14.2 C
Zacatecas
domingo, 29 enero, 2023
spot_img

La lógica demencial capitalista: la convergencia contra la guerra.

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RICARDO BERMEO •

Hace unas semanas nos hicieron el honor de invitarnos, a otras dos invitadas a quienes respeto y admiro, y a un servidor, a una mesa de diálogo, para que expusiéramos, cada quien, nuestro punto de vista (testimonial) en torno a la identidad, pasado, presente, y visión de futuro del Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México, movimiento, del que -una parte significativa de quienes participamos en aquella reunión anual- formamos parte (desde sus inicios hasta la fecha).

- Publicidad -

La compañera que moderaba, señaló hacia el final, invitándonos a realizar una especie de ejercicio mental, como si fuéramos “observadores externos” en relación al movimiento, para expresar ideas sobre el presente y el futuro del movimiento ; ante lo cual, recuerdo haber mencionado, las cartas desde Persia, de un filosofo de la Ilustración, como un ejemplo, realizado para “tomar distancia” y hablar como una especie de “observador externo”, recurrí a esa analogía, tratando de dar cuenta de las dificultades que en ese momento sentía como casi insalvables, para “imaginarme” en esa situación, la de “observador externo” a la que la moderadora, inteligente y amablemente nos invitaba.

Vivimos dentro de una vorágine de noticias -tragedias, dolores, angustias- que no cesan, basta hacer referencia a las estadísticas de personas desaparecidas y no localizadas, y advertir el modo, en que, de aquella charla, 2 de diciembre, al día de hoy, han continuado aumentando. En el acumulado histórico (1964 a la fecha) del Registro Nacional, son ya 109,353 personas desaparecidas* en México, de las cuales, 3,009 personas desaparecidas* corresponden a las registradas en nuestra entidad Zacatecas, más y más familias continúan convirtiéndose en víctimas, integrándose a ese “agujero negro” donde la verdad, la justicia, la reparación del daño, y la no repetición, se han convertido en significados que oscilan entre la repetición vacía, por parte de quienes pretenden normalizar el horror, y el sentido pleno que le otorgan quienes padecen como víctimas, la angustia indecible que produce la desaparición de un ser querido. Junto a los homicidios dolosos, los feminicidios, y otros delitos de alto impacto; el panorama es el de una “guerra, confusa e incierta”, que sigue -día tras día- trastocando brutalmente todos los referentes de un mundo ahora destruido, las significaciones -los valores- representaciones afectos e intenciones, que daban forma a la vida cotidiana, a los que el imaginario de “La Suave Patria” aludía, simplemente, ya no pueden dar sentido a lo que ahora estamos viviendo, ni, mucho menos, a lo que nos espera en el próximo futuro.

Cada vez es mas acuciante y agudo ese desasosiego, generado por la conciencia sobre el creciente desfase, brecha, abismo, entre nuestras expectativas, por regla general, ilusorias, que no resisten una confrontación responsable y rigurosa con la realidad. Y ni siquiera cabe, no sin reconocer las enormes dificultades que se requeriría primero mapear y luego sobrepasar mediante estrategias emergentes, pretender no inquietarnos, argumentando que vivimos en el interegno (el tiempo propio, o el pasaje) entre un mundo que muere, y un mundo que aún no termina de nacer, (el riesgo de usar una metáfora sin contenido).

Se trata de contextualizar el creciente desasosiego que experimentamos, conectándolo directamente a la situación mundial contemporánea, sería un error garrafal, considerar que, para comprender el presente, es suficiente analizar -únicamente- lo que estamos viviendo en México y/o en Zacatecas, quedarse en una visión provinciana -o solo nacional-, es condenarnos, para recurrir a una metáfora, a que se nos aplique, el cuento de la rana depositada dentro de una olla de agua fría, la que, al no sentir el peligro, no saltará afuera, así -cuando el agua poco a poco se calienta- hasta el punto de ebullición, terminará cociéndose.

Recordemos a Günther Anders, filósofo alemán que en la posguerra, piensa Auschwitz,, Hiroshima, Chernobyl, (agreguemos la actual Guerra de Rusia-Ucrania, entre otras confrontaciones bélicas y catástrofes), como fases que avanzan en dirección a la auto-destrucción de la humanidad, en la medida en que, como humanidad, se ha perdido el control sobre el poder-violencia, pensemos en la proliferación de armas nucleares, y en el riesgo enorme que en cualquier “momento” de la actual confrontación bélica, detonen un proceso en cadena de explosiones nucleares que destruirán la vida en el planeta, ese sentido de un final, sería el triunfo de la lógica de la irracionalidad, la estupidez y la avaricia, que sintetiza como perfecto epítome el demencial fundamento del capitalismo contemporáneo.

Frente a esa lógica demencial, es necesario revisitar y analizar toda la historia de la oposición al sistema capitalista, y en contra de la matriz bélica anidada en el núcleo del capitalismo depredador, para situar de una manera lúcida, la necesaria convergencia en un “movimiento de movimientos” que permita la confluencia de múltiples actores y causas, en contra de la guerra. Convergencia también en torno a la construcción de la paz. Superar el inmenso problema de lograr la confluencia virtuosa entre diversas luchas: contra la crueldad y la violencia de una explotación sin fin, contra el patriarcado, contra el racismo, contra la destrucción ecológica y el calentamiento global, entre otras crisis cuya concatenación compleja, deberíamos estar estudiando , esas cartografías -en tiempo real- para, partiendo de ese mapeo, determinar el objetivo central de una política prefigurativa, común, compartida, capaz de abrir los cauces para una nueva creación política verdaderamente democrática, una democracia substantiva, entendida como una forma de vida antinómica a la destrucción demencial -criminal- en curso, a la que nos conduce el camino sin salida que actualmente seguimos -increíblemente-, “alucinando”, sin rebelarnos, como si esa “normalización suicida” fuera nuestro único destino posible.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img