UPZ realizó contratos millonarios de servicios con empresas fantasma

  • Se trata de dos compañías: Kelia Soft S.A. de C.V. y AAMIF Consultores S.C.
  • En total fueron más de 3 millones y medio de pesos por diferentes bienes y servicios
  • Los domicilios fiscales reportados por las empresas en las facturas, uno en Fresnillo y otro en Aguascalientes, están deshabitados o no albergan oficinas
Erika Marcela Venegas Badillo. Rectora de la institución

El próximo 20 de agosto Erika Marcela Venegas Badillo cumplirá dos años como Rectora de la Universidad Politécnica de Zacatecas (UPZ). En este lapso la institución ha pagado al menos 3 millones 497 mil 822.77 pesos a dos empresas fantasma por diferentes bienes y servicios.

Una de las compañías es Kelia Soft S.A. de C.V., la cual recibió por el concepto de “proyecto de investigación norma” un total de 2 millones 700 mil pesos, mientras que la otra empresa, AAMIF Consultores S.C., le facturó a la universidad más de 797 mil 822.77 pesos por una “asesoría en aplicación de estímulos fiscales”.

En torno a estas compañías, la funcionaria educativa afirmó que tiene los documentos que acreditan su existencia como los convenios de colaboración, el registro federal de contribuyentes, el acta constitutiva, el registro patronal y en uno de los casos dijo tener “la opinión positiva” del Servicio de Administración Tributaria (SAT) sobre las operaciones que realiza.

Asimismo, enumeró como prueba que se trata de “empresas que han emitido facturas a entes públicos y privados” aparte de la UPZ y añadió que el hecho de que “algunas de ellas ofertan sus servicios también a través de medios electrónicos, tienen su página de Internet y tienen su red social, de alguna manera también puede ayudar a corroborar que existen”.

Edificio desde el que factura y donde se supone que están las oficinas de AAMIF Consultores S.C. en Aguascalientes

Intermediación: negocio millonario

Desde el número 103 de la calle Sierra de Pinos, en la colonia Bosques del Prado Sur, de Aguascalientes, factura la empresa AAMIF Consultores S.C.

Es un edificio color salmón con una cristalera en el frente en el que prestan sus servicios, de acuerdo al directorio publicado en la entrada, cinco médicos especialistas y una empresa de elaboración de vacunas.

Al acudir al lugar, no se encontró consultorio médico alguno ni instalaciones de la compañía de vacunas, y tampoco se hallaron referencias como rótulos o letreros de la compañía AAMIF Consultores S.C.

Cuando se visitó la ubicación la semana pasada, sólo se encontró a una persona en el Interior 6, el único que estaba abierto pese a haber ido en horario de oficina, y a quien se le preguntó en concreto sobre la empresa AAMIF. Como respuesta, únicamente señaló que ésta ya no se encontraba ahí, sin especificar fechas o nuevo domicilio, y dijo que el responsable era el “contador Miguel”.

Este sábado 12 de agosto, tan sólo un par de días después de haber constatado físicamente la inexistencia de las oficinas de AAMIF Consultores S.C. en la dirección referida, Juan Alberto González Romero, quien se presentó como representante legal de la empresa, aseguró que en ese domicilio de la calle Sierra De Pinos 103, Interior 4, están sus instalaciones, en las que trabajan 12 personas.

La Universidad Politécnica de Zacatecas contrató a esta compañía en al menos 5 ocasiones desde enero hasta abril de 2017, según las facturas que tiene La Jornada Zacatecas, haciendo una cantidad total pagada por la institución de 797 mil 822.77 pesos. Las facturas de todos los pagos tienen como domicilio de emisión el de la Calle Sierra de Pinos 103, Interior 4.

El Código Fiscal de la Federación establece que “se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas” en las facturas emitidas por una empresa cuando ésta no cuente con los activos como personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes.

Este periódico tiene la evidencia de 5 pagos realizados por la UPZ a AAMIF Consultores S.C., pero en la entrevista telefónica que se le realizó al representante González Romero y en la que estuvo presente la rectora de la UPZ, el empresario informó que llevan prestando sus servicios a esta institución educativa desde octubre de 2016 y en la actualidad continúan haciéndolo.

Esto supondría que, aparte de las facturas de enero a abril, hay pagos de octubre, noviembre y diciembre del año pasado, y de mayo, junio, julio y el presente mes de agosto.

Como ejemplo, el representante de la empresa sostuvo que en junio tuvieron una ganancia de 268 mil pesos, mientras que la rectora de la UPZ leyó una de las cláusulas del convenio en la que se estipula que la compañía cobrará el 25 por ciento sobre el “importe real recuperado o compensado más los accesorios, que en este caso es el Impuesto Sobre el Valor Agregado”.

AAMIF Consultores, fantasma físico y virtual

AAMIF Consultores S.C., según planteó su representante legal, ha estado trabajando para la universidad desde octubre de 2016 “actualizando” la información relativa al pago del Impuesto Sobre la Renta y las compensaciones que por este concepto puede obtener la UPZ.

“Es una aplicación de estímulos fiscales que no estuvieron haciendo correctamente en ejercicios pasados y esto va en apego a un decreto publicado en 2008. Entonces, hemos ido actualizando la información de la universidad y esto representa un ahorro en los recursos que maneja”, puntualizó González Romero.

La compañía ha dado este tipo de asesorías, de acuerdo a lo señalado por el empresario, a otras entidades y empresas privadas, además de que recalcó que “no es de reciente creación, (sino que) tiene más de dos años”.

Al respecto, al introducir el nombre de AAMIF Consultores S.C. en el buscador de Internet se le vincula de manera inmediata a más instancias de Zacatecas y también a otras entidades.

En territorio zacatecano, aparece en el Padrón de Proveedores de Gobierno del Estado con una vigencia hasta septiembre de este 2017, también presuntamente prestó sus servicios al ayuntamiento de Zacatecas en 2015, durante la gestión del priísta Carlos Peña Badillo, quien ahora es diputado local, y en el año 2016 trabajó para el gobierno municipal de Juchipila por un monto de 302 mil 180 pesos, ya con el actual alcalde de la alianza PAN-PRD, Rafael Jiménez Núñez.

Asimismo, se liga a la empresa con la Universidad Autónoma de Aguascalientes y con el Organismo Público Descentralizado de Salud de Tlaxcala, al que le ofreció servicios subrogados.

Pese al nivel de sus clientes y al volumen de sus cobros, AAMIF no tiene ni página de Internet, cuentas en redes sociales ni teléfonos de contacto. “No nos publicitamos a través de redes sociales”, señaló el representante legal, quien agregó que la forma en la que se promocionan es a través de “nuestro propio trabajo”.

Apuntó que es él quien se presenta ante los posibles clientes para ofrecer sus servicios pues consideró que “este tipo de servicios es un trato personalizado por lo que cual no se hace a través de una red social o mediante un correo electrónico. Nosotros damos un trato personalizado y por lo cual yo acudo personalmente. Yo me presento y hago una propuesta, mediante una cita y vamos cubriendo todo el protocolo que se requiere”.

El empresario indicó que AAMIF Consultores S.C. pertenece a un corporativo llamado Nettree, de quien dijo ser también el representante legal y sobre cuyo giro de actividad refirió que es el de la asesoría en exportación e importación.

Sin embargo, en el sitio web de Nettree Corporativo se agregan otras áreas de acción como el “brindar soluciones en distintas ramas de negocios, desde asesoría financiera y apoyo a emprendedores, gobierno y particulares hasta el manejo, intercambio y comercialización de bienes y servicios”.

Esta compañía fue ubicada por el empresario en el mismo domicilio que AAMIF Consultores S.C., en la Calle Sierra de Pinos 103, Interior 4, en Aguascalientes.

Por su parte, la rectora de la UPZ Erika Marcela Venegas Badillo señaló que este tipo de empresas suelen presentarse directamente en las instalaciones educativas para ofrecer sus servicios, pero agregó que también tienen conocimiento de su existencia “a través de las mismas estrategias que han implementado otros directores o rectores de otras universidades”.

Precisó, en cuanto a AAMIF, que fue contratada porque tiene “la experiencia y los conocimientos necesarios”, además de por el hecho de que en una cláusula del convenio asumía hacerse responsable y pagar “de manera solidaria” los adeudos fiscales de la UPZ en caso de que no se autorizaran los estímulos y devoluciones por parte de la Federación, logrando con ello el ahorro prometido.

Captura de pantalla de la portada de la página web de Kelia Soft, la cual fue borrada este domingo

 

Fachada del domicilio de Fresnillo desde donde factura Kelia Soft SA de CV

Casi 3 mdp facturados desde una casa deshabitada

En una colonia periférica de la cabecera municipal de Fresnillo, en una calle sin pavimentar, hay tres casas idénticas; todas deshabitadas. La que se encuentra en el centro, marcada con el número 307, es el lugar desde donde factura la empresa Kelia Soft S.A. de C.V. que recibió por parte de la UPZ un total de 2 millones 700 mil pesos por la realización de un proyecto de investigación denominado “Norma”.

Esta compañía fue inscrita en el Registro Público de la Propiedad el 28 de septiembre de 2015, apenas un mes después de que Venegas Badillo rindiera protesta como rectora de la UPZ.

Los socios que la conformaron fueron Ernesto Alejandro Reyes Martínez, como accionista mayoritario, y René Gutiérrez Rivera. Ninguno de ellos aparece en el registro público como dueño de algún inmueble o terreno.

La rectora de la UPZ, Erika Marcela Venegas Badillo, expuso que como universidad han buscado acceder a fondos extraordinarios y una de las opciones es el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

En este sentido, puntualizó que a las empresas que participan en el programa de Estímulos a la Innovación les piden que se vinculen con alguna institución de educación media superior para llevar a cabo sus proyectos.

De esta forma, dijo, fue como en 2016 llegó a la UPZ Johan Martínez, de la empresa Harmony, con quien se acordó el desarrollo del proyecto de investigación llamado Plataforma de Reconocimiento de Voz Alto Valor Agregado Norma.

El empresario, vía telefónica, aseveró que esta plataforma servirá “para que los alumnos puedan practicar la pronunciación de un idioma, el francés o el inglés u otro idioma que vayamos a manejar en la plataforma; va a permitir al alumno practicar su pronunciación y el sistema va a decir por fonemas en cuál no hizo bien la pronunciación y en cuál hizo bien”.

La rectora añadió que el recurso de Conacyt es entregado por la empresa a la universidad para que sea esta instancia la que lo administre, a solicitud de la compañía, conforme vayan teniendo requerimientos de materiales, mobiliario, servicios y demás necesidades para el proyecto.

En un primer momento sostuvo que Harmony, la cual describió como “una empresa transnacional que tiene proveedores en todo el mundo”, le solicitó a la universidad que le hiciera los pagos a una compañía ubicada en Hong Kong para que desarrollara el proyecto Norma.

Como este tipo de proveeduría desde el extranjero era “nueva” para la universidad, Venegas Badillo explicó que se pidió la autorización a la junta directiva y a su presidenta, la secretaria de Educación, Gema Mercado Sánchez; pero al no obtener respuesta solicitaron a Harmony el cambio de proveedor.

Precisó que fue así como se terminó haciendo el convenio con Kelia Soft S.A. de C.V., después de que el corporativo “transnacional” presentara en el historial de esta empresa “otros proyectos que ha realizado inclusive con la Universidad Autónoma de Zacatecas, con la Universidad Autónoma de Fresnillo”; todos, según expuso, de manera reciente.

Un monto de 2 millones 700 mil pesos fue el que se le pagó a Kelia Soft por el proyecto que, según informó la rectora, se concluyó en el mes de diciembre del año pasado y es precisamente este lunes, cerca de ocho meses después de la culminación, cuando se tiene prevista una presentación del mismo en las instalaciones de la UPZ.

El pago del recurso se hizo en varias etapas. Está la de investigación y desarrollo de estrategias y documentación, dijo Venegas Badillo, en la que se entregó la cantidad de 540 mil pesos; la de actividades e instrumentación con 1 millón 80 mil pesos; la de seguimiento y verificación con 540 mil pesos; y la conclusión del proyecto con la misma cantidad de 540 mil pesos.

Modifican inconsistencias en redes sociales

Pese a que la rectora comentó al inicio de la entrevista realizada este sábado que esta empresa utiliza las redes sociales para ofrecer sus servicios, con página institucional y cuenta en diferentes redes, al ingresar a los sitios web de Kelia Soft se advierte que no hay actividad y que no coinciden los contenidos, por ejemplo, de Facebook y su página de Internet.

La semana pasada, Kelia Soft tenía una cuenta en Facebook con 4 amigos y los mismos seguidores, así como con 5 publicaciones, cuatro hechas el 8 de diciembre de 2016, mes en el que la UPZ le hizo al menos el tercer y quinto pago del proyecto, y una más del 19 de febrero de este año, que hacía referencia a la actualización de su dirección en Zacatecas.

No había una ubicación exacta en el apartado de información sino que tan sólo podía accederse a ella entrando en el mapa de Google, desde donde se indicaba que la empresa operaba en Zacatecas en la calle Mexicapan 1359.

En el lugar, por el contrario, sólo hay un edificio verde de tres pisos sin rótulos que mencionen el nombre de Kelia Soft S.A. de C.V. sino que únicamente se ve un letrero en el que se lee “Ciber papelería y copias”, encima de un portón blanco.

La fachada verde es el domicilio (Mexicapan 1359), con la inscripción Ciber y Papelería, que la semana pasada aparecía en Facebook como una de las ubicaciones de la empresa Kelia Soft SA de CV

También, la semana pasada, en otra liga de la misma cuenta de Facebook, se redirigía al usuario a una segunda dirección en la colonia Díaz Ordaz, tampoco sin precisión y sólo pudiendo ubicarla en la esquina entre la calle Luis Echeverría y Octaviano Campos Salas. Igualmente se trata de una casa en una zona residencial, sin membretes ni anuncios sobre la empresa.

No obstante, después de la entrevista realizada a la rectora de la UPZ Venegas Badillo este sábado 12 de agosto, Kelia Soft modificó dos elementos de su cuenta y el primero tiene que ver precisamente con su ubicación.

Tanto en el apartado de información general de la compañía como en su última publicación, hecha este domingo por la tarde tras medio año sin actividad, se expone que ahora la empresa opera desde el número 1331 de la calle Mexicapan, en una cafetería llamada Coworking Coffee.

Aun así, ni esta última dirección ni las anteriores que fueron eliminadas ayer corresponden al domicilio desde el que Kelia Soft S.A de C.V. facturó 2 millones 700 mil pesos a la UPZ.

Estas facturas fueron emitidas desde la calle Eucalipto, número 307, en la Colonia Las Arboledas, en el municipio de Fresnillo. Se acudió, en un horario de oficina, a esta ubicación para verificar la existencia de la compañía que emitió estos documentos fiscales y se corroboró que el inmueble y las viviendas contiguas están deshabitadas.

El segundo cambio que se realizó en la cuenta de Facebook de esta empresa, después de haber entrevistado a la rectora de la UPZ, tiene que ver con su presunta página de Internet www.keliasoft.com.

La semana pasada, al ingresar al enlace que existe en la red social, se abría un sitio web que supuestamente pertenecía a esta empresa, pero que no tenía relación ni siquiera en el logotipo, además de que todas las referencias que había estaban en francés y algunas en inglés, y en ellas se describían generalidades sobre ciencia y tecnología.

Inclusive, en la cuenta de Twitter que está ligada desde esta dirección, aparecen sólo 7 mensajes, todos en francés, de los años 2012 y 2013, es decir, dos y tres años antes de que se fundara la empresa en Zacatecas.

Desde este fin de semana, aunque permanece en la cuenta de Facebook la dirección web, ya no se puede acceder a ella pues al intentarlo aparece un mensaje que reza “Error 403 – Forbidden”.

En las publicaciones de la red social sólo hay interacción por parte de Ernesto Alejandro Reyes Martínez quien, a pesar de ser el director general de Kelia Soft, como informó la rectora, al ingresar a su perfil no tiene ninguna referencia a su compañía.

Sin registro de los proyectos en el portal de la UPZ

En la página de Internet de la UPZ no aparece ninguna referencia al proyecto millonario denominado Norma, supuestamente realizado por la empresa Kelia Soft S.A. de C.V., ni a las asesorías en aplicación de estímulos fiscales por las que se le pagó a AAMIF Consultores S.C.

Por otro lado, La Jornada Zacatecas confirmó en el SAT que las facturas que están en su poder son reales, pues fueron validadas en la propia dependencia federal.

 

Super Papelería 77, negocio familiar

Aparte de los casi 3.5 millones de pesos que, en las facturas que tiene La Jornada Zacatecas, se pagaron a estas dos empresas, también destaca que la UPZ compró en 13 meses bienes como material de oficina y también abarrotes por la cantidad de 229 mil 320.81 pesos a la Super Papelería 77, de Grupo Leba S.A. de C.V., algunos de cuyos propietarios son familiares de la rectora Erika Marcela Venegas Badillo.

En el acta constitutiva de la empresa aparecen como socios María Teresa y María Guadalupe Badillo Álvarez, tías de la rectora Venegas Badillo, así como Gonzalo Ledesma Bretado, Roberto Sánchez Orendain y Maritza Esther Román Estébanos.

En seis meses de 2016 se compraron artículos de papelería, alimentos y bebidas por 136 mil 177.05 pesos en Super Papelería 77. Resalta el hecho de que únicamente el 20 de diciembre de ese año la tienda emitió 17 facturas a la UPZ con segundos de diferencia entre una y otra, haciendo un monto total de 44 mil 877.57 pesos.

Por otro lado, en siete meses de 2017 se han hecho compras por 93 mil 143.76 pesos, destacando el mes de junio, en concreto el día 6, en el que hay 39 facturas también separadas por segundos por una cifra de 30 mil 122.99 pesos.

En la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado y Municipios del Estado de Zacatecas se establece como prohibición en el artículo 7, fracción 17, el “intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquellos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge, concubina, parientes en los tipos y grados considerados como nepotismo; o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte”.

Este apartado se complementa con la fracción 18 en la que se determina la prohibición de “contratar o autorizar pedidos y contratos en ejercicio de sus funciones o con motivo de ellas, relacionados con adquisiciones, arrendamientos y enajenación de todo tipo de bienes, prestación de servicios de cualquier naturaleza y la contratación de obra pública o de servicios relacionados con ésta, con quien desempeñe un empleo, cargo o comisión en el servicio público, o bien, con las sociedades de las que dichas personas formen parte”.

La rectora de la UPZ justificó estas compras al asegurar que Super Papelería 77 es la única empresa que, desde el inicio de su gestión, les autoriza crédito para aplazar los pagos del material adquirido, lo cual “nos permite no retrasar el servicio a los departamentos en los insumos de papelería y además la entrega inmediata”.

Recalcó que esta empresa es proveedora de la universidad desde antes de su llegada a la Rectoría y sostuvo que las compras que se le realizaron podían ser por medio de adjudicaciones directas, y no con licitación, debido a que no superaban los 100 mil pesos en una sola exhibición.

Venegas Badillo insistió en que su gestión ha sido transparente y apegada a la ley, e inclusive dijo que se ha solicitado que se realice una auditoría “con la certeza de que hemos hecho una buena administración, con la certeza de que probablemente pudiera haber algún error de procedimiento que estoy segura que se puede solventar por falta de alguna firma o de alguna requisición; pero no es un asunto grave ni de desvío de recursos”.

 

 

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ