15.8 C
Zacatecas
jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img

Desde Sydney a Nueva York, millones de personas recibieron 2015

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Afp •

Nueva York. Desde Sydney a Nueva York, pasando por Río de Janeiro o La Habana, millones de personas recibieron 2015 celebrando con conciertos y fuegos artificiales, aunque los festejos fueron enlutados por la muerte de 36 personas en Shanghai.

- Publicidad -

La tragedia fue provocada por una estampida humana poco antes de la medianoche del 31 de diciembre en el distrito del Bund, el malecón que alberga emblemáticos edificios, donde miles de personas festejaban la llegada del Año Nuevo.

El gobierno local abrió una investigación para esclarecer el origen de la estampida que dejó además 48 heridos, 14 de ellos de gravedad.

En Nueva York, cientos miles de personas desafiaron las gélidas temperaturas en el mítico Times Square para festejar escuhando a la cantante Taylor Swift, entre otros.

En Rio de Janeiro, más de dos millones de personas vestidas en su mayoría de blanco recibieron el 2015 en la mítica playa de Copacabana, con un impresionante show pirotécnico de 16 minutos.

Antes, un mensaje de felicitación del papa Francisco fue transmitido en pantallas gigantes en la playa: los cariocas son «un pueblo valiente y alegre que nunca se deja amilanar por las dificultades», dijo.

Cuba por su parte recibió el 2015 con una salva de cañonazos desde la fortaleza colonial San Carlos de la Cabaña, en la entrada de la bahía de La Habana, en conmemoración del 56 aniversario del triunfo de la revolución de Fidel Castro, y con un motivo adicional de festejo: el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos tras medio siglo.

En Europa, Moscú abrió las festividades. En la Plaza Roja, la catedral San Basilio se encedió con coloridos fuegos artificiales.

En su mensaje de fin de año, el presidente ruso Vladimir Putin se dirigió a su homólogo estadunidense Barack Obama recordándole que ambos tienen una responsabilidad compartida para mantener la paz en el mundo.

No hubo reacción de inmediato de Obama, que pasa dos semanas de vacaciones con su familia en Kanehone, en su estado natal Hawai, desde donde divulgó en Twitter un sencillo saludo de «Feliz Año Nuevo» acompañado de una foto en la que le da un beso en la mejilla a su esposa Michelle.

En París, fuegos artificiales lanzados desde el Arco del Triunfo iluminaron la avenida de los Campos Elíseos, la «avenida más linda del mundo», colmada de turistas.

En Londres, unas 100 mil personas pagaron por asistir a un espectáculo pirotécnico de once minutos a orillas del Támesis. El espectáculo fue cobrado por motivos de seguridad pública, tras la inmensa afluencia en los años anteriores. En España, miles de personas se concentraron en la madrileña Puerta del Sol para comer las tradicionales 12 uvas, mientras que en Barcelona se prendió fuego a un gigantesco castillo de fuegos artificiales. Estos espectáculos fueron seguidos por millones de personas a través de la televisión. En Berlín, el actor estadounidense David Hasselhoff participó en un concierto gigante al aire libre en la puerta de Brandeburgo, allí donde tuvo lugar otro histórico, en diciembre de 1989, para celebrar la caída del Muro de Berlín que estaba en ciernes. Para Lituania, el paso al 2015 también significó la entrada en el euro, mientras que su vecino letón presidirá la Unión Europea, lo que lo sitúa en la primera línea de las negociaciones con Rusia sobre el conflicto con Ucrania.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias