23.6 C
Zacatecas
lunes, 22 julio, 2024
spot_img

Miles de estudiantes efectúan marcha silenciosa; exigen la aparición con vida de 43 normalistas de Ayotzinapa

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA • Araceli Rodarte • Admin •

■ Atentado a alumnos de Guerrero, parte de la intención para desaparecer el normalismo rural

- Publicidad -

■ “No es posible que en un país como éste la justicia solamente es para los malos”, afirman

“Los enterraron pero no sabían que eran semillas y ahora están brotando. Ojo por ojo”, expresaba un estudiante a través de una cartulina que portaba en sus manos. Unos más cargaban grandes mantas y muchos otros llevaron veladoras e incluso antorchas, con la esperanza de encontrar con vida a los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Raúl Isidro Burgos, desaparecidos el pasado 26 de septiembre.

Así transcurrió la marcha del silencio realizada anoche en la capital del estado, en la que participaron, de acuerdo con los asistentes, entre 2 mil y 3 mil estudiantes de prácticamente todas las universidades e instituciones de educación superior de la entidad.

La concentración de estudiantes comenzó desde las 18 horas, en su mayoría con indumentaria blanca, como se había establecido. Después llegaron alrededor de 200 alumnos de la Normal Rural de San Marcos, General Matías Ramos Santos, en su mayoría mujeres, porque los hombres de segundo y tercer año se trasladaron al estado de Guerrero para acompañar las movilizaciones, aunque primero hicieron una escala en el Distrito Federal, donde participaron en la megamarcha de ayer.

Al oscurecer, el resplandor de las veladoras se hizo visible y el contingente de alumnos de la Normal Rural de San Marcos, la Universidad Autónoma de Zacatecas, la Universidad Pedagógica Nacional, la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Benemérita Escuela Normal Manuel Ávila Camacho, entre otros, avanzó silenciosamente por el bulevar Adolfo López Mateos, hasta llegar a Plaza Bicentenario.

“No es posible que en un país como éste la justicia solamente es para los malos y nunca para los buenos que somos los estudiantes. Yo no entiendo cuál delito puede cometer un estudiante normalista para que le haya ocurrido eso, que estén muertos o sigan desaparecidos”, expresó un estudiante de la UPN.

“Cada vez la situación es más fuerte y hay más injusticia. Por eso lo que estamos buscando de manera pacífica es la aparición de los 43 normalistas desaparecidos. Si ellos no aparecen con vida, siento que mi universidad, todas las instituciones y cualquier persona con sentido común, vamos a actuar y será ojo por ojo: si el gobierno le causa este daño a nuestra sociedad, a nuestros alumnos, a nuestra patria, de alguna manera nosotros también le causaremos el mismo daño al gobierno”, advirtió.

Un sinnúmero de personas usó veladoras o antorchas ■ fotos: ernesto moreno

Otro estudiante portaba una cartulina con el mensaje: “Policías corruptos privan de su libertad a alumnos inocentes llenos de humildad, que encubren sus errores con su narcocomplicidad, pues no hay peor mentira que callarse una verdad”.

Heriberto Camarillo Robles, alumno de segundo año en la Normal Rural de San Marcos, señaló que el atentado a sus compañeros de Guerrero es parte de esa intencionalidad para desaparecer el normalismo rural.

Sin embargo, recuerda que esas Normales brindan educación a jóvenes en situación de pobreza, hijos de campesinos o de obreros, y si no fuera por ellas, muchos no tendrían la posibilidad de estudiar una carrera profesional: “En nuestro estado hay pobreza y hay gente que verdaderamente necesitamos a la Normal Rural”.

Además de acceder a la educación superior, en el normalismo rural encuentran una formación crítica, basada en preceptos socialistas, y después de lo ocurrido con sus compañeros de Ayotzinapa, afirma que “la historia se repite”.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -