15.8 C
Zacatecas
jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img

Divulgación de convenio de 2007 afecta la actual coyuntura en la UAZ: Romo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ Persiste la idea de resolver el problema financiero a partir de quitar prestaciones, puntualiza

- Publicidad -

■ Hay un juego de intereses que se van adecuando a la perspectiva de cada uno de los rectores, dice

La divulgación del convenio firmado en 2007 entre autoridades de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y la Secretaría de Educación Pública (SEP), mediante el cual la Rectoría se compromete a modificar algunos aspectos de los Contratos Colectivos, afecta la actual coyuntura institucional, puesto que pone en la mesa la revisión contractual, tema que durante muchos años se había evitado, opinó Benjamín Romo Moreno, docente de la Unidad Académica de Economía.

Señaló que durante muchos años, la visión de Gobierno Federal respecto al problema de la UAZ, es que se debe a las prestaciones establecidas en los Contratos Colectivos, y por lo tanto han insinuado su modificación.

La última ocasión en que se trastocaron los contratos fue cuando se aumentó el periodo de trabajo del personal docente y administrativo, de 25 a 30 años para aspirar a la jubilación, pero el resto de las prestaciones quedaron intactas.

“Se sigue manteniendo la idea de resolver el problema financiero a partir de quitar prestaciones que están en los Contratos Colectivos. Esto se ha reiterado muchas veces y muestra de ello es el documento que se dio a conocer el año pasado en el que se pide lo mismo que en ese convenio de 2007”, expuso.

“Es una constante. Aquí lo que tenemos que ver es el juego que a ese tipo de insinuaciones hacen las autoridades universitarias, juego que no pasa por el conocimiento del Consejo ni de la comunidad universitaria”, agregó.

Romo Moreno explicó que esas negociaciones se efectúan con intervención de políticos, como resultado de gestiones en términos financieros, pero sin informar los compromisos derivados de ello.

“Hay un juego de intereses que se van adecuando a la perspectiva de cada uno de los rectores, pues para todos es conocido que los rectores han tenido respaldo de partidos políticos en su gestión, pero estos tampoco se hacen evidentes ni se comunican. Hay un entramado de intereses partidarios y proyección de los rectores y los grupos que los llevaron a la Rectoría”, puntualizó.

En el caso del convenio firmado en 2007, mencionó que lo relevante es conocer qué hizo el entonces rector, si insinuó, instrumentó o presionó modificaciones a los Contratos Colectivos, y conocer en qué medida obligó a las autoridades a constreñir o reducir las  prestaciones.

Es importante “porque ahora tenemos una situación similar y debemos saber cuáles de las peticiones ha aceptado el rector, porque es la misma estrategia, dar recursos para resolver problemas financieros a cambio de ciertos condicionamientos”, según Romo Moreno.

Manifestó además que este momento en el que se dio a conocer ese convenio es “muy inoportuno”, porque en los sindicatos no se manejaba la idea de revisar y modificar el contrato, pero ahora será un tema que estará en el centro de la discusión.

“Me parece que es un momento inoportuno para la Universidad, para los sindicatos, y puede ser oportuno para otros protagonistas del movimiento político que se está viviendo en el estado. Ahí si hay directamente beneficiados con esto al exterior y al interior de la UAZ”, indicó.

Reiteró la necesidad de conocer si Armando Silva Cháirez ha firmado algo similar, luego de que Gobierno Federal le planteó modificar el contrato a través de un documento, “o a lo mejor dentro de 10 años vamos a conocer el convenio”.

Puntualizó que Alfredo Femat Bañuelos, a pesar de haber firmado el convenio, no cumplió con esos compromisos y a final de cuentas no quedó en entredicho con la Universidad ni con los sindicatos, pero sí con Gobierno Federal, que en su momento pudo haber reclamado.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias