12.8 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

La construcción de la niñez

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CARLOS FLORES* •

La Gualdra 253 / Literatura

- Publicidad -

“Esta importancia de la juventud ha dado lugar a un curioso fenómeno

-impensable en otros momentos históricos- de mitificación de lo juvenil.

Los modos y las modas de la juventud son asumidos incluso por quienes

ya no se encuentran en esa fase de la vida…”.[1]

 

En este momento los ojos de la sociedad están dirigidos a los niños. Lo que un momento empezó como el pensar de la gente joven y la imagen de un futuro distinto, así como el cultivo de la educación en las mentes pequeñas, se ha convertido ahora en un centro de importancia que a veces raya en lo absurdo, respaldado en las teorías sicológicas y pedagógicas que claman a los cuatro vientos la educación integral del pequeño y su extremo cuidado, prácticas que, no está de más decirlo, parecen empeorar la actitudes de los pequeños respecto a su convivencia con los adultos, pues vemos en algunos ejemplares alarmantes expresiones: niñas que se pintan o quieren vestirse a la moda, noviecitos en diversos grados de primaria, embarazos y actitudes prematuras, etcétera, lo que sin duda el sistema capitalistas ha convertido en una excelente fuente de ingresos.

En la antigüedad el concepto de niñez no quedaba muy claro, por lo que éste era considerado más como un adulto pequeño, y a veces el infanticidio era una práctica muy común, pues era difícil poder mantener una boca más, o bien, si el producto salía deforme o era producto del adulterio, también cuando era niña y no niño. Un heleno escribe en una carta en el año I antes de Cristo Si llegas a tener un hijo (¡toco madera para que así sea!), déjalo vivir; si es una niña, deshazte de ella. En el mejor de los casos el menor o la menor eran abandonados en la calle para que los cogiese quien quisiera. Además, en la Grecia Clásica se nos muestra cómo el joven era entregado a otro para que le enseñara un oficio, y por lo general el aprendiz se convertía en el eunuco o amante de su maestro: a Aquiles le dolió más la pérdida de Patroclo que la de Griseida.

En la Edad Media se empieza a formar el concepto de niñez, el pequeño ser humano ya es considerado como un ciudadano en vías de desarrollo que tarde o temprano tiene que conocer los preceptos divinos; es considerado más como un ser imperfecto, que al alcanzar la edad adulta puede convertirse en un feligrés modelo. Al respecto menciona San Agustín Sólo el tiempo puede curar la niñez, y sus imperfecciones. En el Renacimiento y con la llegada de las fábricas el niño se convierte en una mano de obra excelente, pues hay muchos abandonados, la gran mayoría nadie los va a reclamar, y por ello son explotados hasta la muerte.

El concepto de niñez que ahora conocemos no se va a gestar sino hasta el siglo XIX, cuando las ideas de Rousseau contribuyeron a pensar que el niño es bueno por naturaleza, y que es el trato y la vida la que convierten a un pequeño en un adulto miserable y ruin. Prueba de esa conceptualización la vamos a encontrar en Oliver Twist de Charles Dickens.

 

[1] Aranguren, Jose Luis L., Bajo el signo de la juventud, Col. Aula Abierta, Salvat, España, 1982, p. 4.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-253

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -