15.8 C
Zacatecas
miércoles, 28 septiembre, 2022
spot_img

De tirios, toros y troyanos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LUCÍA MEDINA SUÁREZ DEL REAL •

Tocar el tema es prácticamente ya tener una posición, porque hacerlo puede sonar a banalidad en un momento en el que se encuentra en el escenario nacional los resultados de la investigación de Ayotzinapa, y el fin de semana volvieron a Zacatecas los ‘narcobloqueos’ de carreteras.

- Publicidad -

Pero la conciencia de esta tecladeora está tranquila, por principio porque estos temas se han hablado ya en semanas anteriores, y porque francamente no tendría nada nuevo que decir, más que perogrulladas de botepronto. 

Es además momento de hablar de la tauromaquia porque el debate social del tema ‘prendió’ en Zacatecas, luego de una suspensión solicitada por el Colectivo Nacional Anticorrupción. 

“Matar al mensajero” parece inevitable. Al abogado más visible de esa lucha se le atribuyen razones políticas para sus acciones, de la misma manera que quien me lea, buscará entre mis palabras la expectativa construida a partir de mis antecedentes familiares, y en particular, de la parte de éstos que conozca. 

El porte distinguido (evidente sarcasmo) de mi lado paterno frecuentemente hace olvidar mi herencia materna, pero ésta es en mí, tan presente como sería para cualquiera.

Gran parte de mi niñez transcurrió en una ganadería de toros de lidia, y soy ejemplo (creo) como muchos, de lo falaz del argumento de las terribles consecuencias psicopatológicas que, sin ninguna evidencia científica, aseguran desarrollan las infancias habituadas a la tauromaquia. 

El contacto eso sí, me ha hecho escuchar decenas de veces los argumentos de los defensores de la tauromaquia: entre otros, que solo el 10% de los toros de lidia concluyen su vida en un ruedo, precio -a decir por los apoyadores- ínfimo comparado con los beneficios que obtienen estos toros y el 90% restante, porque llegan a los 4 años de edad, y no solo a los 9 meses que viven sus similares que terminan en un rastro.

Conozco también el argumento de que mantener el campo disponible y en condiciones para ese ganado, obliga al ganadero a mantener un equilibrio ecológico que se pondría en riesgo con la desaparición de la tauromaquia, porque hacerlo ya no sería redituable. 

No obstante, estos discursos son irrelevantes para el pensamiento contemporáneo que asume que el horror está en considerar a la tortura y muerte como espectáculo.

La discusión parte pues de puntos filosóficos contrarios. De un lado se habla del abuso que el ser humano comete al someter al toro a su diversión y entrenamiento; y desde la otra perspectiva se piensa en el valor del hombre para enfrentar un animal que lo supera varias veces en peso y fuerza, sin más arma que una espada y un engaño.

Se antoja muy difícil el diálogo entre las dos concepciones, porque de uno a otro lado solo hay epítetos de “bárbaros” e “ignorantes”.

Lo cierto es que parece ineludible aceptar un hondo cambio cultural en la concepción de la relación entre seres humanos y animales, donde ha dejado de predominar la visión utilitarista de éstos, y avanza un intento de relacionarse de forma más respetuosa e incluso horizontal con ellos.

Como suele suceder, aún no acaba de morir lo viejo, y no ha nacido ya del todo lo nuevo. 

Este paulatino cambio de mentalidad obliga al diálogo entre las dos visiones hoy semivivas, semimuertas, y también a buscar salidas que en el corto plazo no dejarán contento a nadie. 

Estás podrían ser la modificación de la “fiesta” como en otros países para que la faena no concluya en la muerte; o bien, una salida gradualista en la que este cambio cultural vaya digiriéndose para dar tiempo y oportunidades de alternativas a quienes viven de esa actividad económica.

No se ve sobre el horizonte la mínima posibilidad de diálogo. Pero si no la hay, ojalá haya una salida democrática. ¿Ahora se entiende la importancia de los instrumentos de la participación ciudadana y verdadera cultura democrática? 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias