transnacionales los recursos naturales y humanos del país, advierte

- Publicidad -

Mediante las reformas estructurales, la clase política ha entregado a las grandes corporaciones transnacionales los recursos naturales y humanos del país. Ante ello, lo que debe hacer el pueblo de México es olvidarse de ésta y “organizarse desde abajo”, propone Raúl Delgado Wise.

La casta dirigente ha demostrado después de muchas pruebas, señala el investigador en la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo de la UAZ: incapacidad, ignorancia y aun ingenuidad, esto último al creer que podrá acotar a las empresas transnacionales, como ya se los ha advertido el gobernador de California, Jerry Brown. Otra de las expresiones del grupo gobernante es su facilidad para ceder ante el soborno, advierte.

El académico señaló que México, mucho antes de que Carlos Salinas de Gortari hiciera creer que el país se encontraba cerca de incorporarse al primer mundo, sí fue una de las naciones más desarrolladas de América Latina y estuvo por tanto en camino de convertirse, por lo menos, en una potencia regional.

Luego de 30 años de neoliberalismo, el país va en franco camino hacia algo que pudiera definirse como la “guatemalización”, es decir, presenta altos índices de violencia y los trabajadores se insertan mayoritariamente en la economía informal.

“Yo siempre he insistido, veamos a otros países: Guatemala tiene 70 por ciento de su población en la informalidad, ha tenido el problema de la violencia. Y nosotros cada vez más nos parecemos…”.

México ha sufrido un proceso de desmantelamiento de sus cadenas productivas y su base sindical, y se encuentran en la informalidad 60 por ciento de sus trabajadores. Existe además un déficit de empleo de 7.5 millones de plazas, la mayoría requeridas por la gente joven, destacó.

Al escenario se suma el que la migración, recurso utilizado como salida ante una ambiente de falta de oportunidades de desarrollo interno, se ha venido cerrando como opción, pues aunque la gente sigue intentando cruzar la frontera hacia los Estados Unidos, Barack Obama ha repatriado ya a más de 2 millones de connacionales mediante deportaciones masivas, este último, fenómeno nunca antes visto en la historia de ambos países.

Se actualiza además en territorio mexicano, la violencia generada por el crimen organizado. Todo ello, advierte, puede tener implicaciones socialmente explosivas.

Aunque “ya prácticamente nos expropiaron el territorio sin que nos demos cuenta y en las condiciones más ventajosas”, al “Gigante del norte” no le conviene quitarnos el nombre de mexicanos, y de México como país, pues es útil mantener una frontera que evite se apliquen las leyes que rigen en aquel territorio, señala.

De esta manera gozará de mayores ventajas, entre ellas, la explotación extrema de la fuerza de trabajo mexicana producto de los grandes diferenciales en salarios entre ambos países. Y los recursos naturales se explotarán sin tomar las medidas de protección al ambiente que allá se exigen, comentó.

México será una especie de paraíso para las empresas multinacionales y “para nosotros un infierno”, adelanta.

La crisis del capital, esto es, su necesidad de mayores ganancias, siempre es trasladada a los trabajadores. La misma se expresa en México en esa voracidad que ha dejado ya no un gran capital, sino unos cuantos multimillonarios con visión extranjerizante y real interés de seguir engrosando sus bolsillos, expuso.

La clase política puesta al servicio de los grandes capitalistas “ha demostrado una ignorancia impresionante. Ya lo que tiene que hacer el pueblo es olvidarse (de ella) y organizarse desde abajo. La clase política tuvo muchas pruebas y ha demostrado su incapacidad y el hecho de que puede ser fácilmente sobornada”.

Lo que pudo apreciarse en el Congreso de la Unión en este concierto, fue “un pequeño show de nuestras izquierdas que hacen el juego parlamentario”, comentó.

A veces pensamos que debatimos, dijo, pero realmente se avalan los procesos para dar a entender que estamos en una democracia.

Al respecto, agregó, la izquierda en dos ocasiones ha ganado las elecciones del país y su triunfo no ha sido reconocido. Asimismo se han hecho diversas encuestas que arrojan el que la mayoría de los mexicanos está en desacuerdo con la Reforma Energética, pero su opinión no ha sido tomada en cuenta.

“Este camino no tiene ninguna perspectiva”, dijo, y los partidos que se ubican en este espectro, no están cambiando nada de fondo.

Mediante la organización de base puede construirse un poder popular con capacidad de exigir transformaciones, no sólo a la clase política sino a los poderes fácticos que realmente dominan el país, expuso.

Como ejemplos de organizaciones populares que actualmente están ofreciendo respuestas y soluciones para la autogestión, trajo a colación de su participación en el 6 Encuentro Nacional de la Juventud Comunista de México el caso del Frente Popular Francisco Villa, que en la Ciudad de México ha organizado en una amplia zona de la delegación Iztapalapa, para dar solución autogestiva a las necesidades en servicios.

De igual forma se han organizado como cooperativa, los que fueran ex trabajadores de la llantera Euzkadi, ahora todos, ganan 22 mil pesos mensuales, comentó.

También en este contexto puede encuadrarse el caso del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), al cual se la ha hecho poco caso de los avances en este sentido logrados sin el apoyo gubernamental, dijo.

Emprender una lucha anticapitalista es el único camino, opina Delgado Wise, para “las mayorías damnificadas por el sistema”, a fin de transformar la realidad y construir un mundo mejor.

Para ello se hace necesario “tener conciencia, y claramente conciencia de clase”. Estamos en un oscurantismo impresionante”, ante el cual dijo es necesario desentrañar y entender la manera en que hoy funciona el capital, para ello, propuso regresar a las bases del marxismo, sin dogmatismos y con creatividad. Pues advirtió, sigue siendo vigente su lectura de esta realidad, sin embargo, involucra nuevos fenómenos.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias