5.8 C
Zacatecas
lunes, 4 diciembre, 2023
spot_img

■ El reclutamiento forzado es una problemática que sucede cada vez con más frecuencia, señalan

Jóvenes originarios de comunidades, principales víctimas de desaparición

Más Leídas

- Publicidad -

Por: KAREN GARCÍA •

Jóvenes originarios de comunidades y de las zonas periféricas de la ciudad, es el principal patrón detectado en los casos de desaparición en el estado de Zacatecas, pues en la mayoría de los casos, es la trata de personas, reclutamiento forzado para grupos criminales y explotación sexual la finalidad de dicho fenómeno.

- Publicidad -

Cristela Trejo, activista zacatecana, explicó que la desaparición en menores de edad tienen dos vertientes, una, donde involucra a infancias y tienen que ver con la sustracción por parte de los padres y que “en los pocos casos que tenemos registrados y que se les ha dado algún acompañamiento y seguimiento por parte de organizaciones civiles de defensa derechos humanos, encajan en eso, el padre o pareja se lleva al niño se nunca volvió a saber nada de esa niña o de ese niño, pues son principalmente menores de 5 años que pasa de un delito de sustracción de la desaparición”.

Por otro lado, en los varones menores de edad es muy común que este fenómeno se presente en quienes son originarios de comunidades rurales o que viven en las periferias de la ciudad, por lo que la activista explicó que “el mal llamado se los levantaron, no se da en espacios oscuros ni en las noches, se da en plena luz del día, se da se da cuando están en sus espacios o saliendo de las escuelas o interactuando con sus padres en canchas y en plazas públicas”.

En ese sentido, hizo referencia al reclutamiento forzado que hacen los grupos delincuenciales en las distintas zonas del estado, que, aunque es una problemática que no es tan reconocida por las autoridades, sucede cada vez con más frecuencia.

Asimismo, explicó que, en el caso de las mujeres menores de edad, la mayoría de los casos no se da en contextos grupales, si no individualmente, ya que, a diferencia de los varones, la finalidad es la tortura sexual y posteriormente el tráfico de personas. Sin embargo, recalcó que “sí tienen algunas diferencias, pero hasta el momento sigue siendo lo mismo, la desaparición de personas para usos de explotación”.

En cuanto a las autoridades, Cristela Trejo aseguró que “estamos totalmente indefensos nosotros como sociedad contra esta situación y no le parece importar al estado” pues el estado no tiene una estrategia de atención preventiva, y explicó que, si hay sanción a ese grupo que está haciendo estas conductas, inmediatamente va a bajar delito porque saben que pueden ser sancionados.

“Pero en este momento saben que no van a ser sancionados, que nadie va a buscar a esos muchachos a esas muchachas, que los que van a buscarlo son las familias con sus pocos y limitados recursos y sin saber qué hacer, es muy triste el panorama porque las autoridades no les está interesando no hay más que 1.2 por ciento de posibilidades de que un responsable de una desaparición tengo una sentencia”.

 Recalcó que, en cinco años, las más de 23 mil personas desaparecidas, pararon a ser más de un millón 110 mil en todo el país, esto como resultado de la impunidad y la poca capacidad del Estado para dar respuesta a este delito.

“El estado está fallando en todo, medidas preventivas, está fallando porque sigue en aumento y ahí están nuestras cifras, están fallando en acciones de atención a las víctimas secundarias pues dejan a las familias en una situación más precaria”.

Enfatizó en que hacen falta medidas de atención a las víctimas secundarias de atención psicológica, asesoría legal y financiera, y sobre todo la investigación de dónde están esas personas desaparecidas, pues “la justicia está sumamente alejada”.

 Ante esta problemática y la ineficacia de las autoridades, la ciudadanía tiene gran papel para la colaboración, ya que “con el simple hecho de compartir la ficha de búsqueda en redes sociales, respetar los murales de memoria, así como las diferentes actividades que realizan los colectivos de búsqueda y además, el no revictimizar a quienes han sido alcanzadas por dicho fenómeno”.

 En ese sentido, recordó que uno de los objetivos de los colectivos es dignificar a las víctimas, ya que han sido las altamente criminalizadas pues “no solamente eres víctima de un delito de lesa humanidad además estás altamente criminalizado y te hacen responsable”.

Nadie debería ser víctima de esto, nadie debería estar desaparecido, ni mucho menos nadie debería de estar buscando a sus familiares desaparecidos, finalizó.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img