14.8 C
Zacatecas
martes, 29 noviembre, 2022
spot_img

Protestan en el Centro Histórico por el asesinato de tres jóvenes universitarios

■ Participaron familiares, amigos y habitantes de la comunidad El Saucito, municipio de Pánfilo Natera, de donde eran originarios; exigen justicia

■ “Ellos sólo eran estudiantes, no eran hijos de policías como muchos dicen, ellos no estaban vinculados con el crimen organizado. Ellos no murieron, a ellos los mataron”, exclamó la multitud.

Más Leídas

- Publicidad -

Por: KAREN GARCÍA •

Al grito de “eran estudiantes, no maleantes” la tarde de este lunes, encabezaron la marcha los padres, familiares y amigos de los tres jóvenes asesinados el pasado 29 de septiembre, así como los habitantes de la comunidad El Saucito, del municipio de General Pánfilo Natera, recorrieron las principales calles de la capital zacatecana para exigir justicia por su muerte y que no se manche su nombre vinculándolos con actos y personas del crimen organizado.

- Publicidad -

La marcha encabezada por los familiares de Francisco Javier García, Juan Genaro Ramírez y José Carlos Ramírez, estudiantes de la Utzac, partió de la Facultad de Ingeniería de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) y tomó el bulevar Adolfo López Mateos. 

El contingente, a la voz de «ellos no murieron, a ellos los mataron» y «David escucha, si no puedes renuncia», exigieron a las autoridades y principalmente al gobernador David Monreal Ávila, que se dieran resultados concretos y detuvieran a los culpables de estos lamentables hechos.

“Ellos sólo eran estudiantes, no eran hijos de policías como muchos dicen, ellos no estaban vinculados con el crimen organizado. Ellos no murieron, a ellos los mataron”, exclamó la multitud. 

Al llegar a Plaza de Armas, el Palacio de Gobierno y sus alrededores estaban protegidos con cercas y resguardados por la Policía Estatal, cuyo personal se metió a las instalaciones, sin embargo, esto no detuvo a quienes exigían que «se deje de matar estudiantes» y comenzaron a tapizar las instalaciones del Palacio de Gobierno con imágenes, carteles y los rostros de los tres jóvenes asesinados.

Con testimonios de estudiantes foráneos que conocieron a los tres jóvenes, fue como hacían saber a la ciudadanía la preocupación y el miedo de que “da un día al imaginar que mi foto podría estar aquí pegada, que un viernes ya no vuelva a casa con mi familia y que sólo por ser estudiante, me quiten la vida”.

Con la voz quebrada, Don Francisco, padre del joven Francisco García Mauricio, expresó que “siento una gran tristeza por la pérdida de mi hijo, pero hoy al ver toda esta gente reunida, créanme que siento algo de alivio porque sé que no estamos solos, que mi exigencia no es la única, sino la de todo un pueblo.  Todos clamamos por lo mismo, la justicia, el que no nos maten a nuestros hijos porque no son delincuentes, son estudiantes”.

Pidiendo acciones y que no sólo sean escuchados, fue como Don Francisco exigió a las autoridades que hagan justicia ante un estado que cada vez es más violento y que “no queremos que haya una vinculación con el crimen organizado, eso es lo que nosotros no queremos, la gente de mi comunidad conoció a mi hijo y conoció a Carlitos y a Genaro, personas íntegras, de principios y que no cometían delito alguno; a menos que las personas que nos gobiernan hayan cambiado las cosas y decir que, ser estudiante foráneo es un delito”.

“Yo no quiero que otros padres sufran lo que yo estoy sufriendo”, fue como se dirigía a los asistentes a la marcha pacífica, quienes como acto de solidaridad respondieron “no están solos”.  

«No sólo mataron a mi hijo, nos mataron a nosotros también, estamos vacíos. La vida no importa ya para nosotros, se nos fue por lo que luchamos todos estos años de vida», expresó el padre de Francisco, uno de los jóvenes asesinados.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img