6.8 C
Zacatecas
domingo, 25 septiembre, 2022
spot_img

Crónica de una protesta anunciada

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JÁNEA ESTRADA LAZARÍN •

Editorial Gualdreño 540

- Publicidad -

Esperaron a que iniciara la feria del libro. Puntuales estaban ahí con pancartas en las que preguntaban dónde estaba el recurso necesario para pagarles, preguntaban por qué ya no había dinero y afirmaban que Zacatecas merecía tener un coro y una orquesta de cámara. Era viernes 26 de agosto por la noche, el Dr. Veremundo Carrillo acababa de tomar la palabra en el acto en donde se le homenajeaba por su trayectoria, y, como buen humanista, lejos de molestarse se solidarizó, diciendo que ellos, los manifestantes, también son “gente que está tratando de construir Zacatecas”; tras escuchar el aplauso, los jóvenes músicos entonces se acercaron al escenario, mientras el Dr. Veremundo continuaba diciendo “Me da mucho gusto y mucho orgullo el que mi nombre se una a este evento cultural tan hermoso”, se refería a la Feria Nacional de Libro Zacatecas 2022, que este año está dedicada a él.

Fue en el acto de inauguración cuando algunos integrantes de la OCEZ y del Coro del Estado llegaron a Plaza de Armas a tratar de visibilizar la problemática en la que se encuentran sus organizaciones; ellos trabajan profesionalmente, y “son artistas, no limosneros”, como lo afirmaron también. Desde hace años la Orquesta de Cámara del Estado de Zacatecas y el Coro tienen graves problemas de subsistencia. En el tiempo que se crearon ambas organizaciones funcionaban ya bajo los auspicios de Gobierno del Estado, y recibían su pago quincenal -incluso aguinaldo- a través de la Secretaría de Administración. 

Durante el sexenio pasado se decidió que la responsabilidad de pagarles -entre orquesta y coro son alrededor de 100 personas- sería del Instituto Zacatecano de Cultura; el problema es que al hacerse el traslado de responsabilidades no se incluyó ni etiquetó el recurso necesario. Eso fue en septiembre del 2020, e incluso hubo quien se puso en huelga de hambre para pedir la regularización laboral de los músicos. Después de varias semanas llegaron al acuerdo de que sus demandas serían atendidas; y para ello, se esperaba que la pasada Legislatura emitiera un decreto en donde quedara asentada la creación de la orquesta y el coro como parte del IZC.

En esas mismas fechas comenzaron los trabajos para promover una nueva Ley de Cultura para el Estado de Zacatecas y sus municipios y los legisladores convocaron a una serie de mesas de diálogo y reflexión para redactarla. Por falta de experiencia y conocimiento en el tema, en el 2021 -a unos cuantos días de que terminara la administración pasada- los diputados terminaron por presentar para su aprobación una ley, que es un “copia y pega” de conceptos extraídos de otras leyes y ponencias, que incluye algunos de los temas que se abordaron en los foros, pero que no tiene pies ni cabeza -le falta orden y claridad-. En esa ley quedó consignado en el Art. 36 del Cap. X, que una de las 63 atribuciones del IZC es la de “Organizar, administrar y promover las actividades artísticas y culturales de la Banda Sinfónica, la Orquesta de Cámara y el Coro del Estado de Zacatecas…”.1 Luego, llegó el cambio de gobierno.

En el Artículo 37, además, se especifica que “La Banda Sinfónica, la Orquesta de Cámara y el Coro del Estado de Zacatecas dependerán orgánicamente del Instituto, el que coordinará sus actividades a través de la unidad administrativa que se establezca en su Reglamento”. ¿Dónde está ese reglamento? ¿Dónde está el reglamento de la ley? Los músicos integrantes de la orquesta y del coro fueron notificados recientemente de que no habrá recurso para pagarles como lo han venido haciendo desde el mes de enero de este año, durante los cuales recibieron cuatro mil pesos mensuales como “apoyo social” -contraviniendo el artículo quinto transitorio que especifica que “Los derechos laborales de los servidores públicos que sean transferidos al Instituto serán respetados y garantizados”- y por eso se manifestaron durante la inauguración de la FENALIZ, porque no hay dinero para pagarles y eso es cierto -también se sabía que el presupuesto para este año sería insuficiente desde que se aprobó-.

En el proceso de elaboración de la ley quedó asentado un dictamen financiero negativo, no había viabilidad financiera y aun así la aprobaron antes de irse. Urge que los diputados de esta legislatura revisen la Ley de Cultura vigente, se tienen que enmendar varias cuestiones que hacen imposible que IZC opere normalmente, incluso implementando medidas de “disciplina financiera”. Si desde el 2021 era bastante previsible que los músicos terminarían por protestar, de no aumentarse el presupuesto y no modificar la ley, ellos no serán los únicos en protestar en próximas fechas.

Que disfrute su lectura.

Jánea Estrada Lazarín

[email protected]

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/gualdra540

1 Ver la Ley de Cultura del Estado de Zacatecas y sus municipios en: https://www.congresozac.gob.mx/64/ley&cual=77

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias