13.1 C
Zacatecas
lunes, 27 junio, 2022
spot_img

El reto de la apropiación social de los museos

Alba de Papel

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RITA DIAZ CONTRERAS •

En el Siglo XX se asumió el concepto de cultura como patrimonio, y el proceso de su institucionalización para adquirir el control y su gestión, al menos para México y sus Estados ha sido un camino difícil, con un fuerte centralismo y dificultad interpretativa en sus medios de producción.

- Publicidad -

A partir de la dolorosa pandemia, descubrimos que la cultura cara a cara ya no sería la única vía para la apreciación, sensibilización y formación de ciudadanos con valores éticos y culturales, y que su vertiginoso incremento en medios virtuales abriría nuevas posibilidades, de hecho, inimaginables para el desarrollo cultural.

No obstante, los museos entraron en un compás de tortuosa espera para abrir sus puertas, a pesar de ciertos esfuerzos de muchos de ellos que aprovecharon el mundo digital para dar a conocer sus acervos, en un heroico intento de mantener contacto con el público, con resultados medianamente aceptables.

En nuestro País, hay mil 405 museos, de los cuales 162 se encuentran en la Ciudad de México, 94 en Jalisco, 81 en el Estado de México y 76 en Puebla, donde también en algunos de ellos, no sólo encontramos la monumentalidad histórica de las construcciones que los albergan, sino colecciones de extraordinaria diversidad que dan cuenta de la sensible vocación cultural de toda la nación mexicana.

En ellos, ya sean museos de la federación, estatales, regionales o comunitarios, prevalece la intención de convertirse en espacios democráticos: abiertos a la mirada de los otros, a la intervención plural y decidida de transformarse en referentes idóneos para la afirmación de la memoria y la identidad, de la recreación y el ocio productivo.

En la reciente celebración del Día Internacional de los Museos, establecida por el ICOM (Consejo Internacional de Museos, 1946), el Gobierno de Zacatecas a través de sus instancias formales, desplegó un programa de actividades que va en busca de que éstos se vinculen y desarrollen sentido de pertenencia y de apropiación por parte de la comunidad, una palabra sufrida y temeraria que está cincelándose con nuevos significados dentro de una crisis sanitaria que aún no concluye y cuyo final, desconocemos.

Tras la inercia de varios años y el agobiante déficit presupuestario que se ha establecido como “normal”, el Instituto Zacatecano de Cultura, órgano responsable de la política cultural en la Entidad, ha emprendido actividades a favor de la creatividad, no para un solo día, o una semana, sino acciones globales que se desarrollarán durante todo el año, en el afán reiterado de crear una nueva comunidad cercana a los museos y al rico patrimonio que poseen.

Con razón se ha dicho que Zacatecas Capital, es por sí misma una ciudad museo, que sigue siendo una promesa para alcanzar su destino como joya única del turismo cultural, con clase, habitabilidad y mucha cultura, donde la excepcionalidad de sus museos, fortalecen poderosamente el imán de su vocación, ya que la riqueza de sus colecciones, son insuperables no sólo en México, sino en el mundo.

Las propuestas del Rafael Coronel, Pedro Coronel, Manuel Felguérez, Goitia y Zacatecano son una maravillosa conjunción de la diversidad estética: distintas corrientes que transitan entre arte prehispánico y novohispano, modernismo y arte mexicano; figurativo, abstracto y contemporáneo en momentos claves de la historia nacional, que hace notable la importancia de los personajes que dan nombre a estos recintos, que históricamente enriquecieron la plástica mexicana.

Que con gran nobleza hicieron figurar a Zacatecas, en un plano de distinción por su entrega al arte y devoción por México y sus raíces profundas, asumiéndose también como coleccionistas de un arte popular mexicano y otro universal, de una dimensión extraordinaria, que catapulta a los Museos Rafael y Pedro Coronel, como únicos a nivel mundial.

El Felguérez, también es una joya de la abstracción, de la matemática poética y la disrupción frente a esquemas tradicionales y el Goitia, es también un corredor de artistas zacatecanos, de Goitia y de Ruelas, donde este último es el ejemplo vivo del arte modernista, de la renovación y el romanticismo en México.

Sin duda, un tema para especialistas que tienen infinitamente mucho más que decir, sobre la riqueza de nuestros museos, sus colecciones y sus artistas, por lo que bueno sería trazar más líneas de investigación para saber más, incluyendo las de Bordados Huicholes, Retablos, Herrería y Numismática del Museo Zacatecano.

Trabajemos por lograr que en los niños y los jóvenes se cultive el gusto por visitar los museos, porque finalmente son espacios de comunicación entre el pasado y el presente, un enlazamiento entre el entonces y el hoy, desde la perspectiva crítica del presente, impulsados en la idea de que un museo es parte de la educación, para forjar la esperanza de un mundo mejor.

Texto dedicado a custodios, vigilantes, intendentes y personal de museos.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias