9.7 C
Zacatecas
lunes, 30 enero, 2023
spot_img

■ México Lindo y Podrido… y Zacatecas otro tanto

Los caminantes de la Navidad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JOSE DE JESUS REYES RUIZ •

Estos, los tiempos del advenimiento de JESÚS – los tiempos de adviento – son también los tiempos de tomar el camino en búsqueda de nuestros seres más queridos. 

- Publicidad -

No nos olvidemos que JOSÉ hace más de dos mil años, tomo a su esposa MARÍA embarazada y a punto de dar LA LUZ – por circunstancias del censo que las autoridades promovían y donde los habitantes de la ANTIGUA PALESTINA tenían que acudir a sus lugares de origen y nacimiento para hacerlo – por lo que con algunas cosas y un borrico como medio de transporte, se traslado de su lugar de residencia en NAZARETH en el noroeste de lo que hoy en día es el estado de ISRAEL, hacia su lugar de origen al SURESTE DE JERUSALEM, en el pequeño poblado de BELÉN.

No iba en búsqueda de sus seres queridos, simplemente caminaba para cumplir una obligación en los momentos en que se aceleró el proceso del parto de MARÍA, así la historia que se sigue contando es que esta pareja suplicó ser hospedada para que MARÍA diera a LUZ al SALVADOR DEL MUNDO, pero nadie quiso ayudarles y es el primer elemento que debe mover nuestro pensamiento al respecto de esos hechos que ocurrieron hace ya tanto tiempo. Finalmente, en las márgenes del pequeño poblado de BELÉN alguien les ofreció la humildad de un establo donde solamente había paja en un pesebre para alimentar a los animales, y ahí nació un personaje que cambiaria para siempre el curso de la historia.

En los tiempos en que vivimos sobre todo en estos tiempos de la natividad del señor, sabemos que la mayoría de los seres humanos caminan en la búsqueda de encontrar a sus seres queridos y compartir con ellos la llamada cena de la noche buena. En este contexto,  cientos, tal vez miles de maravillosos seres humanos que tiempo atrás dejaron sus tierras en la búsqueda de un mejor destino, cuando pueden – porque muchas veces sus papeles en trámite o la ausencia de los mismos se los impide – deciden tomar el camino de regreso, y buscar su origen no guiándose en la estrella como siglos atrás lo hicieran los reyes magos que venían del oriente, nuestros migrantes, nuestros hermanos que se fueron regresan a casa con todo y las dificultades que se encuentran en los caminos cada vez más peligrosos del norte de nuestro país.

Vienen como los reyes magos cargados de regalos para aquellos que dejaron atrás – pero que podrán ver de nuevo – traen juguetes, bicicletas, aparatos electrónicos y al final si es necesario dejaran aquí sus medios de transporte para que ayude a la difícil supervivencia de quienes se quedaron en casa.

Son ellos, que duda cabe los grandes héroes de los tiempos en que vivimos, la cantidad de dineros que les envían a sus familias no solamente ayuda en su sostenimiento sino también es parte importante de la economía del país que en algún momento los forzó a desplazarse en la búsqueda de un mejor futuro, hoy sabemos que gracias a su esfuerzo estas cantidades se han multiplicado como los peses y los panes de otros tiempos, y que de 30 mil millones de dólares actualmente se reciben mas de 50 mil millones de dólares es decir cifras alrededor de un millón de millones de pesos – UN BILLÓN – que nos da un respiro no solo a los familiares de aquellos a los que se les envían sino absolutamente a todos los mexicanos.

¿Y cómo les pagamos? Con los abusos de lo que antes fue la POLICÍA FEDERAL y hoy GUARDIA NACIONAL quienes sin pensar por un momento en los tiempos de las navidades que tendrían que ser tiempos de armonía de hermandad, de cariño y respeto, realizan todo lo contrario, los extorsionan a más no poder por lo que estos maravillosos seres humanos, nuestros paisanos tienen que seguir su camino dejando los dólares con los que pudieron cargar a sabiendas de que estas “mordidas” son algo natural en este país donde existe una total y absoluta falta de Estado de Derecho.

Pero por si eso no fuera poco tenemos un nuevo elemento que es el de la violencia e inseguridad que se vive en las grandes ciudades, pero también en las carreteras que inevitablemente tienen que utilizar para llegar a donde sus familiares los esperan. Y mientras las autoridades siempre dispuestas de declarar mentiras a diestra y a siniestra, ellos además del robo en despoblado que sufren de quienes tendrían la obligación de vigilar su traslado seguro, les extorsionan y los dejan además expuestos a un CRIMEN ORGANIZADO que sólo busca los caminos para robar, y matar no sólo entre sí, sino también hacia aquellos que nada tienen que ver con lo que sucede en este triste México en el que nos tocó vivir.

Pero la mayoría de estos héroes nacionales no pierden el ánimo, con todo y los tropiezos siguen adelante hasta que llegan a ser abrazados y abrazar a la madre, a la esposa o a los hijos a quienes tienen años de no ver, y eso les permite entender que fue un riesgo bien pagado, el de ese difícil regreso a casa.

Y mientras ellos caminan del norte hacia el sur en la búsqueda de aquellos que dejaron atrás, otros apenas emprenden el accidentado camino hacia el norte, sorteando cualquier cantidad de peligros y la gran mayoría de las veces engañados por traficantes de personas que a cambio de decenas de miles de dólares les aseguran que lograran acceder al sueño americano, el cual menos del 5% de quienes emprenden ese caminar lo logran.

Migrantes que regresan, migrantes que van unos caminando hacia el sur y otros hacia el norte, estos últimos les vemos en los cruceros y en las calles de nuestras sufridas ciudades pidiendo una moneda para poder comer, a otros que lograron llegar a su destino les vemos sufrir los fríos congelados de los tiempos de navidad para cruzar en balsas o en cámaras infladas, y atravesar el río buscando simplemente entregarse en las garras de las policías fronterizas solo para ver que les regresan unos días más tarde.

MARÍA Y JOSÉ caminaron por obligación y sufrieron los fríos y las dificultades para poder llegar a un destino marginal donde nació su hijo JESÚS y con él; EL VERBO SE HIZO CARNE con todo lo que ello implicó en la historia de la humanidad, CON JESÚS NACIÓ UNA LUZ DE ESPERANZA y claro de SALVACIÓN, y esa luz aun ilumina el difícil caminar de aquellos hermanos migrantes, los que se van y los que regresan.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img