12.8 C
Zacatecas
lunes, 20 mayo, 2024
spot_img

Sobre la fundación de Santa Elena del Río Grande

Más Leídas

- Publicidad -

Por: CÉSAR EDUARDO GUTIÉRREZ ROJAS •

El 18 de agosto, según el santoral del Vaticano, se conmemora a santa Elena. Ella fue la madre del emperador romano Cayo Flavio Valerio Aurelio Constantino. Elena fue una cristiana que dedicó parte de su vida a encontrar la vera cruz, donde fue crucificado Jesús. En este día, en la ciudad de Río Grande, ubicada al noroeste de Zacatecas, se festeja el aniversario de su fundación; por tal motivo, y debido a la imperante tradición católica, santa Elena es considerada la patrona religiosa de la región.

- Publicidad -

Hace un año, en 2012, durante las festividades y en la quema de los juegos pirotécnicos, e incluso por parte de algunas autoridades locales, se manifestó que se celebraban 450 añosde la fundación de la ciudad de Río Grande. Pero es un supuesto. Expreso que es un supuesto, pues no se cuenta con documentos que respaldenque fue ese exacto el día de la fundación, el 18 de agosto de 1562. ¿Entonces cómo podemos ubicar cronológicamente el acontecimiento? ¿Cómo sucedió?

Para examinar el dato es necesario comprender el periodo de las empresas de exploración y colonización del norte de la Nueva España. Las incursiones eran la mayor apuesta y a la vez un considerable peligro para los aventureros hispanos. Ello se debía a las manifestaciones violentas por parte de los nativos norteños. Las empresas colonizadoras no fueron fáciles. Entonces se optó por estrategias basadas en un primer momento por la espada, después por la cruz y por último las pacificaciones.

Por estas condiciones, los españoles que llegaban a América, en busca de una mejora económica, se instalaban en los ejércitos destinados a las conquistas. Pero sucedieron más levantamientos de indios. Es la llamada Guerra Chichimeca. Las comunidades estuvieron expuestas a ataques; por lo que la milicia se dedicó a defender lo fundado, sin abandonar la búsqueda de más recursos.

La resistencia de los blancos era por parte de acciones particulares, con un efectivo respaldo formal de la corona. Los encomenderos entonces defendían su patrimonio recién obtenido. Dentro de lasmilicias también había peninsulares que veían esta guerra como una oportunidad para obtener una merced o encomienda por parte de la corona. La recompensa era consecuenciadel servicio fiel y digno al soberano.

El descubrimiento de las minas de Zacatecas, en 1546, despertó el énfasis de invertir en la búsqueda de más yacimientos; además de ir creando poblaciones. Las nuevas fundaciones eran con el objeto de abastecer de los recursos necesarios a los nuevos centros mineros y protegerlos de los ataques de los indios. Es en esa fase donde, de la mano de conquistadores como Francisco de Ibarra, las tierras bajo el manto hispano aumentaron, pues fueron fundados varios reales de minas y pueblos.

Con la paulatina victoria de los hispanos, el virrey (de 1566 a 1567) Gastón de Peralta, marqués de Falces, fomentó una época de paz en la Nueva España. En particular, como recompensa a la fidelidad demostrada durante la defensa del mineral de Mazapil, el capitán Alonso López de Lois fue recompensado por sus labores militares, dando autorización de merced, en el año de 1567.

Según Salvador Gómez Molina y Benjamín Morquecho Guerrero, autores de la Monografía de Río Grande, el crédito fundacional es del capitán Alonso López de Lois. El historiador coahuilense Vito Alessio Robles, en su obra Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España, señaló que López de Lois, oriundo del Consejo de Castropol (en el occidente asturiano, colindante con Galicia) y residente en la Nueva Galicia, desde antes de 1562, vivía con su esposa Marina González en Río Grande. Y allí nació Leonor López de Lois, quien luego fue esposa de Francisco de Urdiñola.

Otra referencia sobre el capitán Alonso López de Lois, es proporcionada en Descripción geográfica de los reinos de Nueva Galicia, Nueva Vizcaya y Nuevo León, de Fray Alonso de la Mota y Escobar. En el texto menciona que al norte y poniente de las riberas del Río Grande, aproximadamente a cinco leguas de la hacienda de Medina, se encuentra una congregación de cuatro o cinco españoles que llaman el Asiento del Capitán Lois, donde todos son labradores y obtienen gran cantidad de trigo. También indica la posesión de molinos que funcionan y muelen con el agua del citado río.

La fundación del municipio de Río Grande se le atribuye al capitán oriundo de la región de Asturias, por ser la primera persona de la que se tiene registro que habitó en el lugar. Según la tradición oral fue un 18 de agosto, día de Santa Elena. Pero hasta hoy no se cuenta con documentos que avalen la fecha exacta, pero por la autorización de la merced a López de Lois y otros soldados, se piensa que ocurrió entre 1562 y 1567.

*Estudiante de la Lic. en Historia/ UAZ
[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -