13.6 C
Zacatecas
miércoles, 7 diciembre, 2022
spot_img

Calaveras de a de veras

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

Autor: Francisco Javier Morales Ramírez
Residencia: Celaya, Guanajuato, México

- Publicidad -

Ay tristísimo y amolado panteón,
donde la Flaca, solitaria, deambula,
estaría mejor frente al paredón
y no rodeada de tanto político mula.

Varios llevan siglos y unos apenas años,
condenados, sinvergüenzas, rateros,
mentirosos, lacras y majaderos,
alegan ser las víctimas, méndiga bola de huraños.

Ahí tiene al infeliz Santa Anna, con una pata mocha
y una hipocresía y altanería grandísimas.
A diario bebe, apuesta, se trasnocha,
y atreve a autonombrarse alteza serenísima;

Pero el manco es poca cosa comparado con su tocayo,
no de nombre sino de carencias, también presumido y sangrón,
ese que a todo mexicano creía su lacayo,
hablamos del general Obregón.

Obregón, maestro de Calles, y Calles del PRI es abuelo,
le salieron canijos los nietos y bisnietos,
porque, olvidado, vive en desconsuelo,
por esos repartidores de tortas y panfletos.

Pobrecita, compadezco a la Calaca,
todos los días ve al arrogante Miguel Alemán,
gran maestro del arte del toma y daca,
ídolo de los que hoy sólo roban y se van.

Luego está el trompudo Díaz Ordaz,
que se dice consumado pacificador.
Ese pobre sólo sirve para que el escritor
de su imagen haga crítica mordaz.

Igual que Echeverría, su camarada,
que aunque aún respira ya está muerto en vida.
Ambos surgen de la misma camada,
de belicosidad y corrupción consabidas.

López Portillo es la misma historia,
y así defienda el peso como un perro
nunca alcanzará la gloria,
pues apenas lo lloró Sasha el día de su entierro.

Ni qué decir de Miguel de la Madrid,
a quien le hizo plagio Peña Nieto.
Y si bien dicen que eso de Aristegui es un ardid,
Miguelito no va quejarse, si ya está tieso.

Esa bola de bribones hace sufrir a la Muerte,
se niegan a recibir el descanso eterno;
siempre la hacen ver su suerte,
porque los echaron a patadas del infierno.

Huesuda, ya deja que reposen tus restos,
pero no vengas a México, mi alma,
que acá para ti hay mucha chamba,
porque a diario es Día de Muertos.

No vale la pena, decía Juan Gabriel,
quien hace poco caminó a tu lado.
Evita a los buenos mexicanos el perecer,
que para escoger hay mucho criminal trajeado.

Nada tienes que hacer en esta tierra furtiva,
aquí no hay ningún pendiente;
ya hasta le tienes que pedir permiso a grupo Higa
si es que un día quieres llevarte al presidente.

Ya no tenemos petróleo, ya no tenemos libertad,
ya no tenemos derecho ni a una vida sana.
Entre tanta pobreza, violencia y desigualdad,
ya quisiéramos amanecer vivos el día de mañana.

Y a ti, mi querida Flaca, ya nadie te respeta.
Bastante tenemos de corruptelas e inflación.
Antes de ti corríamos como saetas;
ahora te decimos: “asústame panteón”.

Pero éste es nuestro México amado,
con la tesis de Peña, la fuga de Duarte
o el muro gringo que nos hace ver como ganado.
De este país ya puedes olvidarte,
ahí luego te mandamos otros miles con boleto pagado.

- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img