“Trabajar con niños es volver a crecer”, afirma la artista plástica Susana Salinas

“Trabajar con niños es volver a crecer”, afirma la artista plástica Susana Salinas
Para Susana Salinas el crear arte ha sido como tener un matrimonio ideal, pues aunque hay diferencias, siempre regresa a él ■ FOTOS: MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ

■ A los menores se les debe tratar como personas, no con un personaje infantil, para conocerlos

■ Su acercamiento con el arte fue a través de talleres de dibujo y pintura a la edad de 8 años

“Trabajar con niños es crecer al igual que ellos, y crecer para volverte a hacer chiquito. Es como meter tu cabeza y lavarla de tantos miedos. Con los niños desaparece eso, porque disfruto que me pase eso”, dice Susana Salinas, joven artista zacatecana que ha destacado en las artes plásticas y visuales.

Para Susana, trabajar con niños se dio cuando empezó a vivir sola. Ella convivía con vecinos, y los hijos de éstos le preguntaban a qué se dedicaba. Ella les decía que dibujaba y que pintaba, y les ofreció darles clases.

Eso sí, lo primero que les dijo es que las clases se cobrarían. Le pagaban 10 pesos, pero la intención era que los menores no abandonaran sus clases y que valoraran el tiempo y el esfuerzo que hacían por aprender.

Menciona que a los niños se les debe tratar como personas, no con un personaje infantil, ya que esto permitirá conocerlos de mejor manera y poder orientar un taller con resultados favorables para el instructor y los alumnos.

También impartió talleres de dibujo en los cursos de verano que organizaba el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Actualmente tiene un taller de niños y dice estar fascinada, pues hay casos como el de Emiliano, que empezó a participar a la edad de 6 años y actualmente ya tiene 9.

Comenta la zacatecana que mostrar y compartir el arte con menores es de las mejores experiencias que ha tenido, pues el arte toca las fibras más sensibles de los seres humanos y llega a descubrir situaciones internas en las personas que a lo mejor ni sabían que existían. “Los niños no llegan en blanco, ya traen información y tienen la necesidad de decir cosas”, considera Salinas.

Para Susana el arte ha sido como tener un matrimonio ideal, pues aunque hay diferencias, siempre regresa a él. Por eso se busca ser mejor y permanecer en el arte, lo que se vuelve un enamoramiento.

Comenzó a dibujar desde pequeña, y sus dibujos resaltaban entre los demás. Incluso, la mayoría de las veces los docentes la seleccionaban para hacer las ilustraciones del periódico mural de su escuela. Eso para ella fue un aliciente y le motivó a seguir dibujando.

Su acercamiento con el arte fue a través de talleres de dibujo y pintura cuando tenía la edad de ocho años. Su madre la motivaba y la inscribía junto con su hermano Sergio, mientras ella tomaba cursos de manualidades.

Recuerda que en una ocasión tenía que entregar un trabajo de dibujo mientras estudiaba la secundaria y su padre la llevó con su tío Martín, a quien le gustaba dibujar, para que la orientara.

Cuenta que el trabajo debía incluir unas piedras y ella buscaba que tuvieran esa apariencia, lo que le mostró que podía seguir aprendiendo técnicas de pintura, pues no se trataba de dibujar y quedarse conforme con el resultado.

A los 18 años realizó su primera exposición en el Museo La Toma de Zacatecas, con una colección de dibujos, a la cual la acompañó únicamente sus familiares. Después de esa muestra, le llegó una invitación para acudir a una exposición de Plinio Ávila.

“Me acuerdo que me decía mi mamá que llevara la invitación porque tenía mi nombre, para que me dejaran entrar. Iba sorprendida, y ahí me enteré que existía el taller Julio Ruelas, donde conocí a gente que estaba dedicándose a esto; duré tres años y medio”, dice Susana.

Posteriormente se propuso estudiar psicología. En un principio pensaba ser educadora, porque le gustaba la manera de trabajar con niños y hacer manualidades. Pero le atrajo psicología porque en décimo semestre se les daba taller de creatividad.

En la escuela participó en eventos culturales y comenzó a dar talleres a los mismos compañeros. En algún momento concursó para diseñar un logo, ganando el primer lugar. También impartió orientación vocacional en la escuela Liceo, en donde laboró cerca de un año.

Su intención era trabajar para poder adquirir bastidores y darse un tiempo para elaborar sus propias propuestas. Ésta era la única manera para hacerlo, ya que no tenía otra forma de conseguir sus instrumentos.

Posteriormente tuvo otra exposición en el desaparecido café La Molienda. En esa muestra vio sus piezas Yolanda Alonso, quien coordina el suplemento cultural La Soldadera y que actualmente dirige el museo Manuel M. Ponce.

Alonso le propuso colaborar en el suplemento, con dibujos, cada domingo. Luego se hizo una exposición en Casa Municipal de Cultura de Zacatecas con una impresión de sus trabajos en papel bond llamada Las nubes, la cual se llevó con posterioridad, impresa en lonas, al municipio de Dolores Hidalgo, en Guanajuato. De ahí fue invitada a Puebla y terminó con una exposición individual en el Museo Independencia.

También trabajó en la pastelería La Trufa, donde se dedicó a decorar pasteles, sitio donde le fue difícil para acoplarse al ritmo de trabajo de las otras empleadas. Después fue invitada a hacer restauración y su trabajo era reproducir las cenefas que estaban desaparecidas, reproducir los dibujos e igualar el color.

Recuerda que Alejandro Nava no le permitía exponer, y en una ocasión se fue a Fresnillo con Hugo Cazares, Eduardo Arvizu y Jorge Pérez Cortez, a presentar parte de su trabajo, como un acto de “rebeldía”, dice entre risas.

Sin embargo, las presentaciones y la necesidad de creación se convirtieron en una necesidad, pues opina que es importante dar a conocer sus creaciones; la necesidad del artista es verse expuesto y poder ver qué ocurre con su obra.

Actualmente está preparando una exposición individual en la ciudad de Aguascalientes, en el Museo de Arte Contemporáneo, la cual está programada para el mes de abril del próximo año.

“Yo le recomiendo a quien quiere pintar que la sigan regando más. No hay nada como equivocarte para tener la oportunidad de hacer algo totalmente diferente. Si no, no se darán cuenta de que tienen consigo habilidades para resolver, y de ahí sale la creatividad”, dice la artista.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ