Médicos: en la trinchera de enfrentamiento con pocas municiones

Médicos: en la trinchera de enfrentamiento con pocas municiones

Las capacidades institucionales son claramente limitadas. Desde Gobierno Federal se afirma “estamos listos y preparados (…) tenemos todos los recursos que hacen falta”, pero es evidente que es una declaración vacía. El personal administrativo declara a los medios de comunicación que están listos, justo al mismo tiempo cuando el personal médico se queja ante los mismos medios que faltan tapabocas y elementos primarios de atención. La contradicción entre lo que se dice y lo que efectivamente hay, es evidente. Llena de incertidumbre nuestra expectativa.

En la clínica 57 del IMSS tuvo que mediar una inconformidad para que se hiciera el tamizaje del personal que se vio expuesto a posible contagio. Es posible que haya un exceso de nerviosismo en el personal de las clínicas. Los problemas que se esperan son brutales: al inicio de la llamada ‘fase 2’ que indica procesos de contagios comunitarios, el contagio es geométrico.

El nerviosismo se debe a la expectativa del modelo matemático. Además del efecto pernicioso del pánico: las personas que tienen algunos síntomas de temperatura o tos seca van a las clínicas y saturan la capacidad de atención de las mismas, y los casos realmente de cuidado son descuidados. El modelo matemático dice que, sin medidas de restricción, los contactos libres podían infectar hasta el 70 por ciento de la población urbana, por tanto, en Zacatecas serían 350 mil infectados. Pero como sí se han implementado medidas preventivas de restricción (aislamiento) eso ya no ocurrirá (afortunadamente). Pero el porcentaje de infectados con medidas de restricción puede llegar al 0.1 la población, que en Zacatecas dan mil 500 afectados. Ahora mismo hay sólo 4 casos positivos. Así las cosas, se puede pasar de 4 a mil 500 infectados en fase 2. Esa es la cuenta del nerviosismo de los médicos y enfermeras zacatecanas ¿Es probable que no se llegue a esa cifra? Si, todo depende de los efectos de las acciones de prevención.

Sin embargo, el mensaje del señor de televisión Azteca llamando a no hacer caso del aislamiento, respaldándose en el propio Presidente, emite señales encontradas que, en estos momentos, pueden ser catastróficas. Los efectos económicos y humanos de un contagio generalizado son peores que los efectos económicos de la fase de prevención. El llamado a no aislarse es francamente peligroso y provocador: ¿esos empresarios son los amigos del régimen?

Ahora mismo observamos un equipo médico con enorme compromiso ético en su misión, aun cuando las capacidades reales de atención son francamente deficitarias. Médicos, enfermeras y equipo de apoyo se ven con ánimo de hacer frente al reto que lleva riesgos y desgaste enormes. ¿Es justo para los médicos que van a recibir a los infectados que el dueño de televisión azteca anime a la gente a no respetar el aislamiento a nombre de AMLO? evidentemente No. No es lo mismo estar en el cuarto de mando que en la trinchera de enfrentamiento.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ