13.8 C
Zacatecas
jueves, 18 agosto, 2022
spot_img

El narcotráfico: la industria próspera de Estados Unidos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BENJAMÍN MOCTEZUMA LONGORIA •

Las políticas públicas, durante el neoliberalismo, se sostuvieron con métodos autoritarios, encubiertos de democracia (elecciones fraudulentas), legales (reformas estructurales) y justificadas por monopolios de la comunicación en aras de la gobernabilidad entredicha porque se veló por intereses transnacionales y migajas a la oligarquía capitalista mexicana en un contexto de desempleo, miseria, descontento social y criminalidad del gobierno y de cárteles de lo ilícito, creados por el mismo proceso de acumulación y concentración de capitales.

- Publicidad -

La criminalidad ha sido UNA FORMA de estallido social, se “administra” y destruye los excedentes del llamado ejército industrial de reserva. Junto con los flujos migratorios, son válvulas de escape a la presión social. Igualmente UNA FORMA, que aunada a la corrupción, permite la apropiación extranjera de riquezas nacionales.

Así, el crimen organizado y, con él, el clima de inseguridad, son expresiones inherentes al funcionamiento de un capitalismo que, en México, sólo se preocupa por la ganancia y usa sus propios fenómenos como ideología para disminuir y someter a sus intereses económicos al Estado Mexicano.

En futuras entregas profundizaré estos temas. Valga su mención para establecer un enlace necesario en cómo las actividades ilícitas, en especial del narcotráfico, están sirviendo para acumular y concentrar riquezas a la gran empresa transnacional, principalmente de Estados Unidos, sin importar los miles de muertos por adicción de allá y de masacres de acá.

Tratándose de actividades ilícitas, es comprensible que no se tengan datos muy precisos sobre la economía del narcotráfico. La ONU afirma que la economía del narcotráfico representa casi el 1% del PIB Mundial: 320 mil millones de dólares. Significan unos 6 billones 400 mil millones de pesos mexicanos. Esa economía no irradia a todas las naciones del mundo, circula en Estados Unidos, México, Perú, Bolivia, Colombia, Italia, China, entre las principales.

Pero ese dato de la ONU es considerado muy conservador, y lejos de la realidad. La U.S. National Narcotics Intelligence Consumers Committee 1994 (NNICC) calcula que el mercado de Estados Unidos es por unos 2 billones de dólares (cerca de 40 billones de pesos mexicanos) anuales y sólo en tres drogas básicas: Marihuana, Cocaína y Heroína. Del resto de las drogas (Anfetaminas, Cristal, Fentanilo, Morfina, etc.) y otras actividades ilícitas, como trata de blancas y tráfico de órganos, se manejan datos similares.

Si tan grande es la economía de las actividades ilícitas (probablemente unos 100 billones de pesos mexicanos), y la realización de la mayor parte de la ganancia se efectúa en Estados Unidos, debiera parecer raro que en el vecino del norte no haya persecución contra esos mayúsculos capos de la delincuencia organizada. Indudablemente será tema posterior.

Para 1993, la NNICC calculó que en Estados Unidos se manejaba una masa económica de aproximadamente 1 billón 342 mil millones de dólares (unos 26 billones 840 mil millones de pesos mexicanos) en el manejo de Heroína; en Cocaína el cálculo fue de 161 mil millones de dólares (3 billones 220 mil millones de pesos), y de Marihuana de 279 mil 280 millones de dólares (5 billones 585 mil 500 millones de pesos mexicanos), cantidades que nos suman 1 billón 782 mil 280 millones de dólares (35 billones 645 mil 600 millones de pesos).

Si tales montos se manejan en la Unión Americana es porque tienen una gran demanda. Fue hasta 1970 que el Gobierno de EEUU consideró que el problema de salud era muy grave. Para 1995 se estimaba la existencia de 140 mil consumidores crónicos y el gobierno americano destinó 13.2 billones de dólares para intentar controlar las actividades del narcotráfico. De ese monto, 7.8 billones de dólares (59%) se enfocó a acciones dirigidas a reducir el abastecimiento (disminuir la oferta) de drogas y 5.4 billones de dólares (41 por ciento) a reducir la demanda. Aparte se destinaron 2.9 billones de pesos a programas de tratamiento y 660 mil millones a educación y prevención escolar (datos tomados del informe de NNICC).

Un dato interesante que encontré en los informes de la ONU es que los productores de drogas (Perú. Colombia, Bolivia, México…) sólo se quedan con aproximadamente el 1 por ciento del valor que logra realizarse en Estados Unidos. Igualmente, de cada 3 dólares obtenidos en las ventas del mercado americano, los cárteles (mayoritariamente mexicanos) que empacan y transportan, arriesgando el pellejo, solo se quedan con 1 dólar y los 2 restantes quedan en poder de los distribuidores gringos.

La concentración y acumulación de riqueza se da esencialmente en USA. No se conocen acciones consecuentes contra esas actividades, salvo chispazos coyunturales enfocados sobre los países latinoamericanos porque en territorio norteño solo se han interesado en darles paliativos a sus consumidores. Mientras en EEUU no exista un combate serio a la economía del narcotráfico nuestros países seguirán al asecho del crimen organizado y la inseguridad.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias