18 C
Zacatecas
lunes, 6 diciembre, 2021

Guerra es paz. Libertad es esclavitud. Ignorancia es fuerza

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SINDY ESPINOSA MEDINA •

La Gualdra 504 / Río de palabras

- Publicidad -

Un día desperté y todo era diferente, bueno, no diferente, era peor de como dejé las cosas la noche anterior. Me había propuesto a soñar con unicornios y con el tesoro al final del arcoíris, pero cuando llegué por fin, el baúl no tenía monedas brillantes de oro, lo que tenía era heces… repleto y desbordante. Aún recuerdo cuando mi mayor problema era llevarme una cucharada a la boca sin ensuciar mi ropa, ahora la situación es distinta, hay que ensuciarse para poder comer. Hay que hilar con calma las ideas y sin embargo me es muy complicado pensar con el estómago vacío, no solo de alimento sino de esperanza, de lucidez, de seguridad en uno mismo. Principalmente esto último, se ha perdido. No puedo pretender que lo que escribo le servirá de algún modo a quien lo lea, sobre todo si como yo cuenta hasta el último centavo, no para llegar a la siguiente quincena, ni para llegar a fin de mes, sino para ver cuántas Maruchan alcanza a consumir antes de que su inminente y completa extinción nos prive de su salado consuelo. 

Tal vez esto sea pasajero, en cuanto se instale el ministerio de la abundancia (minindancia, por sus siglas en neo lenguaje inclusivo) todo volverá a la normalidad, ojalá pronto se nombre al ministro correspondiente. La prioridad del líder del partido desde hace tres años fue limpiar al país de la corrupción, lo está logrando de a poco, solo quedan unos cuantos que se aferran al poder de sus privilegios; poquitos, serán tres, no, menos, como cinco. Los cuentas con los dedos de una mano. Hemos puesto la salvación de nuestra patria en manos de nuestro líder electo para esta ciudad, confiamos en su transparente sabiduría, sabemos que hará las cosas bien.

Siempre había imaginado este mundo utópico, de terciopelo, con las libertades que no creía fueran mi derecho. ¡Oye, cómo vas a trabajar por un salario! ¡Eso es servir a la burguesía! ¡Opresión! ¡Malthusianismo! En cambio trabajar por amor a la patria y al partido ¡eso sí es libertad! Recuerda las palabras de Bob Marley, “mi riqueza siempre será la vida”. 

Doce de septiembre de 1984. El líder ya tomó posesión de su cargo. Aquellos opositores del partido, privilegiados todavía, han caído. Inicia el protocolo de limpieza, comenzamos a ver el cumplimiento de todas las promesas de igualdad. Todo es nuevo, la ciudad ha quedado en ceros pero la justicia llega con mano dura.

Trece de septiembre de 1984. El enemigo del pueblo planea sabotear el camino hacia el progreso, ¿por qué aún existe quien piensa por sí mismo? Siguen siendo una verdadera molestia. Creo que no ha sido suficiente toda esa música de banda sinaloense y reguetón para el pueblo, hay que hacer más conciertos gratuitos en plazas públicas y kioscos de pueblo.

Probablemente estoy viendo el vaso medio vacío y no medio lleno, sé que nuestro líder tiene tras de sí solo buenas intenciones, cansado como nosotros de la tiranía que la democracia nos trajo como cultura, piensa transformar la miseria en algo que aún no comprendemos, algo jamás visto por nadie, algo que no se ha inventado todavía en las artes de la política.

Treinta de septiembre de 1984. Gracias al líder; por su preclara e infinita sabiduría hemos descubierto, entre otras cosas, lo infelices que éramos antes, presos del consumismo, tan individualistas y egoístas con nuestro prójimo. Ahora podemos vernos a los ojos y decir que la ansiada igualdad nos está llegando.

Quince de octubre de 1984. El líder nos ha ayudado mucho, el futuro se ve por demás prometedor. Ya no deseamos las cosas materiales que esta ciudad ofrece, ahora nos hemos vuelto seres espirituales, etéreos e iluminados, logramos tal crecimiento personal que provocaría la envidia de cualquier monje budista, de los más aferrados.

Diecinueve de octubre de 1984. Como un día sí y un día no. En efecto, no he podido dejar esa fea costumbre todavía, sigo en ello, después de todo, ha sido a lo que nos acostumbramos en los gobiernos anteriores: malnacidos. Sin embargo la familias se mantienen unidas, aunque no tengan pan en su mesa, comparten las opiniones de lo mal que estábamos con el partido anterior. La policía del pensamiento está haciendo lo suyo, ha dejado por ahí unos cuantos muertos. Pero eran meras reminiscencias de anteriores líderes. El líder dejó un mensaje claro: la burocracia será innecesaria en el futuro próximo, entorpece el progreso y la economía y el proyecto a la perfectibilidad del hombre. Pronto el estado se manejará solito.

Necesitábamos este cambio indudablemente. Es cierto que la población ha disminuido, pero ya no por muertes violentas, ya nadie es violento aquí, se puede caminar por la calle con la tranquilidad que se espera un sábado luminoso en el parque. Esta disminución es a conciencia de la comunidad, para poder propagar esta política de amor, no solo a otras ciudades, sino al mundo entero.

Sé que el proceso es difícil, pero ahora que lo pienso solo estaba acostumbrada a mi esclavitud, era a fin de cuentas la vida que conocía. Gracias al líder, no solo al de la ciudad sino al del partido, soy libre. Insisto, es doloroso el cambio pero necesario. Ya no tengo ganas de cruzar la frontera de forma ilegal, ya no creo que el estilo de vida del yanqui sea mejor que el mío. Soy mucho mejor, soy tan espiritual que incluso últimamente puedo levitar. ¡No creas que es la falta de vitaminas y omega tres lo que me hace decir esto! Solo falta que los anarquistas que andan por ahí se den cuenta y se unan a este festín de prosperidad. Pero siempre hay gente a la que le gusta ver el mundo arder.

Yo sé que la canasta básica es más cara ahora, pero debemos pensar en el líder, que todo lo hace por nuestro bien, que quien ha robado ha sido la persona moral, que de moral no tiene nada. Esto será solamente en tanto se estabilizan las cosas, el líder tiene apenas poco tiempo, pero ya está demostrando la eficiencia y la eficacia que en toda la historia de la humanidad se había visto jamás. Y mira que ha habido quien lo intentara. Pienso en nuestro benemérito, se queda corto en comparación.

¿Pero sabes que es lo mejor de todo? Que la oposición fue tal mientras estuvo en campaña electoral. Todo el mundo estuvo inconforme con la manera de administrar de nuestros anteriores líderes, todos querían hacer un cambio a su estilo. Ahora la inconformidad de aquellos que desde el privilegio criticaron los anteriores modos de gobernar y robar parecen estar de acuerdo con el nuevo orden, principalmente los legisladores. ¡Que el Creador los guarde muchos años y les depare reelecciones sinfín! Si no fuera por su atingente cooperación, esto sería realmente muy complicado de manejar.

Poco a poco me voy sintiendo más confiada, saber que podemos dormir tranquilos por la noche pues nuestra seguridad ha quedado en buenas manos, educación y salud pública mejoran cada día. Las prioridades han quedado bien establecidas. ¡Primero el pavimento! Porque díganme ustedes ¿qué será de nosotros si nuestros caminos son un desastre de la ingeniería civil? Y todo porque el gobierno anterior seguramente quiso llevar un buen billete a su bolsa. En fin, todo lo que hemos logrado tanto en lo individual como en lo grupal, que no se acabe, que perdure esta unidad, esta autorreflexión, pero sobre todo, que no se nos acabe nuestro líder, que nos proteja muchos años más. Así sea. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-504

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias