0.8 C
Zacatecas
miércoles, 30 noviembre, 2022
spot_img

Los Valores Universitarios ante los próximos tiempos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ÁLVARO GARCÍA HERNÁNDEZ •

Se avecinan tiempos complejos en todos los ámbitos de nuestra vida y, al igual que en la pandemia han surgido conductas contrarias a las reglas civiles, seguramente emanarán comportamientos infames que lucrarán indebidamente con los deseos de seguir adelante con nuestras actividades cotidianas. En lo referente a la Universidad Autónoma de Zacatecas, es urgente promover una convivencia sana y estructurar las bases de una comunidad universitaria que jale para el mismo rumbo pues temas como la crisis financiera estará ahí esperándonos para pretender afectar la vida institucional y el porvenir de miles de estudiantes que aspiran a una carrera universitaria. Así las cosas, en la UAZ, no terminará de salir una generación de estudiantes cuando ya estará ingresando otra, en medio de elecciones pendientes para Sindicato, Rector, Consejo Universitario, Directores de Unidad y demás. De tal suerte, debemos provocar que los alumnos que egresen se vayan satisfechos y que los que ingresen, encuentren un escenario óptimo para su desarrollo académico. Sería muy lamentable que los nuevos universitarios, adviertan un escenario caótico provocado por pseudo universitarios que acosta de todo, quieren permanecer en el poder aplicando la máxima de que el fin justifica los medios, idea prevaleciente desde 1531 cuando se publica El Principe de Maquiavelo. Soy de la idea de que en la Universidad deben existir el diálogo, la lucha de ideas, el pensamiento crítico y filosófico, motivando entre los jóvenes la construcción de un criterio que madure su forma de pensar, de actuar y votar. No admito que en pleno Siglo XXI se juegue a la manipulación de masas per se, ordenando a la materia gris que se supone pensante, inclinarse por tal o cual candidato o candidata para mantener el status quo aunque este esté jodido. Estoy cierto de que un debate con propuestas y alternativas harán que nuestra Universidad se fortalezca; es muy triste que las cosas se den por hecho sin más ni más, sin principios morales y éticos, sin democracia y sin muchas conductas que en un momento se criticaron del estado y que inspiraron la lucha por la autonomía, ahora en peligro de extinción. Una Universidad débil no le conviene a nadie; pensemos en los miles de muchachos que dejan sus comunidades, sus familias y que aspiran a una vida mejor teniendo como base la educación y una carrera profesional. ¿Qué le ensañamos a esos jóvenes que sueñan en su progreso cuando los mejores trabajos y al poder se llega sin esfuerzo, sin trayectoria, ni méritos? ¿De qué sirve pues estudiar si algunos alumnos que no asisten a clase tienen las mejores calificaciones? No prostituyan la labor académica porque puede ser el único lazo que mantenga a esta sociedad en ocasiones desorientada y proclive a destruirse. ¿Valdrá la pena mantenerse en el poder solo para solapar a sus secuaces? O simplemente, ¿No sabes vivir sin poder? ¿Tienes miedo a la alternancia? Pues sin duda que estos pensamientos deben ser erradicados de nuestra Universidad ya que no contribuyen al progreso y a la estabilidad institucional, por el contrario, están formando políticos que creen que a los puestos se llega fácil y para joderse a la gente, actuando con corrupción, indiferencia e ineptitud. Todos los egresados universitarios son actores sociales que pueden contribuir positiva o negativamente a la solución de nuestros grandes problemas, de ahí la importancia de heredar una Universidad crítica, sólida y coherente con nuestra realidad. Si queremos vivir en una sociedad más justa y equilibrada, debemos motivar desde la Universidad, alumnos con sensibilidad humana, con valores éticos y morales, con compromiso social y amor por la UAZ. No puedo visualizar el futuro de la institución de otra manera, renuncio a las formas de manipulación que siembran un mal ejemplo en nuestros jóvenes, recordemos que las palabras convencen pero el ejemplo arrastra y lamentablemente, muchos muchachos están siendo arrastrados a una actividad profesional sombría, sin compromiso y sin ganas de contribuir a sortear tantos retos que tenemos que soportar. Si pudiera parecer un soñador, quiero retrotraer el contenido del Artículo 4º fracción V de la Ley Orgánica de la UAZ que expresa como uno de sus fines, coadyuvar a que se erradique la marginación y la desigualdad social, mediante la universalidad del conocimiento y el desarrollo de los más elevados valores humanos, fortaleciendo así la soberanía y la identidad nacionales y, pongo énfasis en los más altos valores humanos, de los cuales muchas veces se ríen los empecinados del poder. Llegó el momento de propiciar los cambios, de renovar la forma de pensar y actuar en muchos espacios universitarios.

- Publicidad -

*Docente-investigador de la Unidad
Académica de Derecho de la UAZ
[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img