3.8 C
Zacatecas
domingo, 27 noviembre, 2022
spot_img
[balazo_top]

Luego de un año

[ljz_balazos]

Más Leídas

- Publicidad -

Luego de un año Ayotzinapa es toda la impotencia. Es la prueba de que nuestra patria se ha convertido en un enorme cementerio. Cada estudiante es cada uno de nosotros pero también, hay que decirlo, cada asesino igualmente lo es: la indiferencia nos está matando, está violando a nuestras hijas y desapareciendo a nuestros jóvenes. Junto a ella, la impunidad tiene las botas manchadas de sangre y una sonrisa espantosa, pero también tiene zapatos negros y cuello blanco, corbata y mancuernillas. Por su parte, la corrupción despierta muy temprano y estrecha manos, en signo de paz, en la misa del domingo. Viene vestida de civil, de militar, de policía. Tiene periódicos, tiene partidos políticos comprados, tiene canales de televisión: la corrupción es cínica.

Muda de tanto hablar, la palabra Ayotzinapa rompe el silencio como si fuera un vidrio, lo cuartea. Es imposible vivir en México con un silencio transparente después de Ayotzinapa. Es imposible no tener vergüenza, no sentir miedo. Los muertos, estos 43, todos los anteriores y los que van a venir, lo preñan todo de desesperanza. Es necesario pedir explicaciones verdaderas, una verdad que sea verdad y no su verdad histórica. Certidumbre, motivos. Es necesaria una paz que no sea resultado del miedo.

- Publicidad -

Lo que tenemos bajo el cielo no es un país sino una llaga. La patria es un dolor.

México no existe: hay que inventarlo.

 

* Poeta yucateco radicado en Cincinnati.

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img