12.8 C
Zacatecas
lunes, 3 octubre, 2022
spot_img

Critica Moody’s los precios rígidos de gasolinas en México

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

México, DF. La existencia de un precio rígido para las gasolinas y el diesel, que es fijado por el gobierno federal, va a amplificar el impacto negativo de la caída en el precio internacional del petróleo en la economía mexicana, consideró este jueves Moody’s Analytics.

- Publicidad -

«El crecimiento económico se verá más afectado por el desplome en el precio del petróleo» dada la existencia de precios de los combustibles fijados por el gobierno, apuntó José Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

Una tercera parte de los ingresos del gobierno federal tienen su origen en la actividad petrolera. Desde mediados del año pasado, el precio de la mezcla mexicana de petróleo de exportación, que actualmente cotiza en torno a 38 dólares por barril, ha perdido 60 por ciento de su valor.

El hecho de que el gobierno no permita que los precios internos de los productos petrolíferos importados se ajuste con los precios internacionales va a ocasionar que la economía mexicana absorba el choque petrolero a través de una mayor reducción en el crecimiento real, sin posibilidad de amortiguarlo a través de una menor inflación, dijo Coutiño.

Ser un país exportador neto de petróleo con rigidez inflacionaria imposibilita a México para defenderse mejor de la caída en el precio del petróleo, consideró. Si los precios internos de los combustibles fueran flexibles, el choque negativo de la caída en el precio del crudo podría ser repartido entre crecimiento e inflación, añadió.

La depreciación del tipo de cambio, que permite al gobierno tener más pesos por los dólares que recibe por la venta del petróleo, puede ayudar a compensar la pérdida de ingresos por la caída en la cotización del energético, planteó.

Sin embargo, abundó, si se produce un traspaso del tipo de cambio a la inflación (que los productos importados, como alimentos, tengan un mayor costo en pesos al ser comerciados en el país) «entonces el efecto cambiario positivo se reduce, haciendo nuevamente que la reducción en la balanza petrolera sea absorbido mayormente por el crecimiento de la economía».

El martes pasado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que en 2014 la balanza comercial de productos petroleros (la diferencia entre el ingreso por exportación y el gasto por importación) fue superavitaria en mil 489.3 millones de dólares. Un año antes, en 2013, el intercambio comercial de productos petroleros había sido favorable al país en ocho mil 625 millones de dólares. Ello significa que, de un año a otro, la pérdida neta de divisas para el país por este rubro alcanzó siete mil 135.8 millones de dólares.

«Mientras mayor sea la intervención gubernamental en los precios clave como la inflación y el tipo de cambio, menor posibilidad tiene el país de defenderse de los choques externos», consideró Coutiño.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias