Medio ambiente infectado de muerte: el camino de la desolación

Medio ambiente infectado de muerte: el camino de la desolación

Apenas en 1972 surge la conciencia planetaria de la crisis ecocida en que estamos metidos los habitantes de este planeta. El tema nació en la academia con un informe titulado “Los límites del crecimiento”. Por primera vez se cae en la cuenta entorno a la brutal falsedad del supuesto que cree en la existencia ilimitada de los recursos naturales y las capacidades del planeta de resistir la acción humana. Pues no: el crecimiento económico tiene un límite, el cual es la propia capacidad limitada del planeta de recibir la acción humana y de producir riqueza. Las teorías del crecimiento económico de los años 30’s del siglo 20, suponían que es ilimitado: el objetivo es crecer y crecer y crecer lo más que se pueda. Esos modelos dejaron de tener viabilidad ecológica. El crecimiento se mide con puntos del PIB, y cada punto de PIB va acompañado de un gasto de energía por cabeza. A más PIB, más gasto energético. Y si la energía es fósil, como lo es el 80 por ciento de la usada en el planeta, pues a más PIB, mayor contribución al calentamiento global. Justo por ello, surgió la idea de la necesidad de pensar en el Decrecimiento Económico. Así de grave está la situación.

Después de los estudios de 1972, se ampliaron los datos en 1987 y 1992. En este último año es que surge la idea de sostenibilidad y luego la de sustentabilidad. Hay modelos económicos que no son sustentables, sino profundamente destructores del planeta. Los estudios sobre el impacto destructor del capitalismo llevan a una conclusión muy difícil de asimilar: las tasas de ganancia de El Capital se han sostenido por la explotación o valor extraído (expoliado) de la naturaleza. Lo cual significa que el capitalismo es intrínsecamente destructor del planeta. En otras palabras: no hay capitalismo sustentable. Es un oxímoron.

Y no queda mucho tiempo para actuar. Pero si para detener la destrucción del planeta se necesita superar el capitalismo, pues tal vez primero desaparezca la vida que superar este sistema económico. Los efectos sobre el clima avanzan en forma geométrica. Para el 2050, si no cambian las cosas de forma radical, esteremos (o estarán) viviendo falta crónica de agua limpia, alimentos y medios de vida para un planeta de 9 mil millones de personas. Y si bien, los efectos de las modificaciones del clima son globales, las soluciones parten de las acciones locales. No son gratuitas las obligaciones de los gobiernos municipales en la Ley de cambio climático. La suma de las acciones locales que cuidan cada parte del territorio es la clave para hacer sobrevivir la vida en esta isla universal. Y la presión de esa red de iniciativas glocales, sobre las políticas de las grandes potencias es una forma de esperanza. Estados Unidos ha rechazado sistemáticamente sumarse a los protocolos de cuidado ambiental, como el caso de las metas de disminución de gases efecto invernadero. La visión glocal consiste en actuar local y pensar global. Actuar en los municipios de zacatecas pensando en los efectos del propio territorio para los próximos 100 años y del planeta en su conjunto. Pero los avances son minúsculos, cuando hemos iniciado el camino a la desolación de la futura aniquilación.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70