26.8 C
Zacatecas
jueves, 26 mayo, 2022
spot_img

Conflicto en Spauaz representa el interés por erradicar modelo de sindicalismo corporativista

■ Lo que está en juego es la defensa del gremio como modelo perfectible de organización sindical y como construcción autónoma de la base sindical: Víctor Figueroa Sepúlveda

■ Opina que la destitución de Martínez Pardo es un factor importante, un avance en esta lucha

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

El conflicto al interior del Sindicato de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (Spauaz), en el que un sector docente exige la renuncia o destitución del secretario general, José Juan Martínez Pardo, representa el interés por erradicar el modelo de sindicalismo corporativista y regresar al modelo democrático, afirmó el académico jubilado, Víctor Figueroa Sepúlveda.

- Publicidad -

“Un infame desistimiento de huelga por parte del secretario general, sin la requerida consulta a las bases sindicales y, según indicios, ni siquiera al Comité Ejecutivo en su conjunto, ha hecho estallar una siempre latente crisis en el Spauaz, provocando una paralización completa de la actividad propia de la organización y sometiéndola a un conflicto sin precedentes”, expuso.

En ese sentido, dijo que la exigencia de la renuncia de Martínez Pardo, “por su descarada apropiación de facultades que corresponden a la comunidad, así como el rechazo a su vergonzosa entrega a los intereses de la Rectoría”, aparecen como los factores dominantes del conflicto.

Sin embargo, indicó que el problema de fondo no es que el secretario general emita sus dictados con base en “los sucios lodazales del poder”, sino que representa ello “un modelo determinado de sindicalismo: el sindicalismo corporativista, de tan fuerte presencia en la historia de México y aún en la actualidad. Se trata de una ideología y práctica sindicales cuya férrea marca condiciona ampliamente las relaciones laborales”.

El ex director de la Unidad Académica de Ciencia Política recordó que el Spauaz surgió en medio de la lucha contra el corporativismo y de ello alimentó las primeras fases de su crecimiento, pero la influencia del neoliberalismo abrió paso a desviaciones que nunca tuvieron la aprobación de las bases fieles a sus tradiciones democráticas, ya que fueron introducidas en la organización por el método propio del corporativismo: la imposición.

De acuerdo con Figueroa Sepúlveda, esta práctica encontró motivación en una sólida alianza política entre Rectoría y dirigencia sindical que ha vinculado los intereses del patrón con los de los representantes sindicales de tal manera que, “mientras guardaban alguna relación con la historia democrática del sindicato, se desenvolvían en una inevitable contradicción entre sus compromisos democráticos del pasado y las presiones corporativistas de la Rectoría”.

“Esa contradicción, junto con la vigilancia de la militancia más comprometida con las definiciones democráticas, frenaron el acceso pleno del corporativismo al control de la organización, Al mismo tiempo, esta alianza cuestionó la independencia del sindicato, el cual terminó siendo empujado a una práctica política única y constante: la resistencia”.

Desde su perspectiva, los hechos que hicieron estallar la actual crisis al interior del Spauaz dejan la impresión de que el corporativismo ha decidido romper el pacto de élites entre Rectoría y dirigencia sindical que, por mucho tiempo, hizo posible una cierta estabilidad institucional, “y ha lanzado contra el sindicato una ofensiva feroz y cruel”.

“La violencia usada incluye el despojo de los derechos sindicales, la completa desarticulación de las normas de la convivencia sindical, el más vil desprecio de los esfuerzos de la comunidad por reconstruir sus estatutos, la invención de normas para desechar las demandas de los agremiados y eludir sus propias obligaciones legales, en fin, la completa descomposición de la vida sindical”, agregó.

Figueroa Sepúlveda afirmó que estas prácticas apuntan a la destrucción del sindicato en su versión actual, pero al mismo tiempo es una condición para la construcción de un Spauaz en pleno modo corporativista. En ese contexto, Martínez Pardo “es un actor de este tránsito y sus actividades están encaminadas a la introducción de ese modelo. Se le ha asignado ese papel y lo cumplirá poniendo en práctica todos sus arrestos autoritarios”.

En ese sentido, “lo que está en juego es la defensa del Spauaz como modelo perfectible de organización sindical y como construcción autónoma de la base sindical. La destitución (de Martínez Pardo) es un factor importante, un avance en esta lucha, pero ella no se encamina a penalizar los actos ilegales y autoritarios de una persona. Lo decisivo es la derrota del corporativismo autoritario y la recuperación de nuestras mejores tradiciones”.

Según expuso, este enfoque incorporará nuevas fuerzas, en particular aquellos sectores comprometidos con las tradiciones sindicales en las que aparecen como actores y como fuerzas del anti-corporativismo, pero “parece necesario endurecer las actividades de lucha en correspondencia con su importancia para el desarrollo histórico del sindicalismo local”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias