Lo vi venir

Lo vi venir

La Gualdra 494 / Río de palabras

Lo vi venir, así igualito que como lo retratan en la tele, con su cara redondita, redondita; sus picos y esa señal de la realeza que dicen que es de ahí de donde proviene su nombre. Mi viejo dice que no es verdad, que eran alucinaciones, que es porque me la paso en el Facebook leyendo las noticias o porque me comparten mis comadres las cadenas que pasan por el WhatsApp; pero no, le juro que sí era, era igualito. Hasta de color verde como dicen que aparece debajo de los micro, micro, microscopios. Yo no sé mucho de física, de biología ni de esas cosas porque pues ya ve que siempre me saltaba esas clases para irme a pasear con mi viejo cuando todavía éramos novios; pero sí me acuerdo de las pocas veces que fui a esa clase, de los bichos, de los virus que se trasmiten tan fácilmente como la gripe. Pues como se lo digo, así igualito lo vi y venía directito hacia mí para atraparme con sus garras. Mire, estaba sudando, no eran delirios, me temblaban las piernas y me dolían todos los huesos. Y la cabeza parecía que me iba a estallar conforme el virus se iba acercando, nomás se me rodaban las lágrimas de tristeza: y si ya no puedo respirar, si me internan y me conectan a un tubo; si no puedo volver a ver a mis hijos. Ay, no, la verdad no le deseo a nadie esas visiones. Fue mi viejo quien me trajo a la realidad: son alucinaciones te digo, así les pasa a muchos. Entonces hice recuento de lo que escuché en la fila de la vacuna. Sí, son los efectos; porque de pronto sin darme cuenta desapareció perdiéndose en la nada y con él todos los miedos y pesares. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_494

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ