26.4 C
Zacatecas
lunes, 22 abril, 2024
spot_img

■ Comentarios Libres

El Estado soy yo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SOCORRO MARTÍNEZ ORTIZ •

    La separación de poderes o división de poderes es un principio político en el cual el Legislativo, Ejecutivo y Judicial del Estado se ejercen por órganos de gobierno distintos, autónomos e independientes. Esta es la cualidad fundamental que caracteriza a la democracia representativa. 

- Publicidad -

     Montesquieu, autor de esa doctrina parte de que las decisiones no deben concentrarse, por lo que los órganos del poder han de autocontrolarse a través de un sistema de contrapesos y equilibrio, pues todo hombre que tiene poder, se inclina por abusar del mismo y es necesario por tanto, que el poder detenga al poder. Por ello, se confía la vigilancia de los tres poderes entre ellos mismos, ya que cuando uno vigila, controla y detiene los excesos de los otros, impide que por propia ambición, alguno de ellos predomine sobre los demás.  

     Por estos días el presidente López Obrador ha manifestado una vez, más su desconocimiento por ese principio establecido en el artículo 49 de la CPEUM.

      También insiste en su menosprecio por el marco jurídico que regula la conducta humana y somete la actuación de las autoridades, en sus diferentes rangos y niveles de jurisdicción.  

     Del primero:

     Su reiterado ataque contra el Poder Judicial y particular contra la SCJN, ha quedado en cuestionamiento al hacer público que, cuando Arturo Zaldívar fungía como ministro presidente, respetuosamente le pedía intercediera viendo por el interés del pueblo y él ayudaba.  

     Bajo esas condiciones, Zaldívar era prácticamente su “mandadero” que se dedicaba a cabildear dentro de la Corte y, a dar las órdenes de “su patrón” a magistrados y jueces, violentando de manera flagrante lo dispuesto en la CPEUM que ambos, al tomar posesión de su cargo el presidente, y entrar a ejercer su encargo el ex ministro prometieron cumplir y hacer cumplir.  

     ¿Acaso es una interferencia del Ejecutivo en el Judicial? ¿Un sometimiento del Judicial por el Ejecutivo? ¿Quebranto al principio de División poderes? Sí, toda vez que se actualizan los supuestos, pues cuando el mandatario pedía al ex ministro su intervención, restaba autonomía e independencia al Poder Judicial, reflejando claramente una concentración de poder en un solo individuo.

     Esa “confesión” explica el por qué la insistencia de prolongar la duración del encargo de Zaldívar un año más, que debería concluir el próximo diciembre. El premio de esa indignidad, permitió a Zaldívar llegar al equipo de campaña de la candidata presidencial de MORENA. “¿Cómo asesor”?

     Con la llegada de la ministra Norma Lucía Piña como presidenta de la SCJN, se han complicado las cosas para López Obrador, porque hasta ahora la autoridad de ella, ha permitido defender la autonomía e independencia del Poder Judicial y ha logrado un contrapeso que mucho molesta e incomoda al presidente. De ella ha pronunciado: “pero llega la señora Piña y dice que los jueces son autónomos; o sea, licencia para robar, hagan lo que quieran, una resolución de componendas, como una mafia”.

     Sobre el segundo:

     Rousseau manifestaba: “El más fuerte jamás será lo suficientemente fuerte, para ser siempre el amo, si no transforma su fuerza en derecho y la obediencia en poder”. Cuando alguno de los Poderes Legislativo, Ejecutivo o Judicial ejercen una marcada asimetría, el Estado republicano será desarmado. La fuerza de una autoridad que sobrepasa al derecho y sus disposiciones, convierte a quien la ejerce en EL ESTADO SOY YO.

     Según historiadores a pesar de que no hay certeza, la frase fue pronunciada por el rey Luis XIV al ver el desacuerdo que la Corte en París, tenía frente a la aprobación de los edictos presentados por el monarca. La frase indica lo absurdo que éste veía la discusión, ya que esperaba que todas sus propuestas fuesen aceptadas sin cuestionamientos.  

     La atribución de este argumento refleja la esencia del apogeo del absolutismo que representaba y resume la concepción del derecho divino de gobernar que el rey o monarca tenía de nacimiento, transmitido por herencia, lo que lo situaba por encima de la ley. Gracias al movimiento de la Ilustración nace como fase posterior, el régimen político conocido como despotismo ilustrado que transforma el lema “El Estado soy yo” por “Todo para el pueblo, pero sin el pueblo”, que refleja licencia de los gobernantes como un padre protector de sus súbditos, hijos sin sacrificar la autoridad o poder absoluto. 

    Una reportera cuestionó a López Obrador sobre la gravedad de haber divulgado el número telefónico del celular privado de Natalie Kitroeff, jefa de la oficina de México del New York Time en un país como el nuestro de ato riesgo para los periodistas, tranquilamente AMLO respondió: “no exagere, si la compañera está preocupada porque se dio a conocer su teléfono, que cambie su teléfono, otro número, ya”.

     Y…  ¿la Ley de Protección de Datos Personales? A lo que respondió: “por encima de esa ley está la autoridad moral. La autoridad política y yo represento a un país y a un pueblo que merece respeto….”

     Señaló, que no descarta revelar el teléfono de algún periodista, cuando se trate de un asunto en donde está de por medio la dignidad del presidente de México.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -