Mega-minería, no es negocio para la nación: ¿debe cerrarse?

Mega-minería, no es negocio para la nación: ¿debe cerrarse?

¿Por qué las empresas extractivas tienen tan fabulosas ganancias? En algunas teorías económicas afirman que, con el tiempo, el Capital iba a reducir su tasa de ganancia conforme se incrementara el uso de tecnología, porque con esto último tendería a bajar el tiempo de trabajo humano. Y como la riqueza es producto del trabajo, en otras palabras: es el trabajo que se objetiva en aquello que llamamos riqueza. Y a esa objetivación del trabajo, como coágulo de sangre que cristaliza vida humana, se le llama “valor” en economía. Así las cosas, el aumento del uso tecnológico le disminuye el valor a las mercancías, y con ello, a la larga, tendería a caer la tasa de ganancia, porque el fundamento de ésta (la tasa de plusvalor o carga de trabajo humano en la producción de mercancías) disminuiría. Pero sucede que la tecnología en los últimos cien años ha crecido como nunca en la historia y la tasa de ganancia de los capitalistas no ha disminuido. ¿Por qué?
No disminuye porque a dicha teoría le faltó considerar una cosa: el valor que hay en la naturaleza. Creían que el valor era un acto de creación solamente humano. Y no: en la naturaleza hay creación que se traduce como valor económico. La naturaleza se reproduce, y al hacerlo, crea. Y esas creaciones son usadas económicamente. Y en la relación con la naturaleza también hay explotación: se extrae un valor con efectos energéticos enormes que nunca entran en los costos de las empresas que los usan. El petróleo es un ejemplo muy claro: un barril de 46 dólares genera energía equivalente a 500 dólares. Y con los productos naturales singulares, la cosa es aun más compleja, como el agua o las especies en peligro de extinción, que tienen un valor que tiende a infinito. La explicación es que la ganancia de las empresas extractivas, a pesar de que disminuyen el trabajo humano por el alto uso de la tecnología, deriva de la explotación del valor de la naturaleza, que repercutirá en toda la cadena de valor, que llega hasta el capital financiero: el capitalismo se ha mantenido vivo (con altas tasas de ganancia) gracias a la explotación de la naturaleza que ha provocado el brutal ecocidio que vivimos. En otras palabras: las ganancias de las empresas existen a causa de que hacen uso de un valor natural que no está contemplado en su contabilidad de costos.
En Zacatecas, se hace uso de agua, suelo, y costos de resiliencia de residuos tóxicos que no están en los costos de las empresas. Esto explica el por qué la contabilidad ambiental del Inegi informa que los costos ambientales están muy por encima de las ganancias que quedan en el estado de Zacatecas. Esto es, la mega-minería no es negocio para los zacatecanos: demasiado costo e ínfima ganancia. Desde el ángulo de la población del estado, la autorización de la explotación minera NO es negocio. Y si en un estudio de rentabilidad, un proyecto no es representa un buen negocio, sino por el contrario, es un proyecto donde los costos son muy altos respecto a las ganancias, ¿se aprueba? ¡Claro que no! Así las cosas, lo racional es cerrar esos negocios y sustituirlos por otros de mejor rentabilidad (social y ecológica). Es un negocio donde sólo gana el empresario extranjero y no la nación, dueña de los recursos naturales estratégicos y finitos.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70