Un rockcito para todos los roles / Nuestro rock en escena

Un rockcito para todos los roles / Nuestro rock en escena
Simiocidio, desde Durango, vino para ‘prender’ al personal con su ya característico metal progresivo

Desde 2004 que me incorporé al Colectivo Zacatecano de Rock, he estado trabajando activamente en la difusión del rock local en su diversidad; a veces, con apoyo del Instituto Zacatecano de Cultura (IZC), pero, dadas las circunstancias adversas y la decisión de las bandas por ser un organismo independiente, desde la celebración del noveno Día Estatal del Rock, la cuarta Muestra de Rock Zacatecano en el Chopo, la primera Muestra en el Cultural de Guadalajara, el Coloquio de Culturas Populares en Nuevo León y eventos importantes, como el diplomado Sicodelia y el taller de rock en homenaje a Mr. Máquina, ha sido sólo con las bandas participantes del Colectivo.

El evento Un rockcito para todos los roles, tercer aniversario, ha dejado constancia de la independencia del organismo el pasado 27 de febrero en el bar Tanke house, en un cartel donde tocaron las mejores bandas del circuito estatal; esto no significa que estas bandas sean las únicas, existen otras con excelente musicalidad, que tienen reconocimiento a nivel nacional, sólo que se tomó en cuenta a las primeras 10 bandas que confirmaron su incorporación al tokín. Todas las agrupaciones locales merecen nuestro reconocimiento.

El segundo paso fue decisivo para efectuar el tokín. El Tanke nos proporcionó el local, Miguel A. Orozco “Digimón” se alivianó con la sonorización, El K’an con el cartel promocional; en fin, varias personas estuvieron atentas al llamado y, llegada la fecha, La Jornada Zacatecas se dio a la tarea de difundir el evento.

Ángel Nocturno, el retorno de una banda que siempre ha estado en los primeros planos. Qué buena onda que están de nueva cuenta con nosotros
Ángel Nocturno, el retorno de una banda que siempre ha estado en los primeros planos. Qué buena onda que están de nueva cuenta con nosotros
 Joule, la banda que abrió el Festival Un rockcito...
Joule, la banda que abrió el Festival Un rockcito…

Los de La Quinta hicieron la prueba de sonido con dos rolas de corte punk melódico que calentaron el ambiente para dar paso  a Joule, una banda bien acoplada que interpreta excelentes covers. Desde Fresnillo, acudió al llamado una banda que se ha caracterizado por tocar black metal original, con una sección de ritmos que apoyaba los poderosos riffs de Gustavo Palacios en la guitarra y el poderío de las guturales del “Chango”. Tocaron un set que prendió de inmediato a la audiencia, destacando la pieza Trono de ratas. Apenas la banda tomaba respiro, cuando ya estaban en el escenario los heavymetaleros del renovado Ángel Nocturno, abriendo su participación con Revolución, una de las piezas más aclamadas que, en conjunto con Basta ya, armaron tremendo refuego. Esta agrupación ha sufrido varios cambios de elementos, pero la actitud de los integrantes más antiguos en concatenación con los recientemente incorporados deja ver a una agrupación muy sólida, que ha conservado la esencia de sus mejores composiciones. Alfredo “El Baby”, en los tambores, como siempre, llevando la base rítmica al lado del “Pollo”, que le tupe duro al bajo; Yael, en los requintos, acoplado perfectamente con el nuevo guitarro que lleva los sonidos armónicos. Día con día, suenan en toda la extensión del sentimiento acumulado, para dar margen a que una de las mejores voces del circuito despliegue el potencial de una gama de tonalidades que Jorge Martínez mantiene desde hace más de una década que se incorporó al Ángel Nocturno. La banda, en todo su esplendor, en ese movimiento de cabezas; los seguidores del heavy en el éxtasis, haciendo un gran slam. Repentinamente, se comienzan a conectar unos personajes que, emulando a los iniciadores de la especie humana en este proceso llamado la evolución, se colocaron unas máscaras de nuestros antepasados, para dar comienzo con una música muy densa, ataviada con grandes movimientos corporales, como queriendo asesinar al chango que llevamos dentro; la musicalidad que poseen es indiscutible, metal fusionado con progresivo, lo cual te inserta en una especie de campo traviesa donde puedes explayar toda clase de sensaciones que van desde el funk, el heavy, acompañadas de grandes tomas abiertas en una caja de sorpresas que te circundan a la progresión, a la vanguardia. Bien por estos compas que, desde el estado vecino Durango, vinieron a dar a conocer su arte, con sus propios recursos y toda la disposición de agradar a la banda zacatecana, que los recibió con algarabía. Simiocidio es el nombre de batalla de estos caballeros del metal progresivo; Alejandro Olmeda, en la guitarra; Jesús Palacio, en la batería; Omar Pulgarín, en el bajo, y Juan Gerardo Hernández, en la otra guitarra.

Buena Mierda Radikal, una propuesta de lo más energética en la escena. Apenas estrenando su material de reciente creación, aquí en el Fest Un rockcito para todos...
Buena Mierda Radikal, una propuesta de lo más energética en la escena. Apenas estrenando su material de reciente creación, aquí en el Fest Un rockcito para todos…
Pacal, sin lugar a dudas, la banda más poderosa en los terrenos del metal, en este Festival Un rockcito para todos los roles
Pacal, sin lugar a dudas, la banda más poderosa en los terrenos del metal, en este Festival Un rockcito para todos los roles
Nartex, dejándose caer con su potente heavy metal en el Festival Un rockcito..., celebrado en el Tanke House Bar
Nartex, dejándose caer con su potente heavy metal en el Festival Un rockcito…, celebrado en el Tanke House Bar
Adramalek, desde el mero ‘Fresno’, una de las bandas con más poder en el Fest Un rockcito para todos los roles
Adramalek, desde el mero ‘Fresno’, una de las bandas con más poder en el Fest Un rockcito para todos los roles

El ambiente estaba a todo lo que daba un buen tokín, cuando ya estaba el Brian en el cotorreo con la banda, vituperando y haciendo reclamos por una sociedad más justa, radicalizando sus posturas ante la vida y ante la sociedad. Los guitarrazos que atizan El Rulo y Brian nos han dejado claro que la inconformidad ante el sistema no sólo es el rechazo a las acciones de los tiranos, sino que a través de la música y sus líricas, también se manifiestan por la denuncia; “El Fuzka”, fiel a los principios del acople, para llevar un energético ritmo con su bajo y dar oportunidad para que el Aby se descociera en los tambores. De lo más energético del circuito estatal, éstos de Buena Mierda.

Escuchar el clásico sonido de las guitarras del excelente instrumentista Alfredo El Fity y Eleazar, los sonoros y aporreados cueros de los tambores del Robert y la esplendidez de Erick en su retorno, en un acople con la base rítmica de bajo-batería, para dar entrada a una de las más espectaculares voces guturales del circuito estatal, que cuando aparece en otras latitudes, la audiencia atiende minuciosamente para conocer el legado de Rubén O. Méndez; no tiene precio. Pacal es una garantía de calidad, y su musicalidad se escucha con bastante frecuencia en varios sitios de nuestro tan devastado México. “A mover las cabezas cabrones” y al grito de ¡¡¡yeah!!!, la banda se incorporó hasta el frente del escenario y, en plena comunión con Pacal, se dejó caer con tremendo slam que daba gusto ser partícipe de esta energía con que la banda se manejaba. Ha sido un orgullo participar de estas manifestaciones de una audiencia conocedora, que interactúa con los músicos que ponen toda su disposición para que esto sea un buen show. De antemano, un reconocimiento a todos los asistentes que muestran un total apoyo a la cultura del rock zacatecano. Para cerrar este memorable tokín, Nartex mostró a los más aferrados que el heavy es una alternativa para continuar inmersos en un movimiento que no ceja para mantener viva la escena.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70