18.1 C
Zacatecas
lunes, 22 julio, 2024
spot_img

Alerta Carstens sobre vulnerable posición de México en mercado de deuda

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada • Araceli Rodarte •

Querétaro, Qro. Cuatro de cada diez dólares de la deuda emitida por el gobierno federal en el mercado interno está en manos de extranjeros “lo que en principio es bueno, pero el problema es qué va a suceder” cuando el banco central de Estados Unidos revierta su política de reducción de tasas de interés, puesta en práctica después de la crisis de 2008, aseguró este domingo Agustín Carstens Carstens, gobernador del Banco de México.

- Publicidad -

“Lo que puede suceder es que haya una reversión de capitales”, aseguró. “Uno se pone nervioso cuando ve esas gráficas”, dijo en un foro de empresarios, en el que planteó que en un entorno de inestabilidad financiera mundial el país debe apostar por fortalecer sus fuentes internas de crecimiento.

“México debe prepararse para crecer más con estabilidad financiera”, aseguró Carstens, al participar en la primera de tres jornadas del foro “México cumbre de negocios”, convocado por el empresario Miguel Alemán Velasco. Uno de los pilares para lograr ese objetivo, añadió, es tener fortaleza en las cuentas externas del país “porque puede haber una reversión de los flujos” de capital que han llegado, como a otras naciones en desarrollo o emergentes, para aprovechar mayores tasas de interés que las ofrecidas en los países desarrollados, donde los bancos centrales han reducido los réditos para estimular la economía después de la crisis de 2008-2009.

Los otros “pilares” mencionados por el gobernador Carstens para que el país pueda lograr crecimiento económico en un entorno de estabilidad financiera son: mantener la estabilidad macroeconómica y generar fuentes de crecimiento interno, independientes al impulso de la todavía aletargada economía mundial, “y para eso van a funcionar las reformas”.

En cuanto a la solidez de los fundamentos macroeconómicos, Carstens dijo que si bien el déficit fiscal ha aumentado, a un nivel en torno a 3.5 por ciento del producto interno bruto, se mantiene dentro de rangos que parecen razonables. La deuda, como proporción del tamaño de la economía –alrededor de 40 por ciento— no rebasa límites que sean insostenibles. Y la inflación, añadió, se acercará a mediados del año próximo a la meta de 3 por ciento fijada por el banco central, en parte porque se ha desvanecido el efecto en precio de la reforma fiscal y por la decisión del gobierno de aumentar la gasolina en 3 por ciento al inicio de 2015 en contraste con los incrementos de 10 a 12 por ciento impuestos hasta ahora.

En el frente externo, el que presenta desafíos para el país, Carstens dijo que la política de tipo de cambio de libre flotación ha permitido absorber los choques externos, dado que en momentos de inestabilidad el peso se deprecia y ello facilita el aumento de las exportaciones. Eso, dijo, ha permitido el repunte de la actividad recientemente.

Por otro lado, añadió, el déficit de la cuenta corriente –un indicador que refleja el saldo de las transacciones con el exterior por comercio exterior, turismo, flujos de inversión y movimiento de capitales, entre otros—“es fácilmente financiable”.

Con la reserva internacional de divisas por 190 mil millones de dólares más los 73 mil millones de dólares de la línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional “tenemos un marco de 260 mil millones de dólares para enfrentar cualquier contingencia hacia delante”.

“Estos son los pilares de la estabilidad macroeconómica. Pero no son suficientes para crecer. La condición suficiente para crecer es la implementación de las reformas que ya se legislaron, las cuales deberán dar mayor crecimiento sin presión sobre los precios, mayor inversión, tasas de empleo elevadas, aumento sostenible del ingreso de los trabajadores y mejor distribución del ingreso en el país”, sostuvo.

En términos económicos, y en el contexto de la crisis internacional, “hemos pasado por un periodo bastante complicado desde 2007 y 2008; es un entorno que no se había visto en 70 u 80 años. Hemos podido navegar bastante bien por ese proceso, los riesgos externos están ahí, no se acaban de digerir los problemas de fondo y por eso debemos tener una estrategia fuerte que permita mantener la estabilidad y así crecer”, aseguró.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -