Innovación docente; cuestión de analizar y reflexionar la práctica propia (1/2)

Innovación docente; cuestión de analizar y reflexionar la práctica propia (1/2)

Nuestra recompensa se encuentra
en el esfuerzo y no en el resultado,
un esfuerzo total es una victoria completa.
Mahatma Gandhi

Se considera al análisis como un examen detallado que se hace de las partes de un todo y que se implican en el todo mismo; a la reflexión como una manera de pensar, considerar y estudiar al todo para formarse una opinión y tomar así nuevas decisiones sobre algo, estos dos términos deben girar en torno a lo que es ese todo –la práctica del docente-, para que, el docente crea en lo que hace y cree lo que debe hacerse. Los saberes y conocimientos del docente deben ser reflexionados y analizados por él mismo, que articulen adecuadamente la creencia y la creación; esto evitará que el docente no considere solamente a los postulados teóricos para accionar su práctica. Reitero, contar con conocimiento teórico-pedagógico de parte del profesional de la docencia, lo lleva a creer en algo y, crear algo; dicha creación podría ser una propuesta innovadora, considerada esta no como algo nuevo sino como novedoso.

La docencia es un proceso que debe ser analizada y reflexionada no solo por los docentes, sino por todos los actores que tienen relación directa e indirecta con este fenómeno social, el docente debe creer en su formación profesional y en su práctica como tal, de esta manera es como podrá hacerse varias interrogantes; la finalidad de ello es que tenga el conocimiento necesario y, así, pueda tener menos sesgos en lo que por innovación proponga. El proceso de construcción de conocimiento didáctico-pedagógico, debe servir de referente para que enlace la creencia con la creación, en dicho proceso entran en juego un componente cognitivo que se refleja con la actitud del docente ante su práctica profesional, un componente afectivo donde el docente muestre apego que lo ligue con su propia práctica; así, analizar es disgregar, es cuestionar lo que se ha hecho mal para rectificarlo, creo que solo de esta manera los saberes del docente se convierten en cultura escolar.

Cuando el docente considera su labor como eminentemente social, se ve en la necesidad de sistematizarla; la teoría es un buen referente para que se informe de ella, seguido de la reflexión que realice del proceso práctica-teoría-práctica, mismo que le llevará a teorizar –construir conocimiento a partir del ejercicio de su profesión-. La importancia de innovar la práctica docente propia, radica en construir conocimiento considerando los postulados teóricos que le sirvan de referente, la práctica docente debe convertirse en objeto de reflexión, de esta manera considero que se le daría uso crítico a la teoría, abriendo así una brecha metodológica; así, la sistematización se convierte en metodología, una vez entrando en este camino, lo primero que sería necesario hacer es diagnosticar situaciones problemáticas para que el docente dimensione el tamaño de los problemas, los priorice y, haga los planteamientos que sean susceptibles de abordarse como problemáticos; esto le permitirá construir una metodología adecuada para el diseño de proyectos de innovación –en el sentido de que no sea algo nuevo, sino novedoso-.

La profesionalización de la docencia vía innovación de la práctica, requiere que el docente incursione en un proceso en el cual inicie refiriendo las experiencias y las pondere con lo que por postulados teóricos utilizó, después, el análisis que el docente haga sobre su experiencia es fundamental, esto lo puede hacer en foros, eventos académicos, cursos de actualización, etc.; si lo hace desde una perspectiva epistemológica, se legitimaría aún más. Cabe aclarar que este tipo de eventos favorecen al análisis y/o la reflexión de las experiencias, esto no tiene comparación con las reuniones de academia o academicistas donde solamente se exponen experiencias exitosas, llevando con ello, un mensaje……… “háganlo así para que se conviertan en maestros exitosos”; los maestros no deben ser réplica de nada ni de nadie.

En sí, construir un proyecto de innovación, implica construir también una metodología investigativa, no es requisito que el docente se forme como investigador educativo, más bien debe ser un investigador de su propia práctica, por consiguiente, un interventor de la misma. Así, comenzará a utilizar las herramientas básicas de la investigación escolar y, se le facilitará la realización de diagnósticos contextuales para dimensionar así el tamaño de los problemas a los que se enfrenta en su propia práctica; creo, que esto le permitirá al docente incursionar en la construcción de proyectos de innovación de la práctica docente propia. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ