La militarización que inició Calderón se ha profundizado en este gobierno: académico

La militarización que inició Calderón se ha profundizado en este gobierno: académico
Señala que el gobierno reconvirtió a los militares en Guardia Nacional, 50 mil soldados, lo que ha profundizado los procesos de militarización del país FOTO: LA JORNADA ZACATECAS

■ La Guardia Nacional y el Ejército no sólo se usan contra los migrantes en todo el país, sino que se emplean para contener movimientos sociales: Carlos Antonio Aguirre Rojas

■ Opinó que las encuestas que arrojan que el 73% de la población apoya el gobierno de AMLO no son creíbles y es necesario “contrastar el mundo real con las encuestas”

Carlos Antonio Aguirre Rojas, investigador emérito del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (SNI-Conacyt), afirmó que el actual Gobierno Federal se presenta como progresista, pero, por el contrario, ha profundizado las políticas dictadas por el capital.

“Hay una política consciente de presentar a este gobierno, falsamente, como un gobierno progresista, cuando la militarización que inició Felipe Calderón ahora se ha profundizado. Lo que hizo fue reconvertir a los militares del Ejército en Guardia Nacional, 50 mil soldados, pero no se está usando para combatir al narcotráfico, sino que ha profundizado los procesos de militarización del país que venían de los tiempos de Calderón”, dijo.

Aunado a ello, señaló que la Guardia Nacional y el Ejército no solamente se están usando contra los migrantes en todo el país, sino que se utiliza para contener movimientos sociales, pues México “está en víspera de un estallido de grandes proporciones equivalente a la Revolución y a la Guerra de Independencia”.

En ese sentido, durante su participación en la Semana Nacional de Ciencias Sociales organizada por la Unidad Académica de Ciencia Política de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), opinó que las encuestas que arrojan que el 73 por ciento de la población apoya el gobierno de López Obrador no son creíbles y es necesario “contrastar el mundo real con las encuestas”.

De acuerdo con Aguirre Rojas, “yo creo que no son serias estas cifras y creo que no hay que darles demasiada credibilidad. Aunque fueran ciertas no significan nada, porque eso de la opinión pública es algo tan volátil, sobre lo que no se puede construir nada, creo que es fruto de una encuesta muy trucada”.

“Las empresas privadas que hacen las encuestas han reconocido públicamente que se venden al mejor postor. Las encuestadoras le ponen precio a su encuesta y saben los mecanismos trucados a partir de los cuales se va a lograr el resultado obtenido”, expresó.

Para obtener un resultado favorable al presidente en turno, dijo, aplicaron la encuesta a un universo de personas que son simpatizantes del Gobierno Federal e incluso al padrón del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En ese sentido, consideró que la encuesta que arrojó 73 puntos porcentuales a favor de la administración de López Obrador no tiene validez, por el contrario, la población que aprueba este gobierno es mínima.

“¿Quién va a creer en este momento las cifras que dan a conocer? Dicen que 30 millones votaron por López Obrador, pero México tiene 120 millones de habitantes y de ellos 90 millones pudieron participar en el proceso electoral y, de los que lo apoyaron, dudo mucho que ahora vuelvan a apoyarlo”.

Aguirre Rojas indicó que en la calle hay mucha decepción de un sector importante que votó por él y que ahora está decepcionada del gobierno en muchos aspectos, por lo que no se puede jactar de que haya gran credibilidad en las cifras que dan a conocer.

Recordó que en el proceso electoral había un padrón de 90 millones de mexicanos y de ellos solamente 30 millones votaron por López Obrador, lo que significa que dos terceras partes no votaron por él.

Además, comentó que la cifra de ciudadanos que no votaron a favor de López Obrador puede alcanzar los 70 u 80 millones, ya que hay un amplio sector de indígenas que no cuentan con acta de nacimiento ni credencial del Instituto Nacional Electoral o bien personas que no se registraron por diversas circunstancias.

Sobre “La contribución del neozapatismo a la Teoría del Poder”, expuso que una de las razones del impacto mundial del neozapatismo se debe a que fue el que invirtió el clima predominante después de la caída del muro de Berlín en 1089.

Aguirre Rojas dijo que “mucha gente que había creído toda su vida en el socialismo, en la URSS, o en el socialismo en China, vino la caída del muro de Berlín y hubo gente que literalmente se suicidó porque pensó que la causa a la que habían dedicado toda su vida había perdido sentido”.

No obstante, mucha gente también “se desencantó del socialismo de la Unión Soviética que en realidad era un capitalismo de Estado, del socialismo de China que para esas fechas ya se había vuelto capitalismo de Estado y del socialismo de Europa oriental que de socialismo no tenía más que el nombre”.

En ese momento, afirmó que fue el neozapatismo el que devolvió la esperanza a nivel mundial a todos los movimientos y sectores de izquierda, porque demostró que podía haber un cambio social radical.

Asimismo, refirió que los movimientos indígenas duraron 500 años marginados e invisibilizados, pero a partir del primero de enero de 1994, gracias al neozapatismo, todos los pueblos indígenas en América Latina transitaron de una posición defensiva a una ofensiva.

Finalmente, Aguirre Rojas concluyó que “todo lo que han conquistado los pueblos indígenas en Ecuador, en Bolivia, en Chile, en Colombia, se lo deben en parte al levantamiento armado del primero de enero de 1994 y ese es otro de los grandes méritos”.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ