16.8 C
Zacatecas
miércoles, 17 agosto, 2022
spot_img

La Refinería Olmeca Dos Bocas fortalecerá la soberanía energética

■ SOBERANÍA ENERGÉTICA/ REFINERÍA OLMECA DOS BOCAS

■ Permitirá la reducción en importación de combustibles y se procesará el crudo pesado

■ La inauguración será el primero de julio e iniciará un proceso de prueba, a fin de que poco tiempo después comience a producir de manera óptima: Andrés Manuel López Obrador

■ La obra tendrá un efecto económico multiplicador para la región (Tabasco) y el país con beneficios adicionales en desarrollo de bienes, servicios, empleos, puertos e infraestructura: académico

■ En México es necesario desarrollar las tecnologías para procesar el crudo pesado, porque de lo contrario “nos vamos a llenar de combustóleo, de gasóleos y de combustibles muy pesados”

■ El país aún no puede transitar hacia las energías limpias y se prevé que hasta el año 2050 deje de quemar combustibles fósiles: Manuel Macías Patiño

■ Puntualiza que Dos Bocas permitirá que México avance en el proceso de cancelación de importaciones de combustible por el orden de 400 mil millones de dólares en los siguientes 15 años

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

La Refinería Olmeca Dos Bocas, a inaugurarse en próximos días, será importante para disminuir en gran medida la importación de combustibles y para el procesamiento de crudo pesado, así como para desarrollar la petroquímica; es decir, fortalecerá la soberanía y alcanzar la autosuficiencia energética en México.
En ese sentido, Manuel Macías Patiño, investigador de la Unidad Académica de Ciencias Químicas de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), aseguró que las refinerías Olmeca Dos Bocas y Deer Park, adquirida recientemente por el Gobierno de México, serán benéficas en esos rubros.
Sin embargo, comentó que en México es necesario desarrollar las tecnologías para procesar el crudo pesado, porque de lo contrario “nos vamos a llenar de combustóleo, de gasóleos y de combustibles muy pesados. Entonces necesitamos desintegrar esos combustibles pesados y pasarlos a combustibles ligeros como gasolina, diésel e incluso gas”.
Al margen de ello, consideró que las refinerías en mención serán rentables porque darán la posibilidad de procesar con combustibles y petróleo muy pesado y producir combustibles ligeros.
Además, refirió que México aún no puede transitar hacia las energías limpias y se prevé que hasta el año 2050 deje de quemar combustibles fósiles, motivo por el que es posible y benéfico el fortalecimiento de la petroquímica “y creo que ese va a ser el destino de estas refinerías”.

- Publicidad -

Por tanto, Macías Patiño afirmó que las refinerías son fundamentales “porque pueden procesar y tratar crudos pesados y porque nos podemos convertir fácilmente a petroquímica básica, por ejemplo, ropa, polímeros, tuberías, computadoras, entre otros”.
“No se puede desistir de alguna refinería porque la petroquímica básica y secundaria es grandísima. Para tener una calidad de vida y el confort que tenemos necesitamos de todos los plásticos y de todos los polímeros. Creo que muy poca gente renunciaría a este confort, pero necesitamos saber cómo vamos a generar una cultura para reciclar y reusar”, agregó.
Consideró, entonces, que es importante seguir innovando e invirtiendo en las refinerías, no para producir combustibles tradicionales, sino para los petroquímicos que son los que al final del día se utilizan para crear productos como ropa, solventes, telas, incluso alimentos y estos son beneficios que todavía están siendo dados por la expropiación petrolera, pero es importante aceptar el reto de seguir innovando y mantener vigente la petroquímica en el país.
Asimismo, aseguró que la apertura de estas refinerías significa un paso importante para la soberanía energética, pero es necesario invertir en la tecnología que permita procesar crudos pesados para alcanzar una autosuficiencia.
Por ejemplo, Macías Patiño refirió que en México se tienen yacimientos importantes de gas natural, tanto que son el equivalente al 9 por ciento de las reservas mundiales y hasta ahora ha sido aprovechado en su mayoría por Estados Unidos, que tiene mayor tecnología para hacerlo, pero es importante que México haga un esfuerzo por aprovechar estos recursos para mejorar la economía y el rendimiento energético del país.
De acuerdo con información de la Secretaría de Energía (Sener) del Gobierno Federal, México requiere reforzar su seguridad energética a través del incremento en la producción de gasolina y diésel que se elabora en el país y así abatir la importación de estos productos que ha llegado al 77 por ciento.
Con el objetivo de incrementar la elaboración de productos de mayor valor agregado en el país, cuidar la balanza comercial e impulsar el desarrollo económico y social del sureste mexicano, el Gobierno de México impulsa la construcción de la Refinería Olmeca en Dos Bocas, municipio de Paraíso, Tabasco.
“Para lograr este objetivo, Petróleos Mexicanos (Pemex) desarrollará este proyecto con los más altos niveles de eficiencia, transparencia y ética, buscando el mayor beneficio para la sociedad mexicana”.
Además, el proyecto expone que la construcción de la Refinería Olmeca en Dos Bocas tiene efecto económico multiplicador para la región y el país con beneficios adicionales en desarrollo de bienes, servicios, empleos, procura de materiales, desarrollo de puertos e infraestructura.
Asimismo, la Sener ha dado a conocer que la refinería de Deer Park, en Texas, la rehabilitación del sistema de refinación y la construcción de la refinería Olmeca Dos Bocas, permitirá que México avance en el proceso de cancelación de importaciones de combustible por el orden de 400 mil millones de dólares en los siguientes 15 años.
De acuerdo con el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Profesen), “la autosuficiencia en la producción de combustibles para abastecer a 40 millones de vehículos de combustión en nuestro país, constituye una primera fase de la transición energética, mediante la rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación, la construcción de la Refinería Olmeca en Dos Bocas y la compra de la Refinadora Deer Park, con lo cual México será autosuficiente en combustibles en 2024 y dejará de exportar petróleo crudo”.
“Con estas inversiones estratégicas, México podrá cancelar importaciones de combustibles del orden de 400 mil millones de dólares en los próximos tres lustros, en tanto se desarrolla en México de manera soberana, por ejemplo, el sistema de transporte eléctrico, y se avanza en el desarrollo de tecnologías y equipos más eficientes en todo el sistema energético, indica.
Asimismo, el proyecto plantea que la autosuficiencia es uno de los objetivos inmediatos y de carácter permanente de la Transición Energética de México (TEM), ya que “nuestro país experimentó una acelerada pérdida de autosuficiencia energética a partir de 2013, misma que a partir del año 2019 comenzó a recuperarse hasta alcanzar el 87 por ciento en 2021”.
El documento, publicado en La Jornada, expone que la pérdida de autosuficiencia energética observada desde la Reforma Energética impulsada por Enrique Peña Nieto “fue resultado de la sobreexplotación y agotamiento de los yacimientos de hidrocarburos que impuso la política neoliberal extractivista, de exportación de recursos naturales sin proceso de industrialización y creación de valor agregado nacional”.
En ese contexto, plantea que el proceso de transición energética debe garantizar el autoabastecimiento de energía, por ser una base fundamental de seguridad, el poder y la soberanía nacionales.
La Sener también dio a conocer que el año pasado se produjeron 70 mil 546.43 gigavatios por hora de energías limpias, dato que significó un incremento de 2.9 por ciento anual, pero la producción de energías sólo representó 29.5 por ciento del total de energía producida, por lo que no se cumplió con la meta establecida de 30 por ciento.
Al respecto, el Prodesen indica que no se alcanzó la meta debido a la pandemia del Covid-19, al diferimiento de la fecha de entrada en operación de proyectos de generación privados y públicos, entre otras causas.
“Desde luego que uno de los propósitos de la planeación es cumplir con los compromisos ambientales contraídos con las instancias internacionales en relación a la reducción de emisiones y cambio climático, por lo que se propone el incremento ordenado de la generación eléctrica mediante energías limpias y renovables”, detalla el documento.
En días pasados, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa, anunció la inauguración de la Refinería Olmeca Dos Bocas, este primero de julio, e informó que iniciará un proceso de prueba, a fin de que poco tiempo después comience a producir de manera óptima.
“Vamos a iniciar un proceso el día uno de julio de 2022, que va a llevar posiblemente seis meses, para que ya tengamos capacidad para procesar 340 mil barriles diarios (sólo en esa refinería)”, dijo el presidente.
Refirió que “de las seis refinerías sólo dos estaban funcionando y cuatro estaban paradas, es decir, estaban procesando 30 por ciento del petróleo crudo; ahora las tenemos al 70 por ciento y van a seguir aumentando en su capacidad, porque continúa el programa de modernización. Además, Deer Park opera a 85 por ciento de su capacidad”.
Por su parte, Rocío Nahle García, titular de la Seder, informó que la Refinería Olmeca Dos Bocas operará al 100 por ciento de su capacidad en 2023 y se estima que produzca 340 mil barriles de crudo pesado al día; con lo cual México alcanzará su autosuficiencia energética.
Entrevistada en Más Noticias Radio, declaró que “cuando se hace un complejo petroquímico, se hace por etapas, se construye; después viene lo que se llama integración; una Refinería son muchas plantas químicas y hay calles adentro; hay algo que le llamamos tuberías de integración, nosotros empezamos a poner eso para integrar una planta con otra”.
Luego de inaugurar la refinería, reiteró que se realizarán pruebas de arranque, lo que implicará probar más de 90 mil equipos entre bombas, válvulas, torres, reactores, equipo electrónico, entre otros.
“Se va poniendo en marcha todas las partes hasta que toda la Refinería entra en una sincronía, son las pruebas de arranque; hoy todos los equipos críticos están en Dos Bocas, todo está construido, el área administrativa, obras asociadas, es una obra muy grande y ya está”, indicó la secretaria de Energía sobre el proceso de construcción.
Además, Nahle García informó que la inversión y el gasto destinado para la Refinería Olmeca Dos Bocas, incluyendo su construcción y su operación, será recuperado en un periodo de cinco años.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias