12.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

El grupo modelo y los dogmas neoliberales

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS • Araceli Rodarte •

Las últimas semanas notas periodísticas publicadas en distintos medios dan cuenta de tres asuntos relacionados con la política de los nuevos propietarios del grupo Modelo, y los resultados de su  aplicación concreta en Zacatecas por parte de quienes están a cargo de la dirección de la planta cervecera ubicada en el municipio de Calera. Un caso se refiere a las dificultades que están teniendo diversas empresas para tener acceso al gas natural que ya fluye por el gasoducto recién inaugurado, en cuya administración la cervecera tiene el poder de decisión. Un segundo caso es el conflicto laboral surgido por una nueva oleada de despidos de trabajadores, y el tercer caso tiene que ver con el conflicto de la cervecera con el grupo de transportistas zacatecanos que por años han prestado sus servicios a esa empresa y ahora se enfrentan a una negociación que amenaza dejarlos sin materia de trabajo.

- Publicidad -

En el primer caso se observa un comportamiento frío y sin compromiso social de la cervecera que aprovecha la situación casi monopólica en la administración del gasoducto para determinar el ritmo que seguirán las conexiones ¿y los precios del gas? a las empresas que las están solicitando.  En nuestra opinión, este problema tiene su causa de fondo en el error de haber concesionado la construcción del gasoducto al sector privado, en lugar de que lo hubiera construido Pemex, como la gran mayoría de las obras de este tipo que operan en el país. Como es evidente, sería insensato que una sociedad permita que varias empresas compitan entre ellas construyendo cada una su propio gasoducto, de lo que se deriva que el servicio de transporte de gas, como el de la electricidad, constituye un monopolio natural que debería estar en manos del Estado. Las consecuencias de la conducta privatizadora de las autoridades responsables apenas se están mostrando por haber dejado que sea el interés económico del grupo Modelo el que determine las decisiones sobre un asunto tan importante.

Los otros dos asuntos reflejan inmediatamente la falta de compromiso de la cervecera con la sociedad que le permite sobreexplotar sus acuíferos. Incrementar las ganancias a costa de eliminar trabajo humano es la esencia del modelo neoliberal, y hoy estamos siendo testigos de la aplicación de ese principio sin ninguna consideración sobre los problemas sociales que esas políticas generan. Los accionistas dueños del grupo Modelo determinan las llamadas reestructuraciones sin considerar la situación de la sociedad del municipio de Calera y Zacatecas. Lo único que les importa son sus rendimientos.

Los tres casos presentados arriba ilustran claramente las tendencias principales del capitalismo salvaje, de la economía que mata, papa Francisco dixit: la primera es la creciente irrelevancia del trabajo humano ante el vertiginoso ritmo de sustitución por los avances tecnológicos, la segunda es el fortalecimiento de las empresas mono y oligopólicas y la utilización de su poder para eliminar empresas medianas y pequeñas, y la tercera es su autismo frente a los problemas ambientales que su operación genera, en este caso, el grave abatimiento de los acuíferos de los que hasta hoy dependemos la mayoría de los zacatecanos. Hay que evaluar el costo social de esa empresa.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias